Cómo afectará el coronavirus a la economía y al Seguro

Cómo afectará el coronavirus a la economía y al Seguro

El impacto económico de la crisis sanitaria, social y económica se dejará sentir con fuerza los próximos meses, y parece que afectará de lleno al Seguro y a la mediación, a pesar del carácter anticíclico de este sector.

Sabemos que la salida del confinamiento al que nos hemos visto abocados por culpa de la crisis sanitaria del coronavirus vendrá acompañada de una severa contracción económica debido a la paralización de la economía durante estas semanas, aunque desconocemos cuál será su duración y su intensidad. Y es que todavía es muy pronto para hacer predicciones, habida cuenta de que ni siquiera sabemos cuándo ni de qué manera exactamente se pondrá fin a la cuarentena. Aún así, las previsiones de instituciones como el FMI, el Banco de España o el BBVA sitúan la caída del PIB en nuestro país este año en torno al 8%, una cifra muy superior al 3,9% registrado en 2009, el peor año en cuanto a contracción económica desde el estallido de la crisis financiera en 2008.

Se barajan diversos escenarios para la crisis que viene: los más optimistas confían en la solidez de la economía y entienden que a la inevitable caída le seguirá un rápido y vigoroso rebote, mientras que los más pesimistas alertan de una profunda depresión económica sin recuperación a la vista.

Va a ser duro

“La fortaleza de los españoles para afrontar momentos difíciles y remontar ante las adversidades se ha demostrado a lo largo de la historia”, pone en valor Pablo Latorre, director comercial y de Marketing de UM Seguros. “Dicho esto, pensamos que la post-crisis va a ser dura, pues si bien muchos negocios volverán a reiniciar su actividad con dificultades asumibles y subsanables, un número importante de negocios se verán imposibilitados para volver abrir”, lamenta.

Francisco Alcántara, director general de Albroksa, cree que “a la economía y la sociedad en general le va costar meses recuperar la situación anterior al confinamiento y esto tendrá repercusión en decrecimiento del PIB y en fuerte aumento del paro en nuestro país, a pesar de los ERTE. Cuando los empleados vuelvan a sus puestos de trabajo se encontrarán en una coyuntura que, en general, afectará notablemente a las pymes y a los autónomos”, advierte.

Cambio de paradigma

Juan David Ruiz, CEO de Ruiz Re, vaticina “un paro tremendo, unas cuentas públicas maltrechas y una reinversión en partidas que no estaban previstas. No soy economista ni me gusta vaticinar malos augurios, pero es que no sabemos ni cuál ni dónde está el final, pero lo que mas me preocupa es el cambio de escenario para la relación entre personas, con sensaciones de distanciamiento, emociones encontradas y miedos de contagio. Sin lugar a dudas, la forma de relacionarnos ha cambiado. Las organizaciones que antes se adapten a este nuevo escenario, sobrevivirán. El resto… dejarán paso”, sentencia.

“Es verdad que el tejido empresarial se va a ver dañado por este parón, pero tenemos toda la confianza del mundo en que la recuperación va a ser rápida”, prevé Diego Fernández, director gerente y responsable de la actividad de distribución de Cojebro. “No sé si llegaremos a niveles pre-virus de actividad económica, pero lo que sí está claro es que va a haber un antes y un después de esta crisis. Estamos viendo como empresas que parecían deshumanizadas colaboran poniendo sus líneas productivas al servicio de la sociedad, otras se bajan los sueldos de los directivos para donarlos, las empresas del Ibex aportan muchos millones de euros, fábricas que varían su producción para elaborar productos de protección sanitaria… nos estamos haciendo más humanos; es una lástima que tenga que ser como reacción y no como definición”, reflexiona.

Por otro lado, “seguramente, muchas empresas se van a dar cuenta que el teletrabajo es una opción perfectamente válida, que permite la conciliación familiar y que, veremos, no disminuye la productividad. Puede ser parte del salario emocional y va a ser tenido en cuenta por muchos empresarios”, apunta.

El Seguro como refugio

En lo que toca al Seguro, ICEA vaticina una ralentización del crecimiento en el sector durante este año que “seguramente” se recuperará en 2021, “siempre y cuando el 1 de septiembre estemos todos funcionando”, en palabras de su director general, José Antonio Sánchez, durante una reunión del grupo de trabajo ‘Crisis Covid-19’ organizada por Inade. Bajo su punto de vista, la rentabilidad de las entidades “no se verá comprometida” por la crisis.

Esteban Cembellín, CEO de Recoletos Consultores, recuerda que “el sector asegurador es por definición un ‘refugio’ en tiempos de crisis, y espero que en esta ocasión no sea diferente. El período de incertidumbre en cuanto a las formas de actuar y relacionarnos ‘socialmente’ va a conllevar una paralización y redefinición, cuando no desaparición, de sectores enteros de actividad; esto sin duda va a repercutir de forma muy negativa en las carteras; en el otro lado de la balanza, nunca como ahora ha sido más evidente la necesidad de aseguramiento en materia de responsabilidades, así como lo imprescindible de disponer en empresas, particulares y familias de un asesoramiento de calidad y un programa de seguros adecuado, en todos los sentidos”, señala.

“El sector asegurador se va a beneficiar inicialmente de una fuerte reducción de la frecuencia de siniestralidad, pero también se verá perjudicado por problemas de mantenimiento de la facturación y fuertes pérdidas en la cartera de inversiones”, calcula Francisco Alcántara, de Albroksa.

“Indudablemente, las compañías sufriremos bajas en nuestra cartera y costará encontrar al nuevo cliente”, admite Pablo Latorre, de UM Seguros. “Pero somos positivos: en momentos difíciles siempre se crean nuevas oportunidades. Ya se vislumbran ocasiones, pero es pronto desde nuestro punto de vista para decidir cuál es el camino correcto que debemos seguir”, reconoce.

El impacto para los corredores

ICEA, en boca de su director general, prevé que se produzca una “criba” entre los corredores con dedicación exclusiva y los que se dedican a ello de forma “accesoria”, dando lugar a una concentración de la distribución y un aumento de la profesionalización en la profesión. Sea como sea, “se debe pasar de ser meros despachadores de producto a ser verdaderos gestores de relaciones”, en su opinión.

Anna de Quirós, socia-directora de Cobertis, reconoce que “es impredecible la caída, pero está claro que si nuestros clientes cierran, hacen disminución de jornada y evidentemente de producción empresarial, nosotros, como empresas que les damos servicio, nos veremos implicados en la situación”.

Begoña Larrea, directora general de Summa Smart Company, considera “temerario aventurarse a pronosticar nada. La única realidad que sí sabemos es que a los mediadores de seguros nos va a afectar profundamente. El seguro es un reflejo de la bonanza de la economía. Si la economía sufre, nosotros vamos a sufrir. Si cierran nuestros clientes, no habrá riesgos que asegurar. Si las familias pierden el empleo cortaran los costes en seguros. En cuanto perdamos ingresos por comisiones de estos seguros que nos van a anular, muchos corredores no podrán hacer frente a los costes ordinarios de gestión y administración”, alerta. “O reestructuran los negocios o se endeudan nuevamente hasta niveles insoportables que tardaran años en liquidar, o buscan alternativas de trabajo dentro de estructuras que les quiten costes. Y ninguna decisión va a ser gratis. Lo único seguro es que tendrán que elegir. Todos vamos a tener que tomar ciertas decisiones difíciles que nos cambiaran la forma que veníamos trabajando. Aquellos que tomen las mejores decisiones para el entorno competitivo nuevo y puedan ejecutarlas (porque si no se pueden ejecutar sólo son sueños) saldrán reforzados”, asegura.

Lee la opinión de los expertos:
Sigue leyendo más contenidos del Especial de Corredores

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Cómo afectará el coronavirus a la economía y al Seguro

Cómo afectará el coronavirus a la economía y al Seguro

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter