Javier Sanchis, director corporativo de Arquitectura Empresarial de Santalucía

El proceso de transformación tecnológica y digital de Santalucía: el salto al software open source empresarial

El sector asegurador está inmerso en pleno proceso de transformación tecnológica y digital. Hoy, en la sección de entrevistas de Adn del Seguro, analizamos cómo Santalucía ha emprendido este camino. Nos sentamos a la mesa con Javier Sanchis, director corporativo de Arquitectura Empresarial de Santalucía, para conocer cómo, en colaboración con Red Hat (desarrollo, comercialización y soporte de soluciones Enterprise Open Source), está desarrollado nuevas aplicaciones de negocio en base a soluciones de código abierto que, en palabras de Sanchís, es “tan fiable, estable y con el mismo nivel de madurez que un software empresarial o propietario”.  

Nuevo entorno, nuevas respuestas

Las demandas de los clientes, cada vez más “hiperconectados” son claras: “Personalización, onmicanalidad, por lo que tenemos que estar preparados para renovar constantemente nuestra oferta de valor, y renovación tecnológica”, enumera el directivo.  

Lo que supone un cambio para la compañía pues, ahora, “tiene que ser capaz de capturar y analizar la información del cliente, es decir, entender sus necesidades, sus preferencias y prioridades para generar una oferta de valor personalizada”. Y para lograr ese objetivo es imprescindible “ser capaces de generar una experiencia de usuario muy óptima a través de los canales que los clientes elijan”. Lo que ha implicado tener que “transformar internamente los procesos, las personas y la cultura de la compañía”. Un objetivo que persigue la fidelización del cliente cuya hoja de ruta es el ‘Plan Estratégico Transforma 2020’. 

Para nosotros, la transformación digital es desarrollar o evolucionar un nuevo modelo de relación con el cliente, a través de la tecnología y los nuevos canales digitales, [con el objetivo de] reforzar la confianza y la cercanía.

Nuevo modelo de relación con el cliente

Renovar la apuesta de la compañía por el negocio principal, crear nuevos motores de crecimiento y dotar al grupo de nuevas capacidades para competir en el entorno digital. Tres objetivosque definen ese ‘Plan Estratégico Transforma 2020’ que “pretendía consolidar la transformación y evolución del grupo de cara al futuro” y del que se desprende el Plan director de Transformación Digital.

Este último, que comenzó en 2016 y está en su “recta final”, tiene como misión “madurar un nuevo modelo de relación digital con el cliente, [es decir], no se trata sólo de digitalización, [sino que también] implica una transformación muy profunda en términos culturales y organizativos”, apunta Sanchís.

Si cambian los clientes, el entorno y el contexto, nosotros, como empresa aseguradora y que presta servicios, también tenemos que cambiar.

Dar el salto al software open source

Esta transformación cultural y organizativa ha conllevado cambios para Santalucía. Y entre ellos, con Sanchís, nos centramos en la “definición de las nuevas bases tecnológicas que constituyen las arquitecturas del nuevo software empresarial del grupo”.Es decir, la construcción de un nuevo software que Santalucía ha implementado de la mano de Red Hat, optando, por tanto, por software empresarial con origen en la comunidad open source.

Este modelo, “que ha crecido y ha madurado en los últimos años”, se define como un software “abierto, que no está restringido, a diferencia del software propietario o más tradicional, y que está en continua evolución dado que hay una comunidad de desarrolladores detrás”. A través de este software, Santalucía tiene acceso una “plataforma de arquitectura tecnológica disruptiva e innovadora de una manera muy ágil; [ya que son esos desarrolladores] quienes hacen evolucionar el software y quienes se preocupan por su excelencia y fiabilidad”, explica Sanchís.

El modelo open source empresarial: un software muy fiable, estable y muy maduro. Podemos considerar que es un software con un mismo nivel de madurez que uno empresarial o propietario, sólo que en este caso proveniente de una comunidad abierta.

Javier Sanchis, director corporativo de Arquitectura Empresarial de Santalucía

Software más ligero y más integrable

Con el llamado software Open Source Empresarial como aliado, Santalucía emprendió cambios en tres ámbitos. Primero, la definición de un nuevo modelo de integración y B2B, con el objetivo de que los “procesos de negocio y productos se “estandaricen” para que su forma de consumo, por terceros, fuese más “ágil y rápida”.

Segundo, Sanchís habla de cómo se desarrolla ese software, en este caso, mediante la aplicación de nuevos paradigmas Devops. Es decir, “utilizar una tecnología que permite automatizar y eficientar el proceso y el ciclo de vida de desarrollo del software haciéndolos más ágiles”.

Sanchís lo traduce así: “Ahora somos capaces de crear software más modular y más integrable, que es agnóstico en la plataforma a la que se ejecuta. Un cambio realmente disruptivo a cómo funcionaban los equipos de desarrollo antiguamente, ya que te permite ser muy ágil a la hora de desarrollar”.

En consecuencia, “somos capaces de desplegar ese software en cualquier entorno” y es ahí donde entra en coalición el tercer ámbito: la implantación del paradigma cloud híbrida, es decir, ejecutar el nuevo software en la nube, tanto en una infraestructura pública como en la privada de la entidad.

Tenemos un software construido de una forma distinta, un software más ligero, más modular y más fácil de ejecutar, lo que tenemos que decidir es dónde queremos que se ejecute.

Software agnóstico a la plataforma en la que se ejecuta

Estos tres cambios suponen que “la plataforma [sobre la que se ejecuta ese software] ya no tiene que estar en tu infraestructura dedicada o centros de proceso de datos dedicados”. Aparece en escena la posibilidad de alojarla en las nubes públicas. No obstante, apunta el director, “en un entorno empresarial y regulado, como es el asegurador, no puedes desplegar todo tu software empresarial (toda tu información) dentro de una nube pública porque estás perdiendo control”. Es ante esta premisa que desde Santalucía se opta por un modelo mixto, ya que al tener un software agnóstico a la plataforma en la que se ejecuta puedes “tener diseñada tu capa de infraestructura de forma que la tengas en un cloud privado y público y que para ti sea transparente”.

Llegas a un modelo en el que tienes tu software regulado dentro de tu infraestructura dedicada y, luego, otro tipo de software desplegado en una nube pública. Así consigue que tu infraestructura vaya creciendo y escalando a medida que lo vayas necesitando.

Esta implementación del software open source, dentro de Santalucía, convive con soluciones más tradicionales y propietarias, aplicándose el primero para, por ejemplo, determinados casos en los que, como compañía, tiene que ser más “rápida y ágil” o en los que tiene que “pilotar” nuevas tecnologías para ser más “disruptiva” frente a la competencia, concluye Sanchís.

Glosario de términos

  • Software Open Source, es software que se entrega junto con su código fuente. Puede ser desarrollado en una comunidad o por un fabricante.
  • Comunidad, es un conjunto de personas, generalmente empleados de compañías interesadas, que colaboran en el desarrollo de proyectos Open Source compartiendo los fuentes entre todos ellos.
  • Software Propietario, es desarrollado por solo un fabricante que no ofrece el código fuente al cliente
  • Sofware Empresarial: Cualquier solución software que cuenta con características de calidad, seguridad, certificaciones, servicio de soporte y actualización contrastadas que permiten su consumo por pequeñas y grandes empresas. El Software Empresarial puede ser Open Source o Propietario.
  • Soluciones “Enterprise Open Source”: Software desarrollado en una o varias comunidades, revisado, mejorado, certificado y soportado por una empresa (como Red Hat) para garantizar que las empresas lo puedan consumir con totales garantías de estabilidad, seguridad y protección de la inversión, a la vez que se benefician de las ventajas del open source de comunidad.
  • Software Libre. Software sin coste, sea Open Source o no. No cuenta con soporte, sin garantía de evolución, seguridad, etc.
  • El valor del código abierto no es tanto el hecho de que el cliente disponga de él, ya que generalmente nunca lo va a modificar directamente, sino el hecho de que se produce más innovación en torno a los proyectos de código abierto gracias a la participación y colaboración de empresas y otras entidades, además de resultar más seguro (frente a ciber-ataques) y más fácil de integrar por estar basado en estándares.