ICEA cree que la rotación de clientes y los altos gastos fijos estrechan la rentabilidad del seguro

Jose Antonio Sánchez, director general de ICEA, expuso sus previsiones para el sector asegurador en las tradicionales Jornadas de Perspectivas de la asociación.

Del lado de la facturación, se mostró optimista con No Vida y Vida Riesgo; y pesimista con Vida Ahorro y Pensiones, “donde los crecimientos sólo vienen del lado de la rentabilidad y no de los ingresos, aunque con una caída en primas del -1,7%, es el instrumento de ahorro que mejor comportamiento ha tenido frente a fondos de inversión y pensiones”.

Según sus previsiones, “en 2019 los seguros No Vida seguirán creciendo por encima del incremento del PIB, aunque este indicador se irá desacelerando. Por su parte, Vida Ahorro verá como se estrechan sus márgenes mientras no suban los tipos de interés. Además, el futuro del ramo se verá afectado por el fenómeno del envejecimiento, que irá aumentando el gasto en pensiones y sanidad”.

Concentración

Sánchez desveló que la concentración se mantiene estable en la mayor parte de los ramos, aunque crece en Salud, un ramo ya de por sí muy concentrado: “Los grandes grupos han ido ganando cuota en los últimos 10 años, pero ha sido por crecimiento inorgánico, por compras de entidades, hay muy pocas entidades que hayan crecido orgánicamente. En cualquier caso, en el sector hay un crecimiento muy dispar entre unas y otras entidades”.

Un ejemplo que puso es Vida Riesgo, un ramo con un gran desempeño en 2019, ya que creció un 12,1% en primas, pero en el que los 5 primeros grupos acaparan el 50% de la cartera y 4 entidades se apuntan el 75% nueva producción generada el año pasado, lo que da cuenta de un crecimiento desigual en el sector”.

Pero donde ve más concentración es en los beneficios, ya que “el 10% de las aseguradoras tiene el 53% de las primas y copa el 66% del beneficio técnico del sector”.

Estrechamiento de márgenes

El pasado ejercicio el resultado del sector se desaceleró ligeramente, pero todavía presenta unos ratios muy destacados, con un ROE del 9,7%; una rentabilidad técnica sobre primas del 9,1%, y un beneficio antes de impuestos del 10,2%. Los resultados mejoraron en No Vida por la mejora de la siniestralidad, hasta un resultado técnico del 9,9%, mientras que en Vida cayeron hasta el -0,5% sobre provisiones.

Según Sánchez, “en los ultimos 10 años el sector ha mantenido los datos de rentabilidad y este año se mantendrán los beneficios del sector, pero asistimos a un progresivo estrechamiento de los márgenes. La agresividad comercial entre las entidades provoca una rotación de clientes que afecta a la rentabilidad de los negocios. Además, contamos con altos gastos fijos y organigramas muy jerarquizados que también lastran la rentabilidad. La mejora de la eficiencia sólo vendrá de la tecnología que, en el futuro, puede provocar una disminución del riesgo que el cliente vera y podría llevarle a no contratar el seguro. Tenemos que reinventar el modelo de negocio, cambiando el mix de productos y enfocándonos a los más rentables y aplicando nuevos planteamientos de suscripción, porque el cliente cambia. Hay que construir un nuevo modelo de servicio, para evitar que el problema se produzca, en lugar de esperar el siniestro, y contar con redes cada vez más especializadas”.

Concluyó: “Tenemos que enfocarnos a nuestras fortalezas, porque el cliente está cambiando mucho y ya no vale con la segmentación sino que necesitamos la personalización del seguro, que traerá la inteligencia de negocio, algo que ya está poniendo las diferencias entre unas entidades y otras”.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

ICEA cree que la rotación de clientes y los altos gastos fijos estrechan la rentabilidad del seguro

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter