nntt_1_jueves05abril2018

Big Data, una revolución en el mundo del seguro

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

El perfeccionamiento de los sistemas analíticos de los Big Data y la implementación del Business Intelligence como modelo empresarial supondrá una revolución en el mundo del seguro en términos de mejor conocimiento del cliente, primas más precisas, productos a medida, prevención del fraude, estrategias de recompensa y retención de clientes y captación de nuevos clientes.

Algunas compañías están empezando a usar Big Data para construir seguros personalizados en ramos como Automóvil, Vida y Salud. “La confección de las tarifas de Automóviles son un ejemplo claro de tratamiento de Big Data”, señala Jorge García González, director general de e-Correduría. “Nosotros, como tecnológica, tenemos un proyecto muy importante de Big Data, donde estamos trabajando en algoritmos de ingeniería inversa, focalizados exclusivamente en el pricing de las entidades aseguradoras, donde actualmente tenemos ya un 90% de precisión. Esto, para las compañías, es de suma importancia, porque la aplicación de estos algoritmos impacta directamente en la aceptación de riesgos, en la calidad de los mismos, en el posicionamiento exacto de prima para cada perfil de riesgo y, por tanto,  en su margen técnico”.

Y es que los beneficios del Big Data van mucho más allá de ofrecer servicios a medida. El sector se enfoca ahora en conseguir las mejores herramientas analíticas que ayuden a los seguros a modelar riesgos, interpretar comportamientos y medir impactos, analizando datos del pasado, la conducta de cada cliente y el perfil de las personas con las que se relaciona.

En este sentido opina también Borja Díaz. Para el director general de Multiasistencia, “las compañías, acostumbradas a manejar grandes volúmenes de datos de diversa índole, deben trabajar en el análisis de los patrones de comportamiento de sus asegurados para definir el riesgo actuarial a aplicar en la definición y comercialización de sus nuevos productos. A partir de este análisis se puede definir todo el posicionamiento del producto: tanto la cobertura y la prestación del servicio, como todo lo referente a primas, modelos de comisionamiento e incluso la definición de servicios de valor añadido”.  

Según un informe de la consultora Power Data, las estrategias Big Data más efectivas para el sector seguros son los modelos analíticos y las reclamaciones, el análisis de la severidad, los algoritmos de detección de fraude, los costes y externalización de los litigios, los modelos de respuesta eficaz y marketing mix, la gestión de campañas, el análisis Cross-y Up-selling, la gestión de la fidelidad y ciclos de vida, el análisis de cobro y modelado de morosidad y las renovaciones, propensión al abandono y retención de clientes,

Sin embargo, las compañías coinciden en que en España todavía queda camino por recorrer, en especial para los mediadores, que todavía están muy limitados de recursos para gestionar tales cantidades de datos.  Para Iván Jiménez, responsable de Desarrollo de negocio de ARAG , “ciertamente el Big Data genera oportunidades en áreas como el conocimiento del cliente, la calidad del servicio derivada de la personalización o la detección del fraude, pero la clave es poder desarrollar estas en la colaboración entre compañías y mediadores, y así maximizar la experiencia de cliente”.

En esta misma línea opina Román Mestre, director general de Inlab Strategy. “Las compañías tienen más recursos y posibilidades que la mediación, pero también creo que antes de empezar a trabajar en proyectos de Big Data se puede avanzar y mucho en el enriquecimiento de los datos actuales, tanto en el caso de mediadores como compañías. Sin una base de datos rica no es posible empezar a trabajar en proyectos de Big Data real. Eso sí, el día que realmente alguien esté preparado, las posibilidades son enormes ya que la gente es propicia a compartir mucha información, lo cual seguro que resultará útil desde el punto de vista asegurador”.

“Desde nuestra perspectiva, el fenómeno Big Data tiene todavía que madurar en el sector asegurador español”, coincide Luis Valverde, responsable de Consultoría de Tirea, “al obstáculo número 1, derivado de las limitaciones legales por Protección de Datos, se une la falta de casos de uso concreto que permitan demostrar los beneficios de su incorporación al negocio y operaciones de la compañía aseguradora. Posiblemente, cuando llegue la telemática se producirá el despegue definitivo de este tipo de modelos. Cuando esto llegue implicará un cambio importante en las arquitecturas tecnológicas de las compañías tal y como está sucediendo en banca. Mientras tanto, algunas compañías ya están haciendo pequeños pilotos utilizando tecnología de Big Data con volúmenes de datos todavía muy lejos de ser considerados Big”.