verano tranquilo viajar

Coberturas imprescindibles para asegurar un verano tranquilo, según Aegon

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

En 2018 se realizaron en España más de 197 millones de viajes, principalmente por ocio, vacaciones o visitas a familiares, según el INE. Aegon ha recopilado las coberturas imprescindibles para viajar sin sobresaltos y nos recuerda que, antes de contratar un seguro específico, también conviene revisar nuestras pólizas de salud, vida, hogar, estc, que en ocasiones incluyen coberturas de asistencia en viajes que desconocemos y que pueden librarnos de muchos quebraderos de cabeza.

Seguro de salud

Viajar, tanto a destinos nacionales como internacionales, implica un cambio en la rutina que, muchas veces, puede afectar a la salud. Comidas, salidas, excursiones, imprevistos… Cuando estamos de vacaciones y queremos disfrutar sin preocupaciones, un seguro de salud que nos cubra en situaciones inesperadas nos aporta tranquilidad y seguridad a la hora de viajar.

En ocasiones, estas coberturas se encuentran incluidas en la de salud aunque no seamos conscientes de ello. Es el caso, por ejemplo, de la cobertura de seguros de asistencia en viaje, que facilita el transporte en caso de accidente, se hace cargo de los gastos médicos en situaciones en las que se requiera intervención y hospitalización en el extranjero, así como el envío de documentos o la búsqueda de equipajes perdidos durante los trayectos. De esta manera, teniendo contratado nuestro seguro de salud nos encontramos protegidos frente a los imprevistos que pueden surgir durante toda la estancia.

Coberturas de viaje temporales

Si vas a viajar y estás pensando en contratar un seguro de viaje, también se ofrecen coberturas específicas según las necesidades del asegurado, la duración o el tipo de actividad que vaya a realizar. Existen, por ejemplo, seguros de cancelación en caso de que no puedas realizar el viaje, por lo que te devolverán el importa completo. Para viajes cortos, puedes contratar una cobertura de viaje temporal, que das de baja al regresar a tu hogar y que incluye, entre otras opciones, el robo o deterioro del equipaje, indemnización en caso de retraso o cancelación del vuelo e incluso el retorno anticipado del asegurado en caso de fallecimiento u hospitalización de un familiar.

Seguro del hogar

Nuestra casa queda desprotegida cuando nos vamos de viaje. No en vano, la época estival es la preferida de los cacos. Una póliza de hogar con coberturas específicas nos permitirá viajar tranquilos, al saber que pase lo que pase, estamos cubiertos.

Otros seguros

Existen otras pólizas que pueden resolvernos un problema cuando estemos fuera de casa. Por ejemplo, el seguro de móvil nos permitirá obtener un sustituto y así no sentirnos desconectado en caso de caída, robo o pérdida. También hay que tener en cuenta los seguros de tarjetas de crédito, que contienen coberturas desconocidas para muchos, desde retrasos o cancelaciones de los vuelos, pérdida, robo o extravío tanto de la tarjeta como del equipaje que lleves, gastos médicos básicos e incluso las consecuencias de algunos accidentes.

Finalmente, existen seguros de viaje específicos para determinadas actividades. Si, por ejemplo, practicarás un deporte de riesgo, puedes contratar un seguro deportivo que cubren tanto el viaje como los gastos provenientes de un accidente, el rescate, la intervención si fuera necesaria e incluso la rehabilitación posterior.