perrete

El brillante futuro de los seguros para mascotas

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
El de los seguros para animales de compañía es un mercado incipiente y con un gran potencial de crecimiento, teniendo en cuenta la gran cantidad de mascotas que hay en España y la escasa penetración a día de hoy de este tipo de pólizas.

Actualmente, la penetración de los seguros para animales de compañía se sitúa en torno al 2% de las mascotas registradas en el mercado español, un porcentaje muy bajo en comparación con otros países de nuestro entorno como Suecia, con un porcentaje de aseguramiento del 50%, o Gran Bretaña, con un 25%. Se trata de un producto bastante joven en el mercado español y al que todavía queda un gran recorrido, teniendo en cuenta que en España hay cerca de 20 millones de animales de compañía para 46 millones de personas. Los españoles invertimos unos 1.750 millones de euros al año en gastos relacionados con nuestras mascotas, y el sector económico que opera en torno a los animales de compañía ingresa un volumen global de 2.200 millones de euros de beneficio al año y crece en torno al 3% anual. Cada propietario gasta una media de 1.100 euros anuales por cada mascota, una cifra muy por debajo de, por ejemplo, los 2.500 euros de Reino Unido. Un cuarto del gasto total anual en mascotas en España se destina a servicios veterinarios.

Para Jose Ponce, director asistencial de Dentycard, “las expectativas de evolución en este mercado son positivas, ya que se trata de un mercado en desarrollo y quedan muchas necesidades por cubrir”.

“Se trata de un seguro todavía por madurar y que ofrece oportunidades de desarrollo a las compañías, pudiendo incluso asimilarse en coberturas a los seguros de Salud para las personas”, asegura Begoña Díaz-Meco, directora del Área de Seguros Particulares y Negocios de SegurCaixa Adeslas.

Gemma Sánchez, directora de Operaciones y Calidad de ASPAD, pronostica para el futuro próximo “una evolución muy positiva motivada por la sensibilización de nuestro entorno”.

El precio no lo es todo

En este punto, cabe preguntarse cuáles son los criterios que más pesan en los propietarios de mascotas a la hora de decantarse por un seguro u otro. Hemos preguntado a varios expertos si actualmente es el precio el factor determinante o si hay otros criterios igualmente importantes.

Begoña Díaz-Meco, directora del Área de Seguros Particulares y Negocios de SegurCaixa Adeslas, cree que en este tipo de seguros “el precio es importante, por supuesto, pero no es el único factor ni el que tiene mayor ponderación a la hora de decidir la compra. Las garantías ofrecidas, la atención al cliente, la solvencia de la entidad y, en el caso de la asistencia veterinaria, la cercanía de los centros veterinarios, son condiciones que influyen tanto o más en la toma de decisión”, remarca.

“El precio siempre ha sido un factor determinante en este tipo de seguros, así como las garantías cubiertas”, admite Gemma Sánchez, de ASPAD. “Pero, en este momento, en España se están ofreciendo muy buenos productos de asistencia veterinaria a precios muy competitivos y que favorecen el crecimiento del sector”.

“El precio siempre es un factor a la hora de contratar un seguro, pero en el caso de mascotas existen otros parámetros que afectan a la decisión de compra, como son las coberturas que ofrece el producto y la disponibilidad de clínicas próximas”, asegura por su parte Jose Ponce, de Dentycard.

Daniel Sanz,     subdirector de Desarrollo de Negocio de Patrimoniales de Mapfre España, observa que “cada vez son más los clientes que, conscientes de las necesidades de sus mascotas, valoran de forma cualitativa todo lo que su seguro les ofrece”.

Coberturas necesarias

Y es que, según un informe de Unespa, cada año se registran en España 16.000 incidentes cubiertos por el seguro para animales de compañía. Siete de cada diez actuaciones cubiertas por este tipo de pólizas tienen que ver con prestaciones veterinarias, el servicio que “da claramente sentido al seguro de Mascotas en España”. A continuación, se sitúa la cobertura de Responsabilidad Civil ante terceros, con una de cada diez actuaciones, y, después, el servicio de retirada del cadáver del animal, que representa el 6% de las asistencias realizadas por los seguros.

En el 98,5% de los casos, los percances fueron protagonizados por perros, mientras que los gatos representaron el 0,9% de los siniestros; el resto de animales, el 0,6%.

Por otro lado, en lo que respecta a los costes que tienen que asumir las aseguradoras, la defensa jurídica del responsable de la mascota supone, de media, el pago de 65 euros y la recogida del cadáver conlleva un gasto de unos 100 euros. Entre tanto, los servicios veterinarios suelen rondar el pago de 900 euros al año.