Las mascotas y la COVID-19: ASPAD ha triplicado la atención veterinaria telefónica en este periodo

Las mascotas y la COVID-19: ASPAD ha triplicado la atención veterinaria telefónica en este periodo

Marc Bagué Baixeras
Veterinario ASPAD

En estas semanas, muchas familias han estado confinadas en casa con sus mascotas, convirtiéndose éstas un motivo de alegría y preocupación al mismo tiempo. Nuestras mascotas nos han hecho compañía, nos han hecho sonreír con sus juegos, hemos paseado con ellas  ayudando a nuestra salud psicológica, pero también han supuesto un motivo de preocupación en los hogares.

En las últimas décadas, las mascotas han pasado de considerarse un simple animal de compañía a ser uno más en nuestras familias. Paralelamente, el avance en la medicina y cirugía veterinarias ha hecho que muchas cirugías y pruebas diagnósticas se establezcan como más rutinarias. Esto, junto al aumento del número de mascotas, tiene como consecuencia el aumento del gasto que las familias dedican a sus mascotas.

Según el último informe sectorial de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), la media de pacientes en las clínicas ha crecido un 3,4% en el último año y el gasto medio por consulta se ha incrementado un 3%. Con esta situación, el mercado de los seguros de mascotas es un sector en pleno auge y que, por nuestra experiencia, seguirá creciendo en los próximos años.

Una situación que pocos podíamos prever era la importancia que tendría nuestro sector durante la crisis sanitaria por la COVID-19. Las clínicas veterinarias, como servicio esencial, han permanecido abiertas, modificando en algunos casos el horario de atención al público o servicios de urgencias. Esto, junto al hecho de que el propio trabajo en la clínica entraña un gran riesgo de contagio, ha provocado que el sector de las clínicas veterinaria haya sufrido considerablemente durante estos meses.

Desde Aspad hemos apoyado tanto a los centros veterinarios como a los clientes poniendo a disposición de ambos nuestro equipo veterinario interno para asesorar a los clientes ayudando a regular el acceso de los mismos a los centros veterinarios.

En las primeras semanas, nuestro servicio de atención veterinaria telefónica atendió un gran número de llamadas en las que se ponía de manifiesto la preocupación de los propietarios en si la mascota podía contraer o diseminar el virus y consultas sobre cómo realizar la desinfección de patas tras los paseos. En las semanas siguientes, los motivos de las llamadas han sido más variados, pero casi siempre con el objetivo, por parte del propietario, de evitar salidas innecesarias para acudir al veterinario. De este modo, hemos conseguido ayudar a nuestros clientes, facilitar a  nuestros centros veterinarios un primer filtro evitando visitas y aglomeraciones y reduciendo así el riesgo de contagios.

Evolución de las consultas veterinarias telefónicas en el último año

Como podemos observar en la gráfica, la utilización  de estos servicios de orientación y de consulta veterinaria por parte de los asegurados prácticamente se ha triplicado en estas semanas.

Por todo ello, el servicio de atención veterinaria telefónica de ASPAD ha adquirido estas últimas semanas una nueva dimensión, hemos sabido aportar tranquilidad, poniendo en valor la labor del equipo veterinario de ASPAD que ha ofrecido un servicio  integral al asegurado proporcionando bienestar, tranquilidad y ayudando a la fidelización del cliente.

Lee la opinión de los expertos:
Sigue leyendo más contenidos del Especial:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter