Las coberturas para mascotas se independizan de Hogar

Las coberturas para mascotas se independizan de Hogar

El seguro para animales de compañías ha pasado en pocos años de ser una extensión dentro de las pólizas de Hogar a constituir productos cada vez más completos que incluyen la RC y la atención veterinaria como coberturas principales.

Los seguros para animales de compañía constituyen uno de los nichos más dinámicos y con mayor margen de crecimiento dentro del mercado asegurador. Hasta hace poco, este tipo de coberturas solo podían encontrarse dentro del articulado de los seguros de Hogar, pero desde hace unos pocos años han ido apareciendo seguros específicos para mascotas.

Uno más en el hogar

Para Ramón González Aznar, director de Desarrollo de Negocio de Automóviles y Patrimoniales de Mapfre España, “la principal diferencia entre los seguros específicos y las garantías incluidas en las pólizas de Hogar es que atienden a dos necesidades muy distintas. Por un lado las coberturas para mascotas que se incluyen en los seguros de Hogar tienen un enfoque del animal más de objeto, se cubre la RC y la pérdida o el robo. La dimensión del seguro específico para la mascota tiene un ámbito de cobertura mayor, modular y atiende a la salud, bienestar y longevidad del animal”, señala.

En la misma línea, Gemma Sánchez Bernat, directora de Operaciones de Aspad, explica que “aún hoy la mayoría de los seguros de Hogar ofrecen las coberturas para nuestras mascotas pensando en la RC, esto hace que algunos de nuestros peludos amigos no estén cubiertos al pertenecer a una u otra raza, creemos que se debería apostar de manera más valiente hacia coberturas universales como la asistencia veterinaria o la vacunación que también ayuda a favorecer a la convivencia y a cumplir con la normativa existente”, aboga.

Protección

Las pólizas específicas para animales de compañía “ofrecen protección a los animales de compañía (generalmente perros y gatos), así como una gran variedad de servicios como por ejemplo: servicio telefónico de orientación veterinaria, consultas sobre alimentación, enfermedades, vacunas; responsabilidad civil del animal y accidentes: gastos de veterinario por accidentes, peleas, actos vandálicos etc.; indemnizaciones por responsabilidad civil por los daños ocasionados a terceras personas por el animal; robo: indemnización por el valor del animal previa denuncia ante autoridad; extravío: gastos justificados ocasionados por anuncios en prensa o radio para la localización del animal; estancia en residencia de animales si debes dejar allí a tu perro o gato porque te hospitalizan; sacrificio e incineración del cadáver del animal por vejez o enfermedad, y gastos de desplazamiento por tratamiento especializado”, de acuerdo con el Informe Estamos Seguros de Unespa.

Cada año se registran en España 16.000 incidentes cubiertos por el seguro para animales de compañía, según datos de Unespa. De estos percances, siete de cada diez tiene que ver con prestaciones veterinarias, una de cada diez con la cobertura de responsabilidad civil ante terceros y 0,6 de cada diez con el el servicio de retirada del cadáver del animal. La gran mayoría de actuaciones, un 98,5%, tiene como protagonistas a los perros, mientras que los gatos representan el 0,9% de los siniestros, y el resto de animales, el 0,6 %.

Los costes asumidos por las aseguradoras en estos incidentes ascienden a 65 euros de media en lo que toca a defensa jurídica del responsable de la mascota, y llega a los 100 euros en los casos de recogida del cadáver. Los servicios veterinarios se sitúan en unos 900 euros al año.

Lee la opinión de los expertos:
Sigue leyendo más contenidos del Especial:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter