ciberseguridad wenalyze corredurias ciberriesgos

Los ciberseguros, un producto que “es el nuevo seguro de Daños”

El equipo de ciberriesgos de AIG España ofreció a brokers y clientes las pautas para adoptar una actitud resiliente frente a las amenazas cibernéticas, durante su evento titulado ‘Ciber resiliencia. Aproximación a su Ciberseguro’.

La jornada, moderada por Carlos Rodríguez, Cyber, Crime and Crisis Solution Product Leader de AIG, se abordó desde la experiencia de contratación, revisando casos reales de siniestros, explicando los servicios que ofrece la póliza CyberEdge para mitigar los riesgos, exponiendo las últimas tendencias de los ciberataques, para terminar con la demostración en directo de cómo un hacker puede conseguir credenciales para acceder a entornos corporativos y qué hacer para evitarlo.

Lucas Scortecci, director de Líneas Financieras para Iberia y Latam de AIG, estableció en su discurso el marco en el que se iba a desarrollar el resto del acto y ofreció una visión general de un producto que “es el nuevo seguro de Daños” y “ya es una realidad en el mercado”. Incidió en los tres pilares en que se sustentan las pólizas de este ramo: prevención, seguro y respuesta, indicó.

Uno de los puntos que los expertos que participaron dejaron claro durante sus intervenciones es que el riesgo cibernético está en constante cambio y que las pérdidas previstas seguirán aumentando en frecuencia y gravedad en la misma medida en que los ciberriesgos se convierten en una amenaza cada vez mayor.

De hecho, según Rodríguez, de acuerdo con el informe de cibersiniestros europeo de AIG de 2018, solo el año pasado hubo “el mismo número de notificaciones que en toda la serie histórica”. Otro detalle interesante es que el incidente más notificado es el ataque que compromete las cuentas de usuario, superando por primera vez al ransomware.

Asimismo, resaltó Rodríguez que los servicios profesionales han pasado a ser el sector que más siniestros sufre, quitando el liderato a los servicios financieros, que pasan al segundo lugar. Una situación que puede haber influido en que “las pymes sean las que más están contratando en España el seguro de ciberriesgos, el 63%, según un estudio de ICEA de 2018”, informó, quien cifró en 31.000 euros el coste medio de los siniestros que afectan a este tipo de empresas.

Una vez finalizadas las intervenciones más ‘teóricas’, Jesús Antón, hacker ético de IT advisory de KPMG, mostró en directo las técnicas que usan los hackers para clonar tarjetas (de acceso, de transporte, de vending, etc.), robar credenciales corporativas a través de la Wi Fi y acceder a la Deep Web, la internet profunda, así como los riesgos que esto puede suponer para las compañías. Al mismo tiempo, enumeró algunas buenas prácticas para evitar ser víctima de los piratas informáticos.

La última parte del evento se dedicó a analizar desde todas las vertientes cómo se afronta un caso de siniestro cibernético real y los costes que conlleva. En ella, los invitados pudieron demostrar sus conocimientos participando en un concurso de preguntas sobre acciones a realizar en cada caso. El primer caso se refería a un fallo de seguridad de un proveedor externo de servicios, el segundo a una suplantación de identidad, el tercero tenía un componente internacional y el último trataba sobre extorsión y pérdida de beneficios.

Todos los ponentes insistieron en la importancia de notificar con rapidez a la compañía de seguros para que ponga a trabajar a sus expertos y seguir el plan de acción que estos diseñen.

En este sentido, Benedetta Cossarini, directora general de AIG Iberia, recordó al clausurar la jornada que el 40% de las pymes han reconocido ciberataques, “y muchas no estaban aseguradas”, siendo lo más importante para evitarlos “empezar por identificar las debilidades”. Además, aprovechó para defender el proyecto que AIG está iniciando a nivel mundial hacia la “cobertura afirmativa”, que consiste en que cualquier póliza de seguro indique expresamente si cubre o no el ciberriesgo.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter