'Barómetro de Prácticas de Pago' difundido por Crédito y Caución

Europa Occidental afrontará en 2019 un aumento del 2,7% en las insolvencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

De acuerdo con los resultados del último ‘Barómetro de Prácticas de Pago’ difundido por Crédito y Caución, en 2019 la mayor tasa de impago en Europa Occidental se registra en Grecia, donde alcanza al 3% de las operaciones comerciales entre empresas.

Sin embargo, el dato más relevante del estudio se refiere al incremento generalizado de los niveles de impago en la mayoría de los mercados de nuestro entorno. A medida que el crecimiento económico global se desacelera y que el sector manufacturero lucha contra el deterioro del comercio, Europa Occidental afrontará en 2019 un aumento del 2,7% en las insolvencias, el primer incremento anual para la región en años. En ese contexto, las tasas de impago están acusando un aumento significativo.

De los 13 mercados analizados en Europa Occidental solo dos, Dinamarca e Italia, reducen su tasa de impago en las operaciones comerciales entre empresas.

Los mayores incrementos, entre las 14 y las 17 décimas, se registran en Austria (del 0,7% al 2,4%), Suiza (del 0,8% al 2,3%) y Alemania (del 0,7% al 2,1%). Los tres mercados germánicos de centroeuropa pasan de tasas por debajo del 1% en 2018 a superar ampliamente el 2%.

En un segundo bloque, Bélgica (del 1% al 2%), Suecia (del 1% al 2%) o Reino Unido (del 1,5% al 2,5%) ganan un punto porcentual, lo que también supone un giro significativo en el riesgo de impago comercial para las empresas españolas que exportan a estos mercados. Irlanda (del 1% al 2%), España (del 1,5% al 2,4%), Francia (del 1,1% al 1,9%), Países Bajos (del 0,9% al 1,3%) o la misma Grecia (del 2,8% al 3%), registran empeoramientos más suaves.

El sector agrícola registra la mayor tasa de incobrables de la región (del 1,7% de 2018 al 2,7% de 2019), seguido de maquinaria (del 1,2% al 2,4%), consumo duradero (del 1,1% al 2,0%), electrónica (del 1% al 1,9%), servicios (del 1% al 1,8%) alimentación (del 1,3% al 1,8%) y textil (del 1,1% al 1,4%).

A pesar de ser las más rápidas en la recuperación de pagos vencidos, las microempresas de Europa Occidental registraron un aumento de las tasas de impago (de 1% al 1,4%). Este incremento fue más acusado aún entre las pymes (del 1,6% al 2,6%) y las grandes empresas (del 1,4% al 2,4%).