Responsabilidad Civil confirma su solidez y revalida su potencial de crecimiento

Responsabilidad Civil confirma su solidez y revalida su potencial de crecimiento

El ramo de Responsabilidad Civil crece sostenidamente desde 2015 y acelera su repunte de primas en el primer semestre de 2019, aunque las perspectivas son de crecimiento moderado en consonancia con su carácter de mercado maduro.

El ramo de Responsabilidad Civil cerró el ejercicio 2018 con un volumen de primas imputadas brutas de 1.071 millones de euros, frente a los 993 de 2017, lo que supone un crecimiento del 7,87%, “confirmando la solidez de la que goza el ramo, así como su potencial de crecimiento”, de acuerdo con el Informe de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) correspondiente a 2018.

Margen técnico elevado

El ramo tiene un margen técnico elevado debido a que su ratio de siniestralidad, situado en el 51,36%, es uno de los más bajos de No Vida. “No obstante, hay que tener en cuenta que la volatilidad en este ramo es elevada y está fuertemente condicionada por la política de reaseguro de las entidades”, advierte el documento.

Asimismo, la DGSFP destaca especialmente en este ramo el ratio de gastos de adquisición, que en 2018 alcanzó un 22,78%, “claramente por encima de la media de todos los ramos No Vida”.

En relación con el resultado, “el componente técnico continúa con ascenso alcanzando un 10,75%, mientras que el resultado financiero se reduce ligeramente hasta un 2,43%”, señala el informe.

Tendencia positiva

Según subraya Gonzalo Mateos, Financial Lines & Claims manager de Iberian Group, de acuerdo con datos de Icea, “el crecimiento del ramo entre enero y junio de 2019 ha sido del 2,44%, muy por encima del 0,47% que registró en estas mismas fechas en 2018”. En este punto, Félix Ferrer-Dalmau, director ejecutivo de la agencia de suscripción de Lloyd’s Crouco, valora que “este primer semestre se ha confirmado una tendencia positiva que nos acompaña desde el 2016 y creemos que va a continuar el 2019, ya que las expectativas de crecimiento económico así lo hacen suponer. 2020 se percibe una desaceleración a nivel global, por lo que estaremos a la expectativa”, matiza.

Mercado maduro

“Estamos en un mercado en fase madura a la espera de una evolución de la oferta aseguradora”, apunta Nerea de la Fuente, directora de Suscripción técnica de Hiscox. Bajo su punto de vista, “es una realidad el hecho de que cada día es mayor la conciencia de los españoles hacia que, ya sea en nuestra actividad profesional o personal, existe la posibilidad de poder producir un daño a un tercero y debas indemnizar esos daños. Por ejemplo, cada día es más habitual que entre empresas y profesionales se exijan este tipo de coberturas para poder colaborar juntos. Así, una vez conscientes de la necesidad, es labor de aseguradoras y mediadores impulsar el mercado a través de productos que conquisten a potenciales asegurados”, opina.

Para Carmen Cobeta, directora de Responsabilidad Civil de QBE Europe en España, “el ramo experimenta un crecimiento continuado desde el año 2015, y las perspectivas de futuro se mantienen en la línea del año pasado con crecimientos moderados, y en cualquier caso sigue habiendo oportunidades de crecimiento en riesgos multinacionales”.