Los españoles piden prestado 700 euros más para pagar sus deudas, según Intrum

La mitad de los españoles gasta más del 80% de su salario mensual en pagar las facturas

Pagar el recibo de la luz cuesta un 70% más que hace diez años y el gas natural, otro de los gastos básicos de cualquier hogar español, está al mayor nivel desde 2015, según los últimos datos publicados por Eurostat. Con este escenario, muchos hogares españoles necesitan hacer cuentas para sacar adelante su economía doméstica.

El nuevo ‘Informe Europeo de Pagos de Consumidores’ elaborado por Intrum, que analiza los datos de más de 24.000 consumidores en 24 países de Europa confirma esta situación. En concreto, la mitad de los españoles (48%) dispone de menos de un 20% de su salario mensual tras pagar las facturas.

El español medio que vive una situación más complicada tiene más de 55 años, vive en zonas rurales y tiene estudios primarios. Según el informe, las personas con edades comprendidas entre 55 y 64 años son las que disponen de menos salario tras pagar sus facturas. Concretamente, a casi una cuarta parte de los encuestados de esta edad le queda menos del 5% de su sueldo una vez que abona recibos de luz, calefacción o telefonía.

La situación es muy parecida cuando llega la jubilación, pues un 21% de los encuestados mayores de 65 años solo tiene el 5% de su pensión para gastar en otros fines que no sean facturas. Por sexos, las mujeres cuentan con un menor porcentaje de su sueldo una vez que hacen frente a los gastos domésticos. Así, al 50% de las mujeres españolas le queda menos de un 20% de su sueldo, mientras que los hombres que se encuentran en la misma situación son el 47%, tres puntos menos.

Solo el 7% de los españoles que reside en las zonas rurales es capaz de afrontar sus recibos con menos de la mitad de su sueldo. Un porcentaje que asciende al 10% en el caso de vivir en las afueras de las ciudades y al 11% cuando los encuestados residen en la ciudad.

Los inquilinos son los que tienen menos dinero disponible tras pagar sus facturas: 9 de cada 10 encuestados (89%) reconocen contar con menos de la mitad de su salario tras abonar los recibos domésticos, frente al 83% de los que son propietarios.

Según el estudio, el porcentaje de españoles con estudios universitarios que tiene más de la mitad de su sueldo libre es el doble que el de los que solo tienen estudios primarios (5% frente al 11%). Esta diferencia es inexistente en lugares como Finlandia, donde el 10% de los encuestados de ambos colectivos cuentan con la mitad de su sueldo tras pagar las facturas, o Noruega donde ese porcentaje se eleva al 13% tanto para los que tienen estudios primarios como universitarios.

En España, 2 de cada 5 encuestados confirman que sus facturas están aumentando a un ritmo más rápido que sus ingresos. Una circunstancia que, según pone de manifiesto el Barómetro de Bienestar Financiero de Intrum, tiene un efecto negativo en la salud económica de los españoles. De hecho, los ciudadanos de España se sitúan justo por encima de la media europea de bienestar financiero (6,27 puntos frente a los 6,21 de media en Europa), pero están por debajo de Francia (6,30 puntos), Italia (6,35) o Alemania, que obtiene la puntuación más elevada (6,89).

Entre otras conclusiones, el barómetro refleja que España supera la media europea en 3 de estas 4 categorías: libertad ante el crédito (7,42 puntos frente al 7,39 de promedio europeo), ahorro para el futuro (4,58 ante 4,43) y educación financiera (6,72 frente a 6,21); mientras que se sitúa por debajo en la capacidad de los consumidores para afrontar el pago de sus facturas a tiempo (6,38 frente al 6,69 de media).

En comparación con el resto de Europa, España se sitúa entre los cinco países europeos donde más ciudadanos tienen menos del 20% de su sueldo tras afrontar los recibos domésticos. Los españoles se encuentran al mismo nivel que Países Bajos y Francia (48% de su población).

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter