Tecnología, clave en tiempos de pandemia

Tecnología, clave en tiempos de pandemia

La crisis del Covid-19 ha puesto en evidencia el valor de la inversión en tecnología en el sector asegurador y los expertos prevén un auge de herramientas como el entorno cloud en el futuro inmediato.

El estallido de la crisis del Covid-19 ha obligado a millones de empresas de todo el mundo a adaptarse a una nueva realidad marcada por la distancia física. En este panorama, la tecnología ha cobrado una importancia clave para poder continuar con la actividad por medios telemáticos. Pero, ¿acelerará la pandemia del coronavirus la inversión en tecnología de cara al futuro en el sector asegurador? “Creo que sí”, responde Román Mestre, socio fundador de Melmacia. “Los actores menos afectados han visto que la inversión en tecnología es rentable ya que permite anticiparse a escenarios que incluso éramos incapaces de imaginar. Ya no hay vuelta atrás en este camino hacia la digitalización y vemos como los corredores son ahora más receptivos a la hora de valorar proyectos tecnológicos con un fuerte componente tecnológico”, observa.

“Muchas empresas se han dado cuenta de la importancia de tener su negocio soportado por la tecnología adecuada que le ayude a adaptarse rápidamente a los cambios y mantener su actividad en la medida de lo posible”, abunda Nuria Alfaro Pérez, responsable Comercial, MK y Comunicación de Ebroker. En su opinión, “ahora somos más conscientes de que la tecnología es fundamental para continuar con la actividad empresarial ante cualquier circunstancia. Quienes no estaban preparados para afrontar esta situación y han visto muy afectado su negocio por no disponer de los sistemas adecuados, indudablemente deberán invertir en tecnología”.

Acelerando tendencias

Más que acelerar, diría que el coronavirus ha concienciado aún más de la necesidad de invertir en recursos IT para adaptarse a esta nueva normalidad donde la gestión del tiempo y los costes serán elementos claves”, matiza por su parte José A. Muñoz, CEO de Solvento Consulting.

“De hecho, el coronavirus ya ha conseguido acelerar la inversión en tecnología a nivel general, impulsando herramientas de trabajo en equipo, colaboración y formas de trabajar e interactuar con los clientes de forma remota”, añade David Millet, Chief Marketing y Commercial Officer (CMCO) de MPM Software. En este contexto, “disponer de sistemas de gestión en la nube que permiten trabajar desde cualquier lugar y cualquier dispositivo por parte de los empleaos y colaboradores, ha supuesto una ventaja competitiva muy importante en algunas empresas. Las dudas o reticencias que se pudieran tener al respecto antes de esta crisis se han despejado y la inversión en proyectos de migración hacia tecnologías y aplicaciones en la nube han ido en alza en todo el sector”, analiza. Su previsión es “que esta tendencia continúe, y más teniendo en cuenta la incertidumbre que genera la posibilidad de que pueda haber nuevos rebrotes así como la necesidad de dar cabida al teletrabajo como medida para conciliar la vida personal y laboral, modelo que se ha demostrado viable para las empresas alejando las reticencias iniciales sobre su afectación sobre la productividad”, apunta.

El seguro, en la nube

También hemos preguntado a los profesionales entrevistados qué tecnologías consideran que serán las ganadoras o las más necesarias para esta época llamada de ‘nueva normalidad’.

“A corto plazo, todo aquello que tenga que ver con el entorno cloud y que permita seguir funcionando independientemente del lugar en que uno esté desarrollando su trabajo”, destaca Román Mestre.

“Es difícil de determinar”, reconoce por su parte José A. Muñoz. “De una parte, el entorno cloud en principio ha de ser el que predomine, pero requiere analizar muy bien los costes en función de la estructura que tenga el profesional/empresario. Y de otra parte, cabe destacar a favor de los mediadores que disponen cada vez más, de programas de gestión (ERP) que ofrecen servicios cloud, permitiéndoles así ser operativos desde cualquier dispositivo con conexión a internet”, incide.

Para David Millet, “las tecnologías que permiten entornos de trabajo y colaboración en la nube son las claramente ganadoras en esta crisis y las que más han crecido en adopción por parte de las empresas en todos los ámbitos: aplicaciones Cloud, videoconferencia, virtualización, elearning, e-commerce, etcétera”, enumera.

En la misma línea, “disponer de un entorno cloud computing, sin duda ha sido clave para que los corredores puedan dar continuidad a sus negocios, operando con normalidad gracias a las capacidades que ofrece la arquitectura en nube. En el plano operativo, la automatización de procesos y tareas volverá más eficiente el día a día de las corredurías mediante la configuración de notificaciones y alarmas que realicen automáticamente tareas cotidianas liberando capacidades comerciales”, observa Nuria Alfaro.

Automatización

“Respecto a la automatización, es la asignatura pendiente”, observa José A. Muñoz. “Sigue habiendo muchos corredores que no aprovechan los procesos de automatización de estos programas de gestión, pero confío que esta nueva normalidad será un detonante para mejorar y aplicar aquellos procesos de automatización que hasta ahora no se habían utilizado”, vaticina. En este punto, “es importante fijarse cómo las aseguradoras apostaron desde hace años por la automatización, y esto les ha permitido reducir estructura y costes de gestión. La contrapartida de esta automatización en las aseguradoras es que, de cara al corredor, muchos trabajos que estas hacían antes se han pasado al mediador con cargo a su presupuesto. Precisamente por esta y otras razones, el corredor ha de plantearse muy seriamente que la automatización ha de ser su punta de lanza para mejorar la rentabilidad de su cartera”, arguye.

Relaciones omnicanal

Asimismo, Nuria Alfaro pone el acento en que “la tecnología también debe aportar la capacidad de establecer relaciones omnicanal y, además en ciertas circunstancias, automatizarla para aportar eficiencia. A raíz de esta ‘nueva normalidad’, se antoja clave disponer de herramientas de movilidad como las apps para estar en contacto con los clientes y ganar en fidelización. Además, la conectividad sectorial seguirá siendo indispensable, ofreciendo herramientas para procesos comerciales que faciliten a los corredores la prospección de precios y la contratación de una manera fluida, además integrando de manera eficiente toda esa información en el sistema de gestión. En este sentido, el estándar EIAC también es uno de los caminos que conducen a la eficiencia en cualquier ámbito de actividad, aportando productividad a las relaciones entre aseguradoras y corredores con sus procesos de gestión de pólizas, recibos y siniestros”, subraya.

Ciberseguridad

A juicio de Jordi Rivera, CEO de DAS Seguros, “todas las herramientas colaborativas son ya un deber para cualquier empresa, en nuestro caso hemos notado una mayor interrelación entre los diferentes equipos gracias a la tecnología al servicio de la organización. También hay que remarcar el aspecto de la ciberseguridad, con herramientas tecnológicas que permitan realizar cualquier actividad sin correr riesgos”, añade.

Inteligencia artificial

“Superada esta forzada necesidad inicial todos los estudios ponen el foco en la inteligencia artificial aplicada a negocio que es lo que nosotros ofrecemos”, añade Román Mestre.

Adrien Cohen, cofundador y presidente de Tractable, cree que “el Covid-19 está creando más urgencia en el mercado de la tecnología virtual. Las aseguradoras quieren tecnología que puedan proporcionar una experiencia sin contacto para sus asegurados. Esto no es nuevo, pero es una aceleración de una tendencia que ya estaba en marcha. La IA reduce los bucles innecesarios de recogida de datos y los puntos de contacto entre aseguradores, reparadores y asegurados. Por supuesto, eso es específicamente de interés ahora durante el coronavirus, pero también es el futuro, ya que permite a la industria tomar decisiones mejores y más rápidas”, remacha.

Más contenidos del Especial Tecnología:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter