generacion-z

Cómo incorporar los Z a la industria: qué buscan y qué se les puede ofrecer

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

La Generación Z agrupa a todos los nacidos a partir de mediados de los años 90. Se trata pues de una generación que en estos momentos se está incorporando al mercado laboral y que ya cuenta con sus propios hábitos de consumo. Hay que estudiar su comportamiento porque son los consumidores del futuro (y del presente). Pero también hay que saber cómo son para intentar atraer su talento a las empresas. 

Desde un punto de vista asegurador, se trata de potenciales clientes del seguro del coche, pero también del seguro de vida e incluso del hogar y ya son compradores del seguro del móvil. Esta generación representa una cuarta parte de la población mundial, lo que supone ser la generación con el mayor número de personas. Han nacido con Internet y han crecido con los teléfonos inteligentes.

Los más antiguos entre los Z acaban de ingresar al mercado laboral. ¿Qué diferencias hay con generaciones anteriores a la hora de trabajar y cómo la industria aseguradora puede aprovechar sus cualidades y contribuciones únicas? Los Z han crecido en un mundo donde sus opciones son ilimitadas pero su tiempo no lo es.

Esta generación refuerza el cambio protagonizado por los millennials. Hay ciertas claves para intentar atraer y retener el talento de estos jóvenes.

· Conocer sus orígenes.

Al igual que los millennials, son sociables, educados, viajan mucho y tienen grandes expectativas. Les han educado para no ser conformistas y al haber vivido algunos años en crisis conocen los riesgos que afrontan.

· Hay que crearles un entorno tecnológico atractivo

Para ellos, la tecnología no es una ventaja. Es una commodity. Crecieron con acceso a todo tipo de herramientas tecnológicas y será más fácil sacarles provecho y retenerles si las empresas les proporcionan tecnología avanzada.

· Dar flexibilidad

La flexibilidad, para esta generación, equivale a la eficiencia. Rinden al 100% si tienen libertad y no están encorsetados. Muchas empresas lo han comprendido y han adoptado espacios de trabajo flexibles y de concepto abierto que invitan a la creatividad y al trabajo en equipo. Es esencial también la flexibilidad horaria y la posibilidad del tele trabajo. Y son capaces de estar pendientes de varias tareas a la vez por lo que es frecuente que trabajen mientras escuchan música en su burbuja.

· Antídoto contra el aburrimiento.

Los integrantes de la Generación Z piden retos y emoción en su trabajo. Buscan su crecimiento y el de la organización para la que trabajan. Hay que motivarlos compartiendo objetivos y compromisos y demostrarles confianza en ellos. A cambio, son leales.

· Responsabilidad

Asumen la carga de responsabilidad que se les otorga y afrontan las situaciones en las que no han estado a la altura y reciben un aviso. Es importante ser francos con ellos.