La formación también se adapta al nuevo paradigma

La formación también se adapta al nuevo paradigma

La pandemia ha obligado a los corredores a redoblar su esfuerzo en formarse para hacer frente a la nueva realidad. Pero la formación, a su vez, también se ha tenido que adaptar para ofrecer a los mediadores los contenidos y formatos que necesitan.

Está claro que la crisis sanitaria de la COVID-19 lo ha trastocado todo. En el ámbito asegurador, la mediación ha tenido que adaptarse a todo tipo de cambios en su día a día y su relación con clientes y aseguradoras, para lo cual la formación de cara a adaptarse a las nuevas realidades se antoja como aún más imprescindible si cabe. Sin embargo, la propia formación también ha tenido que adaptarse al nuevo mundo en el que nos adentramos, reforzando sus modalidades online y ajustando sus contenidos a las necesidades actuales. Expertos de algunos de los centros de estudios del ámbito asegurador más relevantes nos explican cómo ven el panorama formativo de la mediación un año después del estallido de la pandemia.

‘Imperativo legal’

“La sociedad ha sufrido en los últimos doce meses una transformación significativa, existen nuevos escenarios de riesgos, la empresa tradicional parece que ha llegado a su fin, la fuerza laboral se ha reducido dramáticamente, cada vez hay más operaciones basadas en procesos digitales, lo cual requiere igualmente un aprendizaje y adaptación para superar el modelo anterior”, contextualiza Gonzalo Iturmendi Morales, secretario general de AGERS. Aún así, “la formación de los mediadores de seguros se ha resentido en el último año”, reconoce el experto.

Esperábamos que la nueva Ley de Distribución de Seguros, Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, supusiera un aliciente para los mediadores a la hora de actualizar sus conocimientos y adaptarlos a las exigencias del nuevo marco legal, pero parece como si ese impulso inicial se hubiera apagado con la pandemia”, lamenta Iturmendi. Se refiere a la transposición de la Directiva Europea de Distribución de Seguros y Reaseguros (IDD), que incluye un nuevo marco formativo para la mediación.

Teleformación

Sea como sea, “la formación de la mediación nunca regresará a los esquemas anteriores a la pandemia basados en la presencialidad, ya que será tecnológicamente adaptativa a las circunstancias del entorno social y de las necesidades personales del mediador: la formación offline y online ya es algo normal”, observa Iturmentdi. “El Centro de Estudios AGERS se ha transformado a lo que requiere esta nueva situación. Afortunadamente, contamos con los profesionales más inquietos del sector, que buscan reinventarse y estar actualizados sobre los temas más relevantes y las últimas novedades. Por ejemplo, ahora se tiene más en cuenta que existen multitud de factores externos de riesgos; este nuevo formato ha supuesto la formación acelerada del profesorado, modificaciones en cada una de las materias formativas y mucha inversión en tecnología”, subraya.

“La pandemia ha obligado a muchos mediadores a llevar a cabo una adaptación tecnológica implementando nuevas herramientas de comunicación a distancia y con la dotación de recursos que en muchos casos no estaban integrados ni previstos”, relata Jorge Campos, director de Campus del Seguro. “En este escenario, la teleformación o formación online ha cobrado el máximo protagonismo, pasando a ser el medio de formación por excelencia para los mediadores de seguros, aprovechando así todas sus enormes ventajas de optimización de esos nuevos recursos tecnológicos, ahorrando tiempo y costes ampliando la oferta formativa de los equipos”, apunta.

La formación presencial prácticamente ha desaparecido y ha aumentado de forma exponencial la realizada a través de videoconferencias, que en cierta medida ha supuesto una vía indirecta de formación presencial, dicho con todos los matices”, coincide Jordi Parrilla, director de CECAS, la escuela de negocios de seguros del Consejo General de Colegios de Mediadores. “En cuanto a contenidos, prima con diferencia el interés por la formación basada en el desarrollo de competencias y habilidades; en el ámbito digital, sobre todo, pero también en la gestión emocional, de equipos o de proyectos”, apunta.

Gestión emocional

“En CECAS, durante las primeras semanas, realizamos una campaña para todos los colegiados, sus empleados y los de los Colegios a la que, en 15 días, se matricularon 2.500 personas. ‘Nunca caminarás solo’, así se llamaba la campaña, que fue un rotundo éxito; precisamente, porque los cursos iban dirigidos a la gestión emocional y de equipos. El componente psicológico ha sido muy importante en esta pandemia en los primeros meses”, destaca Parrilla.

“Pero también hemos recuperado alumnos en el curso de acceso Grupo A, que tiene una duración de nueve meses y a los Colegios como verdaderos protagonistas. Lo mismo ha sucedido con la formación del Grupo B. En general ha habido una sensación de que la formación o, al menos, una parte de la misma, constituía un cierto ‘valor refugio’. En CECAS y en líneas generales hemos crecido”, concluye.

Todos los contenidos del Especial Corredores 2021:

La opinión del experto:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

La formación también se adapta al nuevo paradigma

La formación también se adapta al nuevo paradigma

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter