Tachometer of a car seen through a steering wheel

Europa aprueba una directiva para controlar la velocidad de los coches de forma automática

El Parlamento Europeo, antes de su disolución por las elecciones, ha decidido que hoy propondrá algunos cambios sobre seguridad vial, entre los que destaca la instalación de un conjunto de hasta diez sistemas de seguridad en los nuevos modelos de turismo y furgonetas ligeras a partir de 2022. Dentro de este paquete encontramos el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA), con capacidad para reconocer los límites de velocidad en cada tramo de carretera. Todos los coches de nueva construcción deberán contar con este controlador de velocidad a partir de 2022, los coches que ya están circulando deberán tenerlos desde 2024.

Hoy martes, la Eurocámara aprueba esta directiva que obligará a los coches que se fabriquen a partir de 2022 a incluir un limitador de velocidad. El sistema detectará a qué velocidad vamos y cuál es la velocidad máxima para ese tramo. Una vez tenga los dos datos, si nos estamos pasando el coche reducirá de forma automática a la velocidad permitida.

Esta es una de las medidas de seguridad vial que figuran en el paquete de esta directiva junto a la incorporación de cajas negras en los coches. Medidas pensadas para reducir hasta en un 20% los accidentes mortales en carretera. Una medida muy importante para la Comisión tras el crecimiento de los accidentes en los años de la crisis.