ASISA recomienda visitar su Servicio de Medicina del Viajero antes de un viaje internacional

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

A la hora de planificar un viaje al extranjero es necesario tener en cuenta que uno de los aspectos más importantes es el relacionado con el cuidado de la salud y, dependiendo del destino, la necesidad de tomar algunas precauciones e incluso vacunarse ante determinadas enfermedades. Para atender estas necesidades, el Grupo ASISA cuenta con un Servicio de Medicina del Viajero y Vacunación Internacional que, tras evaluar, por un lado, la edad y el estado de salud del viajero y, por otro, el destino, tipo de viaje, duración y época del año en que se realizará, ofrece a los pacientes asesoramiento personalizado y las recomendaciones adecuadas tanto de vacunación como de tratamientos profilácticos. Igualmente, el servicio informa a los viajeros sobre otras enfermedades no prevenibles mediante vacunación para minimizar sus posibles efectos, y les aconseja sobre aspectos básicos, como confeccionar un botiquín dependiendo del destino o las pautas de alimentación que deben seguir en su destino.

El Dr. Jorge Del Diego, responsable del Servicio de Medicina del Viajero y responsable nacional de Medicina Preventiva del Grupo ASISA, explica que los viajeros que visitan la consulta presentan por lo general una amplia franja de edad, desde los 20 a los 60 años, suelen viajar por turismo y los temas que más les preocupan se centran en la alimentación y bebida, así como formas de evitar picaduras de mosquitos o dudas sobre la medicación frente a la malaria. En todos los casos, los especialistas ofrecen pautas y consejos adaptados a cada paciente particular y ofrecen la posibilidad de contactar con la unidad durante su estancia en el extranjero ante dudas o problemas puntuales de salud.

Junto a estos viajeros por turismo, en los últimos años el Servicio de Medicina del Viajero del Grupo ASISA ha visto incrementadas las consultas debido al auge de la movilidad por trabajo y a que cada vez con más frecuencia las empresas sugieren a sus empleados que visiten este tipo de servicios antes de su desplazamiento al exterior.

Este servicio integral y especializado se presta en varios hospitales del Grupo HLA, como Moncloa (Madrid); Vistahermosa (Alicante); El Ángel (Málaga); Mediterráneo (Almería) y Santa Isabel (Sevilla), así como en los centros médicos de ASISA en Madrid (C/ Caracas) y Barcelona. El servicio es accesible para cualquier viajero y los asegurados de ASISA disfrutan de condiciones especiales.

Consejos a antes y después de un viaje

Los especialistas en medicina del viajero y vacunación del Grupo ASISA aconsejan acudir a la consulta con al menos 2 meses de antelación, de modo que haya tiempo suficiente para administrar las vacunas pertinentes que en ocasiones pueden requerir la administración de varias dosis antes del viaje. Igualmente, esta consulta es un momento fundamental para realizar una actualización en el calendario vacunal del adulto. Aquí se incluyen las vacunas denominadas sistemáticas, que son las que están en calendarios vacunales y cuya importancia, quizás, no dependa tanto del lugar de destino sino como por su valor para el niño y el adulto.

“Hay dosis que, pasados pocos años, será necesario repetir para adquirir de nuevo protección. Saber qué vacunas son, cada cuánto se ha de revacunar con cada una de ellas, qué efectividad tienen, e incluso las posibles reacciones adversas, son otro de los elementos fundamentales de los que se debe hablar en una consulta de Medicina del Viajero”, apunta el Dr. Del Diego, responsable del servicio.

En el ámbito de la vacunación internacional hay algunas vacunas obligatorias, como la de la fiebre amarilla para entrar en algunos países, o la de la meningitis tetravalente durante la época de la Hajj y el Umrah (peregrinación a La Meca). A nivel mundial, según la Sociedad Internacional de Medicina del Viajero, la vacuna que más se recomienda a la hora de un viaje es la antigripal, algo que contrasta con la práctica habitual de Medicina del Viajero en España. “En nuestro ámbito, las más recomendadas son aquellas que sirven para hacer frente a enfermedades que se transmiten por agua o alimentos, y dentro de estas, la hepatitis A o la fiebre tifoidea”, concluye el Dr. Del Diego.

Junto a la información y administración de las vacunas, la visita a la consulta previa al viaje permite a los especialistas ofrecer información sobre hábitos para mantener una salud óptima durante su estancia en el exterior.

El servicio que proporciona la unidad especializada en medicina del viajero del Grupo ASISA incluye también una consulta posterior al viaje, que está especialmente indicada para personas que tienen enfermedades crónicas respiratorias o cardiovasculares, así como aquellas que han pasado más de tres meses consecutivos en un país exótico. Igualmente, si después del viaje una persona presenta fiebre, diarrea o vómitos de forma persistente o si se ha estado expuesto a una infección grave durante el viaje, también debería acudir para realizar un examen físico de salud.