oit ok

Joaquín Nieto, OIT: “El 60% de los trabajadores en el mundo no tiene un seguro de accidentes en el trabajo”

“Aún hay mucho trabajo que hacer para eliminar los accidentes laborales” ha dicho Joaquín Nieto Sainz, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para España tras recoger el premio ORP 2019 durante una gala celebrada anoche en el Complejo Duques de Pastrana, en Madrid, otorgado a la OIT por 100 años de compromiso por el trabajo decente y la justicia social.

De hecho, en la Declaración del Centenario que la institución adoptará durante la Conferencia Internacional del Trabajo 2019 que comenzará el próximo lunes día 10, “la salud y seguridad en el trabajo pasará a incorporarse en los principios y derechos fundamentales en el trabajo, como los son la abolición del trabajo infantil, la libertad sindical o la eliminación del trabajo forzoso” ha adelantado Joaquín Nieto.

Esta agencia de Naciones Unidas que nació en 1919 para luchar por los derechos de los trabajadores cumple este año un siglo de historia. Y a pesar de los enormes avances logrados, aún queda mucho por hacer. Según datos de la propia OIT en su último informe, en 2018 “la mayoría de los 3.300 millones de personas empleadas en el mundo sufrieron déficits de bienestar material, de seguridad económica y de igualdad de oportunidades, y carecieron de margen suficiente de desarrollo humano”. Asimismo, la OIT critica la brecha de género en cuanto a participación laboral, pues en ese año la tasa femenina fue del 48%, mientras la masculina ascendió al 75%.
Otro claro indicio de la mala calidad de muchos empleos es que en 2018 más de una cuarta parte de los trabajadores de países con ingresos bajos y medianos, vivían en situación de pobreza extrema o de pobreza moderada, subraya el texto.

Contribución primordial a la seguridad y salud en el trabajo

La seguridad y salud en el trabajo (SST) ha constituido un elemento primordial de la labor de la OIT desde su fundación en 1919. Las víctimas mortales y los accidentes en el trabajo no sólo conllevan pérdidas económicas, sino también un incalculable costo en el plano humano, problema que afecta a millones de personas. De ahí que la Seguridad y salud en el trabajo (SST)  haya constituido una esfera prioritaria para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde su fundación.

En 1919, al negociarse la Constitución de la OIT , se aludió específicamente a la SST en su preámbulo: «Es urgente mejorar dichas condiciones [de trabajo]; como por ejemplo,… la protección del trabajador contra las enfermedades, sean o no profesionales, y contra los accidentes del trabajo”.

Cada año se producen alrededor de 2,8 millones de víctimas mortales en el trabajo como consecuencia de accidentes laborales y enfermedades relacionadas con el trabajo, además, se registran más de 370 millones de casos de lesiones. “Habida cuenta de ello, la labor en materia de SST seguirá revistiendo tanta importancia para la OIT en su segundo siglo de existencia como en el primero”, asegura Manal Azzi, Especialista técnica de la OIT en seguridad y salud en el trabajo.

“La tecnología, la demografía, el desarrollo sostenible, los cambios en la organización del trabajo, los riesgos psicosociales, la tensión asociada al trabajo y las enfermedades no transmisibles, entre otros factores, plantean nuevos retos en la actualidad” dice Azzi. Por otro lado, esa evolución brinda oportunidades de mejora, por ejemplo, “la utilización de la tecnología para la evaluación de riesgos y la realización de trabajos peligrosos, así como la modificación de los horarios laborales para conciliar mejor el trabajo con la vida personal” añade.

 

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Joaquín Nieto, OIT: “El 60% de los trabajadores en el mundo no tiene un seguro de accidentes en el trabajo”

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter