mascotas-seguros-veterinarios-salud-animal

Mascotas: cuando su salud también importa

Los seguros veterinarios son cada vez más demandados por los propietarios de animales de compañía que quieren garantizar la mejor atención para sus mascotas a un precio baremado.

En España hay registradas más de 13 millones de mascotas, de las cuales un 93% son perros, un 6%, gatos, y el resto, conejos, sobre todo, según datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía (REIAC). Cada uno de ellos es un miembro más de la familia, como bien sabe cualquier persona que haya tenido o tenga un animal de compañía. Y como miembro de la familia, su propietario se preocupa por garantizar la máxima salud y bienestar para su compañero peludo. No en vano, el gasto medio en cada animal de compañía supera los 1.200 euros al año, según el ‘III Estudio Anual sobre Mascotas en España’, elaborado por Tienda Animal con datos de 2019. Una de las partidas más importantes es la de las visitas al veterinario, con 334 euros anuales.

Es por ello que, desde hace alguno años, las compañías aseguradas han visto el potencial de los seguros de salud para mascotas, que ofrecen a los propietarios la tranquilidad de poder asegurar los mejores cuidados veterinarios para su animal de compañía a un precio garantizado.

“Estos seguros entienden la mascota como un miembro más de la unidad familiar y están diseñados para facilitar la convivencia con nuestros amigos peludos”, explica Gemma Sánchez Bernat, directora de Operaciones de Aspad. “Por ello dan cobertura veterinaria por cualquier motivo, no únicamente accidente o enfermedad, sino también aquellos actos de carácter voluntario como puede ser las vacunas, castración o la limpieza bucal tan necesarios para la salud de la mascota como para la convivencia. Otra característica destacada es la facilidad del uso y la inmediatez del mismo, desde el mismo momento de la contratación puede acudir a los centros concertados del cuadro, identificarse como cliente y disfrutar de los precios baremados que le corresponden, sin gestiones tediosas ni respuestas inesperadas. Cualquier mascota es asegurable, independientemente de su raza,  estado de salud o edad”, asegura.

Gastos veterinarios, RC, robo…

Begoña Díaz-Meco, directora de Área de Seguros de Particulares y Negocios de SegurCaixa Adeslas, señala que su compañía ofrece “un seguro destinado a cubrir a animales de compañía, en concreto perros y gatos, dando cobertura a la vida, la salud, la responsabilidad civil y el robo de la mascota asegurada. Incluye un alto nivel de coberturas y el acceso con franquicias a un amplio cuadro veterinario concertado. También incorpora servicios gratuitos como ciertas vacunas, salvo las tasas oficiales, en función de la póliza y, por su puesto todas las consultas a los veterinarios son sin cargo, ya sean ordinarias o por especialidad, seguimiento o urgencia”, detalla.

Finalmente, Ramón González Aznar, director de Desarrollo de Negocio de Automóviles y Patrimoniales de Mapfre España, recuerda que “los seguros para mascotas cubren desde la RC hasta los gastos veterinarios derivados de una enfermedad o accidente. En este caso sí son modulares. Podemos optar por cubrir solo los accidentes o por el módulo superior con enfermedad. Por debajo de los accidentes tenemos la opción del módulo básico con RC y robo”, señala.

Sea como sea, “estos seguros funcionan exactamente igual que un seguro de salud de reembolso para personas”, resume. “El asegurado opta por asistir a un veterinario, abona la consulta y, posteriormente, la compañía le reembolsa dicho importe”, explica.

Pero, ¿qué ahorro puede suponer a lo largo del año contar con este tipo de seguro para nuestras mascotas? Para Begoña Díaz-Meco, “el ahorro con las pólizas es muy significativo. Como en todos los seguros, depende del uso y del tipo de póliza, pero en los actos baremados (más de un centenar) el descuento medio está en el 50%”.

“En nuestro servicio el cliente se ahorrará siempre el 100% de coste de la visita veterinaria, independientemente del motivo de la misma, visita ordinaria, de seguimiento, de especialista, de urgencias”, detalla Gemma Sánchez Bernat. “Recordemos que una mascota, totalmente sana, acude al veterinario unas dos veces al año, a partir de ahí cualquier patología requiere de visitas y pruebas diagnósticas adicionales, no cubiertas en los seguros tradicionales, poniendo en valor lo ejemplar de este servicio”, subraya.

“No hay un ahorro fijo, tratamos con riesgos compensables”, apunta Ramón González Aznar. “Los propietarios de animales de compañía saben bien que los gastos veterinarios pueden llegar a ser muy elevados”, advierte.

Esterilización

Uno de los gastos veterinarios más comunes es el de la esterilización. “Es un acto muy recomendado por veterinarios para evitar que se desarrollen patologías tumorales, embarazos psicológicos o cierta agresividad en los machos”, Gemma Sánchez Bernat, que lo considera “un acto fundamental para prevenir tanto la salud de nuestra  mascota como para favorecer al carácter y la convivencia”.

En este punto, Ramón González Aznar revela que algunos seguros de mascotas contienen garantías específicas para cubrir esta cirugía. “Si tiene prescripción veterinaria para prevenir problemas de salud futuros, queda amparado por la cobertura”, aclara.

Lee la opinión de los expertos:

Sigue leyendo más contenidos del Especial Hogar, Mascotas y Comunidades 2020:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter