revision coche vacaciones rastreator

Las revisiones periódicas podrían evitar más de un millón de averías de coche, según Rastreator

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Los meses de julio y agosto son en los que mayor número viajes se realizan. Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) para 2019 se prevén un total de 90 millones de desplazamientos largos por carretera, lo que supone un incremento del 1,66% respecto al mismo periodo del año anterior.

Lo más habitual es realizar estos viajes en el vehículo propio, por lo que se hace completamente necesario realizar algunas revisiones. De hecho, aunque estas deben ser habituales y recomendadas por los propios fabricantes, lo cierto es que aún son muchos los conductores que ignoran esta recomendación.

Según el Barómetro de Averías del RACE, esa falta de mantenimiento genera averías en 1,7 millones de vehículos cada año, especialmente durante los meses de verano. Y entre los principales afectados están las baterías (10%), los neumáticos (7%) y el motor (3%). Además, prestar atención a los niveles de los líquidos o la situación de las luces son algunos de los elementos a los que hay que prestar atención para viajar este verano con la mayor seguridad.

Por otro lado, cabe destacar que por tipología de coches hay algunos con una mayor incidencia de siniestros. Así, según datos de Rastreator.com los Peugeot, Citroën y Volkswagen registran un mayor número de partes sumando aquellos que afectan a las lunas, sin terceros y terceros con y sin culpa.

Estos datos se han elaborado entre el millón, aproximando, de cotizaciones registradas a lo largo de 2018 en Rastreator.com y que hay algunas marcas que destacan por encima del resto porque son las que más partes acumulan. Sumando aquellos que afectan a las lunas, sin terceros y terceros con y sin culpa, estos son los tres primeros. Ahora bien, hay que tener en cuenta que estos son algunas de las marcas con mayor cuota de mercado en España, por lo que también tienen más vehículos en la calle.

Aunque estos siniestros dependen de otros muchos motivos no relacionados con el propio vehículo, según datos de la DGT, algunos elementos que pueden contribuir a tener un siniestro son: en un 32% la velocidad inadecuada, un 32% distracciones, un 12% cansancio o sueño, un 12% consumo de alcohol, y un 11% el consumo de drogas. No tener en cuenta todos los factores de riesgo y la falta de previsión en la preparación del vehículo, pueden acarrear problemas en la seguridad de los pasajeros.