insurtech aefi

AEFI presenta el Libro blanco de la Insurtech y urge a implantar el Sandbox

Aplicar el principio de proporcionalidad para que, cumpliendo la misma la regulación la misma actividad, se generen espacios proporcionales para la Insurtech; adaptar los requisitos normativos a sus características; aprobar el Sandbox y crear un Comité de Innovación en el Sector Seguros son algunas de las propuestas que recoge el Libro Blanco de Insurtech que ha presentado AEFI (Asociación Española de Fintech e Insurtech) y el despacho de abogados Hogan Lovells, con el patrocinio de Equifax y la colaboración de Raúl Casado, subdirector General de Autorizaciones, Conductas de Mercado y Distribución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), para convertir a España en referencia mundial del Insurtech.

El Libro Blanco del Insurtech (compañías de seguros que emplean avances tecnológicos y las posibilidades de digitalización para hacer evolucionar al sector) efectúa un completo análisis de la situación del mercado asegurador, en conexión con la innovación generada por el nacimiento de las Insurtech. Para ello, tras estudiar las distintas verticales y modelos de negocio, el documento examina diferentes barreras que ralentizan el avance de este tipo de entidades para identificar algunas propuestas normativas y soluciones que redundarían en un beneficio para el resto del mercado.

“Si no somos capaces de aplicar proporcionalidad no habrá innovación” ha dicho el presidente de AEFI, Rodrigo García de la Cruz. “El resto de países de nuestro entorno se encuentran en un estado de desarrollo normativo más avanzado que favorece el crecimiento de ‘insurtech’ y otros proveedores de tecnología como los financieros”, añade.

Para ello, AEFI propone dotar al entorno regulatorio de medios presupuestarios, técnicos y humanos suficientes para su cometido. Esto se concretaría en un conjunto de disposiciones que amparen la realización controlada de pruebas dentro de un proyecto que pueda dar lugar a nuevos modelos de negocio, aplicaciones o productos con incidencia en los mercados.

Actualmente, la propuesta española del ‘sandbox’ consta en el Anteproyecto de Ley de medidas para la transformación digital del sistema financiero, que fue aprobado por el Consejo de Ministros. No obstante, aún debe aprobarse en el Congreso, cuando haya un nuevo Gobierno, al que han solicitado “apoyo para facilitar el emprendimiento”.

“El supervisor debería adoptar una visión prospectiva en el modelo de supervisión”, ha afirmado el subdirector general de autorizaciones, conducta de mercado y distribución de la Dirección general de Seguros y Fondos de pensiones, Raúl Casado, quien ha destacado el “dinamismo del sector” en España.

En este sentido, AEFI ha abogado por diez “medidas imprescindibles” en este ‘libro blanco’, entre las que destacan la creación de un Comité de innovación en el sector seguros (CISS) y la adaptación de los requisitos normativos a las características de las ‘insurtech’, favoreciendo a las compañías de seguros que emplean avances tecnológicos para hacer evolucionar el sector.

Asimismo, la asociación ha recomendado crear un marco de trabajo de API abierto, la puesta en común de una base de datos de pólizas del mercado asegurador español y la creación de un marco normativo adaptado a las necesidades de los proveedores ‘p2p’ (peer-to-peer).

Este libro blanco también insiste en la aplicación del “principio de proporcionalidad” en la regulación y la supervisión, no solo a nivel nacional, sino también supranacional en el mercado único europeo.

La asociación de ‘fintech’ e ‘insurtech’ de España nació en 2016 y agrupa a 126 empresas asociadas y 28 alianzas internacionales con el objetivo de situar a España como un foco pionero para el desarrollo de ‘start-ups’.

MÁS NOTICIAS