reaseguro_1_31012018

Los bajos tipos de interés encorsetan al reaseguro

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Desde hace algunos meses, el panorama macroeconómico está marcado por la persistencia de los bajos tipos de interés. Este escenario tiene todos los visos de mantenerse en los próximos trimestres, a tenor de las declaraciones de la persona que más capacidad de influencia tiene en esta materia. El actual presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cuyo mandato podría culminar a finales de 2019 sin ni una sola subida de tipos (la última tuvo lugar en julio de 2011, cuando el predecesor de Draghi, Jean-Claude Trichet, anunció un incremento del 1,25 al 1,5%), ha dado a entender que no piensa modificar su política de tipos bajos para estimular el crecimiento hasta que la inflación no dé señales de repuntar.

Esta coyuntura afecta de lleno al sector asegurador y, en concreto, al mercado del reaseguro, según los analistas. “En principio, los bajos tipos de interés no son un factor favorable en un sector que recibe primas por adelantado para hacer frente a responsabilidades futuras. En una situación de persistencia de bajos tipos de interés, este hecho se convierte en un dato que debería tenerse en cuenta como básico en los análisis de rentabilidad y margen”, explica de Pedro Herrera, director general de Nacional de Reaseguros.

Menores tipos, mayor disciplina

“En teoría las bajas tasas de interés obligan una mayor disciplina sobre la suscripción”, añade David Casado, general manager de Reaseguro de Liberty Specialty Markets. “Sin duda, esto es un gran reto: dar con un criterio técnico rentable (por su peso) pero al mismo tiempo ser comercial y relevante”, añade. Bajo su punto de vista, “todo esto forma parte del gran reto que es crear un modelo de negocio acorde con la actualidad del mercado pero con la flexibilidad de evolucionar acorde con las necesidades de nuestros clientes”.

“Los tipos de interés bajos son también uno de los argumentos principales para pensar que habría una reacción pues pone más presión sobre los resultados técnicos, pero parece que la llegada de capital está, de momento, pudiendo con todo y no ha generado reacción”, interpreta Artur Reñé Cabezas, managing director y country leader de Guy Carpenter Iberia.

Margen de actuación

En opinión de Enrique Ruiz, director general de RGA Re International Ibérica, la persistencia de los tipos bajos “no es una amenaza, aunque sí una restricción importante que condiciona el margen de actuación del sector”. A su juicio, “nos estamos acostumbrando a vivir en un entorno de tipos de interés muy bajos. Asimismo, todas las garantías a medio y largo plazo se están encareciendo, y no únicamente las derivadas de los tipos de interés. Por ello, un gran reto para el sector asegurador es ofrecer productos atractivos para los clientes, que demandan garantías a mayores plazos para reducir su incertidumbre, y quienes desafortunadamente no van a encontrar productos en el mercado”, apunta.

Sea como sea, más allá de la evolución de los tipos de interés, para Pedro Herrera “otros aspectos pueden ser aún más relevantes, por su influencia estructural en el sector: la evolución demográfica, las innovaciones tecnológicas, la evolución en la actividad económica y el comercio, etcétera”, enumera.