idis resa

El IDIS afirma que “la sanidad privada es eficiente, accesible y resolutiva”

Fundación IDIS apuesta, desde hace siete años, por sacar a la luz el resultado de sus actuaciones en términos asistenciales a través de su estudio RESA 2018. Indicadores de resultados en salud en la sanidad privada y, de esa forma, analizar áreas de mejora y diseñar procesos que generen mayor eficiencia y calidad asistencial. Según ha explicado Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), durante la presentación del Estudio RESA 2018, “en un contexto de complejidad elevada y exigencia se hace imprescindible poner la máxima atención en los procedimientos y procesos que ponemos en marcha en nuestros centros, en la dotación de infraestructuras, en la innovación que promovemos y en todos los resultados que obtenemos en lo relacionado con el acceso, eficiencia, calidad y seguridad y resolución asistencial, áreas que recoge este estudio de resultados en salud”. Con datos de 325 centros sanitarios (+ 186 de reproducción asistida) esta edición representa a las 17 comunidades autónomas y analiza 63 indicadores. El informe recoge información del 26% del total de altas hospitalarias en España, de la mitad de intervenciones quirúrgicas de la actividad privada o de 1,5 millones de estudios de diagnóstico por imagen. Los resultados se han hecho públicos en el marco de una jornada que ha sido inaugurada por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, D. Enrique Ruiz Escudero.

La asociación añade que “la eficiencia del sector privado en la gestión de recursos no es un tópico, sino que tiene una demostración cuantitativa en los resultados de los principales indicadores que la miden: la estancia media ajustada en el centro hospitalario se sitúa en 3,49 días y la prequirúrgica, en 8 horas. En este punto es reseñable el porcentaje de la cirugía ambulatoria, que sobrepasa el 58% de las intervenciones. Otro dato a tener en cuenta que da sentido a esta afirmación es el relacionado con el porcentaje de cirugías biliares realizadas por laparoscopia, cuya medida se incorpora este año, y que roza el 96%: es un dato que indica la rápida y total adaptación de los centros privados a las nuevas técnicas de cirugía mínimamente invasiva que disminuyen de forma significativa el impacto y los riesgos sobre el paciente”.

Por otro lado, el sector privado presenta una excelente accesibilidad en las diferentes líneas de actividad. De esta forma el sistema privado cuenta con 29 días de espera media electiva para intervenciones quirúrgicas, 9 para pruebas complementarias y 3 para entrega de resultados. En el caso de la consulta para especialidades, la espera ronda las dos semanas y, en más de 4 millones de urgencias, una espera de solo 23 minutos de media. El informe estudia también el tiempo entre el diagnóstico y el inicio del tratamiento oncológico “ofreciendo datos de 10,61 días en cáncer de pulmón, 13,48 días en cáncer de mama y 14,31 en cáncer de colon”, asegura Manuel Vilches, director general de IDIS.

Otra conclusión a la que llega el estudio es que la sanidad privada es resolutiva, la cual se ampara en datos como la tasa de retorno al hospital después del alta, que es del de 3,4% en retorno a urgencias a las 72 horas por el mismo diagnóstico; 4,5% de reingreso en hospitalización a 30 días del alta y 0,8% de  reingreso por causas quirúrgicas a los 7 días; cifras que están en línea e incluso por debajo de las publicadas en otros sistemas públicos o privados.

Para el director general de Fundación IDIS, “detrás de los buenos resultados se encuentra siempre un esfuerzo mantenido por la calidad. Los indicadores presentados muestran que la práctica de la acreditación o certificación de unidades y procesos es generalizada en el sector. También la implantación de las principales políticas de seguridad del paciente está sistematizada entre los centros privados con niveles muy altos de desarrollo de las mismas, por encima del 90%”. La seguridad del paciente es así otro distintivo de la sanidad privada: el protocolo de higiene de manos está implantado en el 100% de los centros; el 93% de las intervenciones se realizan con “check-list” quirúrgico; en el 90% de los centros hay protocolos de evaluación de úlceras por presión y un 87% cuenta con políticas de notificación de efectos adversos. Asimismo este sistema muestra un gran compromiso con la calidad. De esta forma, los indicadores cuantitativos de resultado presentan unas cifras excelentes, como la tasa de supervivencia a las 48 horas de pacientes ingresados por síndrome coronario agudo del 97,5%, un 89,2% de supervivencia al alta por insuficiencia cardiaca y una tasa de supervivencia al alta en ictus del 87,4%. Existen otros parámetros como la intervención por fractura de cadera en menos de 48 horas, con una tasa del 87,1%, o del 88,2% cuando nos referimos a pacientes en hemodiálisis con parámetros básicos alcanzados (KT/V y albúmina en sangre).

Añadiendo indicadores y análisis por rangos de edad

Este informe ya incluye algunos datos del proyecto internacional (EIQI), realizado en más de 400 hospitales públicos y privados de Alemania, Suiza y Austria, lo que permitirá compararse con los hospitales de estos territorios. Tal y como señala Manuel Vilches, “este año se abordan los datos de mortalidad por neumonía no complicada (que presenta en 2017 un resultado de 8,4%, similares a los obtenidos en IQM (EIQI, 9%) o el observatorio de la Comunidad de Madrid (7,85% y 8,84%), lo que aún sin ser exactamente comparables, ratifica que el sector privado se encuentra dentro de los parámetros que definen los resultados asistenciales totalmente alineados). Asimismo, se registra el indicador de mortalidad por fractura de cuello de fémur o de cadera pertrocantérea, con resultados del 3,5% y  3,4%, respectivamente”.

El estudio hace también, por primera vez, un análisis específico de las personas mayores en la sanidad privada, ya que es un fenómeno muy estudiado pero cuyo impacto en la sanidad es poco conocido. El contacto de la población mayor de 64 años supone en el Estudio RESA el 35,4% de las altas en la sanidad privada y el 44% de estancias totales: cerca de la mitad de un hospital privado está dedicada a la atención de las personas mayores y de los datos obtenidos se desprende que los resultados asistenciales en este segmento de población son idénticos o incluso mejores que en el resto de tramos de edad.

El presidente de la Fundación IDIS, Luis Mayero, ha asegurado que el análisis de los resultados de salud es fundamental en cualquier sistema, puesto que “estimula la mejora continua de la calidad, impulsa la innovación y los procesos de investigación, favorece el empoderamiento del paciente en su proceso de toma de decisiones e induce a una actualización constante de los conocimientos científicos y pericia de los profesionales. A la vista de los datos, estamos plenamente convencidos -asegura- de que es ineludible la participación de la sanidad privada, de igual a igual, en el diseño de nuestro sistema sanitario, por su gran volumen de actividad y, como hemos mostrado, por su calidad de resultados, comparable a la de los mejores sistemas sanitarios nacionales o internacionales. Esta forma de hacer conjunta beneficiará al ciudadano en general y al paciente y su entorno en particular, lo cual constituye la auténtica razón de ser de toda nuestra actividad”.

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

El IDIS afirma que “la sanidad privada es eficiente, accesible y resolutiva”

MÁS NOTICIAS

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter