La formación, clave para adaptarse al mundo post-COVID

La formación, clave para adaptarse al mundo post-COVID

La pandemia ha supuesto un verdadero cambio de paradigma en muchos aspectos de nuestra sociedad, y la labor de los mediadores de seguros no es ninguna excepción. La función de la formación, en este caso, es especialmente relevante para adaptarse a ello.

En el incierto panorama que se dibuja tras la irrupción del virus, los profesionales de la mediación se esfuerzan para adaptarse a la nueva realidad post-COVID. Y encuentran en la formación, profesional y específica, una herramienta clave para asumir de forma exitosa ese necesario ajuste.

Tecnología… y más

“La mayor incertidumbre ahora es que la pandemia sigue, pero también hay que cargarse de esperanza con las vacunas”, observa Paloma Arenas, directora general de la Red Nacional de Corredores E2K. “De lo que ya no hay duda es que los cambios, todos, pasan por unas nuevas relaciones laborales y económicas que están basadas en la tecnología, en nuevos productos para cubrir nuevos riesgos y ajustar los sistemas de relación con el cliente; y también, en una nueva oportunidad como la que supone que el corredor se haga aún más necesario para asesorar debidamente a empresas y particulares. Ya no se trata sólo de mantener lo que se tiene sino que, es lo que decimos a nuestros corredores, nos tenemos que lanzar a la carrera de aportar valor al cliente, lo cual exige que el corredor esté debidamente preparado y eso solo se consigue, además de con una alta tecnología, con otros componentes fundamentales que son la formación de calidad, el marketing y la comunicación, la creación de nuevos modelos de relación comercial con el cliente con criterios de utilidad y aplicabilidad a todos lo profesionales implicados de las corredurías que nos permiten generar diferencias competitivas y dotar de un valor distintivo a la oferta comercial. Sólo sobrevive el que se adapta”, remacha.

Cambio de mentalidad

“Además de la inversión en tecnología, que debe ser una partida importante y recurrente en nuestros presupuestos empresariales, uno de los puntos fundamentales y, quizá, más críticos es el cambio de pensamiento y trabajo de nuestros equipos humanos”, subraya Jorge Benítez, presidente de AEMES. “El principal cambio tiene que venir por ellos. Si no los formamos y ellos se adaptan a estos cambios de herramientas y, principalmente, de interactuar tanto internamente como con los clientes, no podremos consolidar y avanzar en este camino, que no hace nada más que empezar”, destaca.

Pero, en el ámbito de la formación empresarial o de negocio, ¿qué vertientes deberían ser fortalecidas con actividades formativas para asegurar una correcta adaptación a las nuevas circunstancias para las empresas mediadoras?

“Para empezar, es importante realizar formación sobre esta nueva situación en la que nos encontramos”, apunta Jorge Campos, director de Campus del Seguro. “En Campus del Seguro son muchas las corredurías y entidades que ya han realizado varios cursos de los que disponemos sobre esta temática como son: ‘Implantación del teletrabajo en la empresa’ y ‘Cómo prevenir el COVID-19 en tu centro de trabajo’. Ambos son contenidos elaborados por nosotros y se incluyen sin coste adicional dentro de la oferta formativa de gestión empresarial en los programas de formación continua”, explica.

“Además, nosotros recomendamos en estos momentos una serie de contenidos que unen la situación actual con la recién aprobada normativa sobre Distribución de Seguros. Así, en Campus del Seguros tenemos varios cursos muy demandados por nuestros alumnos actualmente: ‘La venta de seguros a distancia’, ‘El nuevo canal de denuncias obligatorio o canal ético’, ‘La figura del nuevo responsable de distribución de seguros’ o ‘El cobro de las primas a clientes y las cuentas separadas’”, enumera.

“La capacidad de gestionar la nueva organización de la empresa debido al teletrabajo será un elemento importante y también tendrá un espacio lo que se denomina ’emprendeduría’, entendida como la posibilidad de impulsar nuevos negocios basados en gran medida en la innovación”, apunta Jordi Parrilla, director de CECAS, la escuela de negocios de seguros del Consejo General de Colegios de Mediadores. “La obligación precisamente de dar salida a necesidades de este tipo es lo que ha llevado a CECAS a dar el salto definitivo hacia una escuela de negocios. La formación resultante tendrá cabida tanto en formatos de corta duración como en otros mayores, hasta llegar al Máster”, destaca.

Estamos centrando nuestros esfuerzos en la formación de nuestra red en los ramos estratégicos”, asegura desde el ámbito de las corredurías Álvaro Sainz de los Terreros, director general de Telepóliza. “Actualmente estamos implantando para todos nuestros colaboradores el Campus TelePóliza, una plataforma digital de formación en la que pueden acceder a toda la formación que necesitan para ser expertos en los diferentes ramos, técnicas de venta, así como conocer el marco legal en el que se desarrolla la actividad aseguradora. Hemos mejorado la oferta y entendemos que somos una mejor opción para los emprendedores que quieran empezar su actividad en el mundo del seguro con un plan de desarrollo conjunto realista, eficaz y con vocación de largo plazo”.

Conocimiento sobre riesgos

“Los mediadores de seguros están obligados a centrar su actividad profesional en el mejor conocimiento sobre los riesgos y seguros, analizando cada caso concreto en aras al interés del cliente”, apunta Gonzalo Iturmendi Morales, secretario general de AGERS. “El papel de los mediadores en relación con la gestión de riesgos ha cobrado máximo interés especialmente a raíz del nuevo marco legal de Distribución de Seguros, que puso mayor énfasis en las obligaciones de información y las normas de conducta de los profesionales de la mediación en el ejercicio de su actividad profesional, muchas de ellas vinculadas con la gestión de riesgos. Lógicamente la aportación más atractiva del Centro de Estudios de AGERS a la formación de la mediación es la difusión del conocimiento de la metodología científica de la gerencia de riesgos y seguros, en sus vertientes de prevención, identificación, evaluación, protección, tratamiento, financiación, gestión y control. Por tanto, el empleo de las mejores prácticas de gerencia de riesgos supone herramienta imprescindible para los mediadores de seguros que cada vez son más conscientes de la necesidad de aumentar su formación en esta materia”, asegura.

Todos los contenidos del Especial Corredores 2021:

La opinión del experto:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

La formación, clave para adaptarse al mundo post-COVID

La formación, clave para adaptarse al mundo post-COVID

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter