OPINIÓN

Insurtech ¿sólo aseguradoras y cliente? La asistencia inteligente como generador de valor dentro del proceso

Hemos sido muy conscientes de la necesidad de adecuarnos a la revolución digital y la evolución tecnológica que más tarde o más temprano, tenía que llegar y reinventar sectores tan tradicionales cómo el asegurador. En la última década se han desarrollado importantes transformaciones, no sólo en su forma de dirigirse al cliente sino también a nivel más profundo, en su modelo de negocio.

Transformaciones que no tratan sólo de que las compañías pongan a disposición de clientes Apps para la gestión y evolución de sus incidencias/siniestros. Ha de ir más allá, es clave generar una cadena de valor en todos los elementos del proceso asegurador. Como parte destacada dentro de todo este proceso, uno de los actores que participan en la misma es la asistencia, factor importante en la aportación de valor en uno de los momentos de la verdad dentro del ciclo de vida del cliente.

El sector de asistencia también ha de tener una clara vocación de apuesta por la innovación en el desarrollo de nuevas herramientas que se adecúen de la misma manera a los distintos estilos de vida y expectativas del cliente actual. Algunas referencias dentro del sector de asistencia en carretera:

– La adecuación de todos los recursos, desde los más tradicionales e identificativos del sector de la asistencia, como las flotas de vehículos completamente adaptados para la consecución de las expectativas del cliente, mínimos tiempos de espera y asegurar la continuación del viaje.

– El desarrollo de herramientas tecnológicas, como la geolocalización de flotas, que en su día transformó la forma de gestionar la asistencia en carretera, reduciendo tiempos de llegada y errores de localización, además de otras ventajas de las que se benefician en la actualidad todos los conductores, y que hoy en día pueden observar a través de su smartphone como el medio de asistencia se ha puesto en marcha y se dirige al lugar del percance.

Pero hay que seguir aportando innovaciones que se integren dentro de la cadena de valor y que marquen la diferencia en el mercado asegurador.

Una clara apuesta tecnológica en este sentido es disponer de una RED INTELIGENTE que aporte rapidez y eficacia en la selección del colaborador más adecuado para prestar un servicio.

Porque tan importante es, la determinación del tipo del percance a partir del diagnóstico/ información que facilita el cliente que pueda identificar de la forma más precisa cuál es la situación/ necesidades de cara a ese servicio; para ello el operador ha de saber qué preguntar e identificar la problemática.

Como habilitar un sistema automático, que tenga en cuenta las circunstancias concretas de esa situación, naturaleza y características del servicio, previamente identificadas por el técnico/operador que ha recibido esa llamada, que seleccione así al profesional más apropiado según medios más adecuados o con mayor probabilidad de éxito para esa incidencia. Cambiando la asignación tradicional, de cercanía y disponibilidad de los recursos de asistencia por parámetros, que analicen resultados históricos y medios a nuestra disposición dentro de la amplia red de colaboradores.

De forma que aseguremos el éxito en la consecución del objetivo más importante para el cliente cuando requiere de nuestros servicios, garantizar su movilidad y continuidad del viaje.

Tener como máxima la constante búsqueda de soluciones que se adelanten a las nuevas necesidades y expectativas tecnológicas en los servicios de asistencia, es la clave para la generación de valor dentro del sector asegurador.