dkv obesidad-infantil

DKV alerta del avance de la obesidad infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

DKV señala que la obesidad infantil se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud pública del siglo XXI. En España, el exceso de peso afecta a un 41,3% de los niños y niñas entre 6 y 9 años, según el Estudio Aladino de 2015, pero aún así, esta problemática no se encuenta entre los temas de salud y educación que más preocupan a los padres -con hijos hasta los 10 años-, tal y como revela el I estudio de salud y bienestar en la infancia elaborado por DKV y el Hospital Sant Joan de Déu.

La obesidad infantil depende de una gran diversidad de factores, entre ellos, la relación entre la genética y el estilo de vida, aunque también intervienen otros factores macro sociales, políticos y gubernamentales, y también, socioeconómicos.

Verduras y hortalizas vs chuches y snacks

En cuanto al estilo de vida, según el Dr. Rafael Casas, psiquiatra experto en obesidad infantil, uno de los factores que más inciden en la probabilidad de presentar sobrepeso y obesidad es la alimentación y, en concreto, la baja adherencia a la dieta mediterrránea con insuficiente consumo de frutas, verduras y hortalizas, de pescado y de legumbres, frenta a un exceso de alimentos procesados, snacks, chuches y bebidas azucaradas.

El reciente estudio de DKV, realizado a padres y madres de niños hasta los 10 años, revela que una parte destacada de la población infantil no sigue las recomendaciones de limitar este consumo: el 88% come snacks y fritos 5 días a la semana o más, o que cerca de un 44% de los niños consume repostería comercial más de 3 días a la semana.

Asimismo, un 68,8% de los niños consume pescado o marisco 2 o menos veces por semana, muy por debajo de la recomendación (3-4 raciones por semana), al igual que el consumo de legumbres, con solo un tercio de los niños que cumple las recomendaciones de 3-4 veces por semana.