El seguro se adapta a marchas forzadas a las nuevas formas de viajar

El seguro se adapta a marchas forzadas a las nuevas formas de viajar

La nueva realidad provocada por el Covid-19 obliga al ramo de Asistencia en Viaje a modificar sus coberturas, productos y garantías para adecuarse a un mundo con menos turismo, limitaciones de movilidad y desplazamientos más cortos.

El estallido de la pandemia del Covid-19 ha obligado a millones de personas en todo el mundo a replantearse sus vacaciones y cambiar sus planes de viaje para adaptarlos a la nueva situación, marcada por restricciones de movimientos, cierre de fronteras, incertidumbre acerca de eventuales rebrotes y medidas de seguridad e higiene.

Países como Francia e Italia han ofrecido subvenciones a sus nacionales para que hagan turismo interno, y esa parece ser la tendencia general en una Europa que sale a duras penas del confinamiento: escapadas más cortas y desplazamientos más cortos, con predominancia de los destinos nacionales.

El sector asegurador, y en concreto el de Asistencia en Viaje, también se está adaptando a marchas forzadas a esta nueva realidad, en la que el desplome del sector turístico supone un importante varapalo a la contratación de este tipo de pólizas. Algunos expertos han señalado que la parte positiva de esta situación es que a avalancha de cancelaciones de viajes habrán servido para que muchos ciudadanos se conciencien sobre la necesidad de asegurarse a la hora de planificar un viaje.

Concienciación

“Sin duda, ayudará”, apunta Raúl Pérez, responsable de Asistencia en Viaje en Territorios de ARAG. “En España seguimos en niveles de concienciación aun por debajo de otros países europeos, como Alemania, Reino Unido, etc., pero cada año crecemos. A partir de ahora ese crecimiento será más elevado y esperamos que en pocos años superemos la barrera del 50%, es decir, que más de la mitad de los viajeros se desplacen con un seguro de viaje. Cada vez hay más información y eso significa que cada vez tenemos más clara la importancia y necesidad de viajar bien protegido”, remacha.

Luis Muñoz Fernández, director comercial de RACE, confía en “la concienciación de los españoles respecto a la importancia de contratar un seguro de viaje e informarse bien de las coberturas, sin necesidad de acudir a la obligatoriedad de la contratación del mismo, ya que este modelo es de muy difícil implantación dentro de la UE. No obstante, es probable que algunos destinos sí comiencen a sumarse al listado de países que así lo exigen, al menos en el corto plazo y como consecuencia de lo recientemente vivido”, apunta.

La pregunta, sea como sea, es si esta mayor concienciación compensará o no la caída del turismo que se está produciendo por efecto del Covid. “Desde mi punto de vista, rotundamente no, pero me encantaría equivocarme”, responde sin ambages Luis Muñoz Fernández. “Durante este ejercicio es prácticamente imposible porque no se habrá recuperado el turismo, pero en cuanto se recupere, seguro que sí, porque la situación que hemos vivido marcará la nueva forma de viajar”, matiza por su parte Raúl Pérez.

Adaptación

En cualquier caso, parece claro que los seguros de viaje van a tener que cambiar para adaptarse a las nuevas formas de viajar. En opinión de Raúl Pérez, los seguros de viaje “ya han cambiado y lo seguirán haciendo. Hemos creado varios productos nuevos, en todos los casos debemos tener claro que nos hemos de adecuar a las necesidades de los clientes, que siguen siendo básicamente las mismas de siempre, pero ahora además, hay que tener en cuenta que hay que eliminar las limitaciones en cuanto al Covid-19, en este caso, y a las epidemias en general”, apunta.

“Con respecto a las pandemias, epidemias, etc… por ejemplo, actualmente algunas de estas circunstancias están limitadas, pero vigilamos las demandas del mercado para estudiar y actualizar nuestros productos”, añade Luis Muñoz Fernández. “En esto es fundamental el papel de las compañías aseguradoras en el sector como mutualizadores del riesgo, con el objetivo de poder hacerlo accesible a la sociedad”, incide.

Nuevos tiempos, nuevas coberturas

Sea comos sea, un escenario radicalmente diferente al del año pasado requiere de productos aseguradores, coberturas y garantías distintos y adaptados a la nueva realidad. “Este año hemos creado varios productos nuevos, sobre todo adaptados a las nuevas necesidades de los viajes, como son ARAG Especial Estancias, dirigido a viajes por España en este nuevo entorno, o ARAG Hoteles / Alojamientos, más dirigido a que los alojamientos puedan garantizar a sus clientes una estancia perfectamente protegida durante el tiempo en el que estén alojados con ellos”, explica Raúl Pérez. “También hemos añadido nuevas coberturas y servicios a muchos de los productos, como por ejemplo coberturas a las mascotas, asistencia jurídica telefónica, o el servicio de teleconsulta médica, entre otros”, añade.

“Hemos trabajado en la creación de diferentes productos con coberturas relacionadas con la anulación previa al inicio del viaje, con alguna cobertura adicional que hace referencia a la reciente pandemia, así como algunas otras garantías de asistencia en viaje para dar cobertura a supuestos relacionados con el Covid-19, ante la gran temida segunda ola de contagios”, señala por su parte Luis Muñoz Fernández.

La opinión de los expertos:
Más contenidos del Especial:

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El seguro se adapta a marchas forzadas a las nuevas formas de viajar

El seguro se adapta a marchas forzadas a las nuevas formas de viajar

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter