Los hogares gastan más que de lo que ingresan y hunden su ahorro hasta el -4,5% en el primer trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Los hogares españoles gastaron en el primer trimestre más de lo que ingresaron, lo que llevó a que su tasa de ahorro volviera a cifras negativas, situándose en el -4,5%, frente a la tasa positiva superior al 10% que registró en el trimestre anterior, según ha informado este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La tasa de ahorro de los hogares ha sido negativa en tres de los últimos cinco trimestres. La del primer trimestre de este año ha sido ligeramente superior a la del mismo periodo de 2018, cuando se registró una tasa del -5,4%.

Los hogares aumentaron su renta disponible bruta un 3,4% en el primer trimestre, hasta 172.058 millones de euros, pero su gasto en consumo se situó por encima de esta cantidad, en 179.664 millones de euros, un 2,7% más, de forma que su ahorro fue negativo.

El ahorro de los hogares se situó así en -7.777 millones de euros, frente a los -8.917 millones de euros del primer trimestre de 2018.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, la tasa de ahorro de los hogares se situó en el primer trimestre en el 5,4%, seis décimas más que en el trimestre anterior y su valor más alto desde el segundo trimestre de 2017.

Los hogares dedicaron hasta marzo 13.041 millones a inversiones, un 19,9% más que en el primer trimestre de 2018. Teniendo en cuenta todo lo anterior, junto a las transferencias de capital recibidas por el sector, se obtiene que su necesidad de financiación fue de 20.839 millones de euros en el primer trimestre, la cifra más elevada en al menos diez años.

La economía registra su mayor necesidad de financiación desde 2012

En el primer trimestre, la economía española registró una necesidad de financiación de 4.500 millones de euros, el 1,5% del PIB, por encima de los 873 millones de euros del mismo periodo de 2018. Se trata de la mayor necesidad de financiación que presenta la economía española en siete años, concretamente desde el primer trimestre de 2012.

Este resultado es consecuencia de la necesidad de financiación registrada por los hogares y las Administraciones Públicas, frente a las instituciones financieras y las sociedades no financieras, que mostraron capacidad de financiación.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, la economía nacional registró una capacidad de financiación del 1% del PIB, seis décimas menos que en el trimestre anterior.

La renta nacional bruta alcanzó entre enero y marzo los 295.552 millones de euros, un 2,9% más que en igual trimestre de 2018, tras reducirse un 0,6% el excedente de explotación de las unidades productivas, hasta los 118.192 millones de euros, y aumentar un 5,2% la remuneración percibida por los asalariados, hasta los 140.580 millones de euros.

La renta nacional disponible bruta se situó en el primer trimestre en 291.107 millones de euros, un 3,5% más que en igual periodo de 2018. En datos desestacionalizados, tanto la renta nacional bruta como la renta nacional disponible progresó un 0,3%.