caser futuro

Caser Futuro reúne a expertos internacionales para debatir sobre anticipación

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Caser ha organizado en Málaga el foro, ‘Caser Futuro, Anticipando el mañana’, que ha abundado en las claves del futuro en materia de tecnología y empresa de la mano de expertos de reconocido prestigio internacional y diferentes disciplinas.

Durante la conferencia, celebrada este pasado 12 de junio, Garbiñe Muguruza, tenista y embajadora de Caser, habló de cómo se conciben los cambios tecnológicos en el deporte de élite y repasó los logros de su carrera profesional. “Mi vida es el tenis, sigue siendo mi prioridad pero encuentro el balance: el tenis es un estilo de vida. Tengo muchos años de carrera profesional por delante, ahora mismo estoy en la mitad. En este punto, afronto mi día a día con más experiencia y más tranquilidad; las emociones están ahí, pero sabes lo que viene”, declaró Muguruza.

Además de Garbiñe Muguruza, en la jornada intervinieron otros expertos de gran reconocimiento internacional. Neil Harbisson, el primer ciborg reconocido legalmente, fue el encargado de abrir la jornada. En su discurso Harbisson profundizó en la teoría de que en el futuro todos seremos ciborgs: “La tecnología nos brinda nuevos sentidos y abre puertas a nuevas circunstancias, renueva la percepción de la realidad”, ha señalado Harbisson.

Por su parte, José Luis Cordeiro, ingeniero y teórico de la inmortalidad, dedicó su ponencia al envejecimiento y explicó cómo en 20 años llegaremos a ser inmortales y sus consecuencias. “La prioridad de la humanidad debería ser terminar con el envejecimiento. En este sentido, podemos decir que en 2045 la gente no envejecerá y tendrá buena salud”, afirmó Cordeiro.

Asimismo, Olga San Jacinto, exdirectora de Google América, hizo un repaso por los avances tecnológicos que durante los próximos 15 años marcarán el futuro de las empresas y en concreto habló del impacto sustancial de la inteligencia artificial. “Los profesionales del futuro serán distintos. La tecnología sustituirá tareas y no las personas. En este contexto, se harán tareas que ahora no imaginamos. Seremos más autodidactas y emprendedores”, comentó San Jacinto.