Un total de 71 leyes amparan la protección y el bienestar animal, informa Arag

De ellas 40 corresponden a legislación específica de las comunidades autónomas, informa ARAG


Se está detectando una tendencia creciente en la sociedad española en la que la sensibilidad hacia el bienestar animal y su protección se materializa en el aumento de número de agrupaciones creadas para la defensa de sus derechos. El partido animalista, Pacma, cada elección, logra mayor número de votos para lograr conseguir la representación parlamentaria.

El maltrato y el abandono animal son, cada vez más, noticia en los medios de comunicación generalistas y sus penas se recogen en un total de 71 leyes, que amparan la protección y el bienestar animal; de las cuales 40 pertenecen a la legislación específica de las comunidades autónomas. De hecho, en el Congreso de los Diputados el Grupo Parlamentario Popular presentó una proposición de ley de modificación del Código Civil, la ley hipotecaria y la ley de enjuiciamiento civil, sobre el régimen jurídico de los animales (122/000134) que modifica también otras leyes. En dicha Proposición los animales dejan de ser considerados cosas para pasar a ser reconocidos como seres dotados de sensibilidad, son inembargables en un procedimiento hipotecario y en un proceso de separación o divorcio se adoptarán medidas respecto a quien de los dos cónyuges se confía. No obstante, dicha normativa no ha llegado a ser aprobada por caducidad en el trámite.

Sin embargo, y según un estudio publicado este año por la Fundación Affinity, más de 138.000 perros y gatos fueron recogidos en 2018 en refugios y protectoras de nuestro país. Una cifra elevada y que se mantienen bastante similar a la de años anteriores.

El nacimiento de camadas no deseadas (15,3%), la finalización de la temporada de caza (12,6%) o el comportamiento del animal de compañía (10,8%) son los principales motivos de abandono, señala la fundación, aunque también influyen causas económicas (10,7%) y el periodo vacacional (1,2%).

Los animales no son cosas y no todos los animales son iguales ante la ley

Los expertos de ARAG destacan que uno de los principales avances legislativos de los últimos años radica en intentar el reconocimiento legislativo de dejar de considerar a los animales como “cosas” o como “bienes muebles”. Esto, entre otras cosas, limita, legalmente, su rescate por parte de los bomberos, por ejemplo, en caso de incendio.

Aparte, hay una diferencia en la protección animal. No todos los animales cuentan con los mismos derechos frente a la ley vigente: están protegidos los animales domésticos; los normalmente domesticados; y también los animales utilizados en experimentación.

Si se quiere denunciar una situación de maltrato o abandono animal, sin duda, la opción más adecuada es contar con un consejo de experto, como los especialistas de ARAG, pero, a modo informativo es importante saber que existen varias vías de denuncia: administrativa, penal y civil.

Las causas denunciables son: abandono o mantenimiento del animal o animales en malas condiciones que afectan a su bienestar y salud; por actuación en espectáculos públicos; y por maltrato animal.

Multas de miles de euros e, incluso, penas de prisión

Pegar a un perro o a un gato podría conllevar una multa de hasta 30.000 euros, además de ser una infracción muy grave tipificada en el código penal. El delito de maltrato animal figura en esta norma en 4 categorías y aplicar una u otra depende de la gravedad del daño causado al animal: maltrato de carácter básico, maltrato de carácter agravado, maltrato de carácter muy grave y maltrato de carácter leve.

Los delitos de maltrato de carácter básico incluyen los casos de maltrato injustificado a animales ocasionándoles lesiones graves o explotación sexual. Se sanciona con una pena de 3 meses a un día de prisión, además de la inhabilitación especial, entre 1 año y 3, para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.

Causar al animal, de forma activa o pasiva, la pérdida de un sentido, miembro, órganos, utilizar armas, objetos o medios que pongan en peligro su vida es maltrato de carácter agravado y se prevé una pena superior.

Es maltrato de carácter muy grave, y se castiga con penas de 6 a 18 meses de prisión, provocar la muerte a un animal de forma activa o pasiva.

Por último, es maltrato de carácter leve, con pérdida de la licencia para tenencia de animales en un periodo que va desde 1 mes a 6 meses, y multa de uno a seis meses, maltratar con crueldad a animales en espectáculos no autorizados legalmente.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Un total de 71 leyes amparan la protección y el bienestar animal, informa Arag

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter