Multicultural friends group using smartphone with coffee at university college break - People hands addicted by mobile smart phone - Technology concept with connected trendy millennials - Filter image

Los millennials, los más preocupados por ahorrar para la jubilación (42%)

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin

Sólo dos de cada diez españoles creen que vivirán cómodamente durante su jubilación (18%), frente al 29% a nivel global. Ésta es una de las principales conclusiones del ‘Estudio Anual de Preparación para la Jubilación’ que Aegon ha realizado, por octavo año consecutivo, en 15 países de Europa, Asia, América y Australia.

La jubilación, motivo de estrés

El 38% de los encuestados afirma sentirse estresado por su planificación financiera a largo plazo al menos una vez al mes. Por generaciones, los millennials son los más preocupados por ahorrar para la jubilación (42%), superando incluso a la media global y seguidos de cerca por la generación X (39%) y los baby boomers (32%).

España y Japón, a la cola en el ahorro para la jubilación

Entre otros aspectos recogidos en el informe se encuentra el Índice de Preparación para la Jubilación de Aegon (ARRI, por sus siglas en inglés), que mide el nivel de preparación de la ciudadanía de cara a su retiro, en relación a seis variables: responsabilidad personal, grado de concienciación, conocimientos financieros, planificación de la jubilación, preparación financiera, sustitución de los ingresos.

España cuenta con una de las mayores esperanzas de vida del mundo, con una media de 83,1 años según datos de la Organización Mundial de la Salud de 2016. Tan solo la precede Japón, con una media de 84,2 años. Sin embargo, ambos países se mantienen con una puntuación ARRI baja (5,4 y 4,9 respectivamente), situándose en las últimas posiciones del ranking. España se coloca así en el duodécimo puesto, junto a Polonia, si bien esto supone un incremento de tres puntos respecto al año anterior y una mejora en aspectos como la planificación de la jubilación y la preparación financiera.

Por el contrario, India (7,8), Estados Unidos (6,6) y Brasil (6,5) se encuentran entre los países que más ahorran y mejor preparados están para su jubilación. En Europa, por su parte, Reino Unido y Alemania destacan como las regiones con una puntuación más alta (6,2 y 6,1 respectivamente).

Preocupados por la jubilación pero poco constantes

Tan solo tres de cada diez trabajadores en España son ahorradores habituales, por debajo de la media global (39%). El 25% de los encuestados afirma ahorrar de forma ocasional y el 16% asegura no estar ahorrando actualmente, aunque lo ha hecho en el pasado. De hecho, tan solo el 17% de los trabajadores afirma ser un “estratega de la jubilación”, es decir, contar con un plan de jubilación por escrito. Si bien un 32% asegura contar con un plan de jubilación no escrito, cerca del 50% no tienen ningún plan en mente.

Asimismo, en caso de no poder trabajar antes de la edad de jubilación, seis de cada diez españoles no disponen de un plan alternativo, cifra muy superior a la media global (55%). Más de la mitad (53%) de los jubilados en España lo hicieron antes de lo que habían planeado (frente al 39 % global) y entre ellos, un 32 % cita la pérdida de empleo o desempleo como el principal motivo, seguido de la mala salud (30%).

Composición de los ingresos para la jubilación

Según el estudio de Aegon, más de la mitad de los encuestados (58%) afirman que las generaciones venideras tendrán una jubilación más desfavorable que los jubilados actuales, mientras que tan solo el 9% piensa lo contrario.

En relación al origen de los ingresos, los españoles piensan que el 64% del total provendrá del Estado (46% a nivel global), mientras que un 24% correspondería a ahorros e inversiones propias y solo un 12% de las empresas. Por generaciones, la opinión varía: mientras que los baby boomers esperan que las tres cuartas partes (77%) de sus ingresos de jubilación procedan del Estado, esta proporción cae al 66% entre los miembros de la generación X y a la mitad (51%) entre los millennials.

Del estudio se desprende que la sociedad apoya una reforma gubernamental. El 44% de los españoles coincide en que el Estado debería aumentar la financiación total disponible para la Seguridad Social, frente al 13% que piensa lo contrario. Un 24% de los encuestados considera que el Estado debería adoptar un enfoque equilibrado, estableciendo algunas rebajas en las prestaciones y algunos incrementos fiscales, mientras que solo el 3% considera que el Estado no debería emprender ninguna medida.

La salud y el hogar

Los españoles son optimistas con su esperanza de vida y su prioridad es disfrutar de la misma. Según el estudio, las personas esperan vivir hasta una edad media de 88 años, ocho años más que la cifra registrada a nivel global. Viajar (70%), pasar más tiempo con la familia y amigos (57%) y buscar nuevos pasatiempos (46%) son las principales aspiraciones de los españoles para la jubilación.

Sin embargo, a pesar de ser optimistas, se encuentran bastante más preocupados por el impacto que tendrá el envejecimiento en su salud y estilo de vida. Seis de cada diez españoles afirma estar preocupado por el deterioro de su salud física y al 54% le preocupa sufrir alzhéimer o demencia. Para ello, llevar un estilo de vida saludable es primordial. Según el informe, más de tres de cada cinco personas (63%) asegura evitar los hábitos perjudiciales para su salud, además de practicar ejercicio regularmente y comer de manera saludable.

El hogar, por otro lado, es otro de los principales elementos para que los españoles tengan una vida plena durante su jubilación. Los baños adaptados (44%), botones de pánico (40%) y muebles adaptados a la edad (37%) encabezan la lista de dispositivos necesarios en el hogar a medida que envejecemos. A rasgos generales, además de una excelente atención sanitaria, los españoles señalan la importancia de un coste de vida asequible y un entorno adaptado para personas de edad avanzada fuera del domicilio para disfrutar de una jubilación plena.