reaseguro_2_30012018

La sobrecapacidad y las pérdidas limitadas ponen en jaque al reaseguro

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

El informe ‘Déjà Vu All Over Again: reaseguradores globales despiertan a otro año de tasas decrecientes’, la agencia de calificación S&P Global Rating alerta de la “abundancia de capacidad de reaseguro y muchos años de modestas pérdidas aseguradas”, lo que a su juicio explicaría “la longitud y la profundidad de la actual caída de los precios”, que “pone a prueba la capacidad de los reaseguradores para obtener riesgos a precios atractivos y adaptarse al medio ambiente”.

Posicionarse o ‘morir’

En este punto, AM Best apunta en su informe ‘Down But Not Out: Reinsurers Look to Reposition Amid Market Disruption’ que los actores de este mercado valoran cómo reducir los gastos a la hora de calcular el coste de los seguros y reaseguros. “Aunque los cambios lleguen a ser o no completamente transformadores, el producto final, con el tiempo, probablemente será mejor y menos costoso para el consumidor final. Llegar a ese punto será destructivo para algunos reaseguradores”, vaticina.

Es por ello que, según los autores del informe, “la industria de reaseguro necesita posicionarse no solo para sobrevivir, sino también para prosperar”. Pero, ¿qué estrategias pueden implementarse para romper este ciclo y lograr crecer en este escenario?

Mercado blando

“Aquí, S&P y AM Best están simplemente dando matices del mercado blando en el que llevamos muchos años”, interpreta David Casado, general manager de Reaseguro de Liberty Specialty Markets. “¿Cómo se romperá éste ciclo? Lo fundamental es que se cree un desequilibrio entre la oferta y demanda, y en estos momentos no parece que baje lo atractivo de nuestro sector para la entrada o mantención de capital”, señala. A su juicio, “en este entorno la estrategia pasa por producto diversificado e innovador, distribución amplia, servicio de valor añadido y un planteamiento a clientes de visión de largo plazo”.

Para Enrique Ruiz, director general de RGA Re International Ibérica, “en lo que se refiere al área de seguros personales, en el reaseguro sigue habiendo un exceso de capacidad que hace que se mantenga el mercado ‘blando’ en las primas, pero no anticipamos problemas en las cuentas técnicas. Este escenario puede repetirse en 2018”, vaticina.

“Las circunstancias hacían prever una reacción importante que no se está produciendo básicamente por dos razones: la primera es porque las pérdidas sufridas son menos significativas de lo que parecía y absorbibles por muchos ‘players y la segunda porque no se ha cortado la llegada de nuevo capital, que pone presión a la industria y la obliga a mantener precios bajos si se quiere mantener el volumen”, argumenta Artur Reñé Cabezas, managing director y country leader de Guy Carpenter Iberia.

Sentido común

“Es duro decir que la industria necesita un evento de impacto brutal en sus resultados para romper el ciclo viciado en el que muchas de sus compañías viven desde hace años. Lo que realmente se necesita es sólo sentido común”, opina Pedro Herrera, director general de Nacional de Reaseguros. “La industria precisa de márgenes suficientes para hacer frente al riesgo asumido y a la enorme volatilidad de algunos negocios. Cualquier otra estrategia no reporta beneficios consistentes que sirvan para compensar el deterioro que provoca la insuficiencia de precios”. Bajo su punto de vista, “la estrategia para mantenerse y crecer es una estrategia a largo plazo, incompatible con una enfoque exclusivamente cortoplacista basado en sacrificar márgenes a costa de la fortaleza patrimonial sobre la que se debería construir el futuro”.