¿Necesita el Pacto de Toledo reformarse y abrirse a más protagonistas?

Editar noticia  Redacción

Ayer se celebraron en Madrid las jornadas ‘¿Qué ha pasado con las pensiones en estos 30 años? ¿Hemos perdido el tiempo? ¿Dónde está el Pacto de Toledo?’ organizadas por El Nuevo Lunes y AXA.

En la sesión de apertura, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, señaló que “el Pacto de Toledo ha cometido errores; ¿y quién no? Además, también, como todo el mundo, ha acertado; y no lo ha hecho en cosas menores. Puede que el Pacto no haya conseguido la totalidad de su objetivo mayor, que era eliminar las pensiones del debate político. Este era, tal vez, un objetivo demasiado ambicioso, pero, sin embargo, ha hecho el gran servicio a nuestra sociedad de introducir en la discusión sobre el sistema de pensiones la cuestión nuclear de sus fuentes de financiación”.

En su opinión, “el Pacto de Toledo no debe desaparecer, pero sí reformarse a sí mismo. Hace falta, un Pacto después del Pacto, porque éste se nos ha quedado corto. Un Pacto más abierto, con más protagonistas, con toda la carga técnica que tiene el tema sobre el que versa. Que lo social tiene una gran importancia para la vida de las personas; pero sólo si lo social es técnicamente sólido permanecerá, y funcionará”.

Afirmó que “en estos últimos 30 años, los interlocutores sociales y, en realidad, la sociedad en su conjunto, hemos actuado bajo la premisa de que todo lo que necesitaba nuestro sistema de pensiones eran ajustes. Apretar algún tornillo por aquí y por allá. Cambiar alguna regla. Esto es lo que, para mí, a día de hoy, no está nada claro”.

Advirtió de que “el gran error que hemos cometido en estos 30 años ha sido no darnos cuenta de que con cambios paramétricos lo único que íbamos a conseguir era llegar adonde hemos llegado: A una situación en la que, primero, no tenemos claro haber alcanzado la sostenibilidad del sistema; y, segundo, una vez que tengamos plenamente desplegada la reforma del 2011, ya prácticamente no nos quedará otro parámetro que ajustar que la edad de jubilación. Ésta es hoy la herencia que nos deja el reformismo de los últimos 30 años. La herencia de un sistema de pensiones de reparto que ya no nos va a poder decir con razonables dosis de certeza cuándo vamos a poder retirarnos de la vida laboral”.

La presidenta de la patronal aseguradora indicó que “las soluciones son complejas y, además, son varias, lo cual hemos de ver como una ventaja. El sistema de reparto español necesita más que un ajuste de parámetros; necesita ser repensado, y necesita ser visto como un sistema del bienestar complejo del que forman parte otros elementos que hoy prácticamente no existen, como es el ahorro capitalizado. Necesita ser más transparente. Tanto, tanto, que, en realidad, en este ámbito de la transparencia bien podemos hablar de giro copernicano. Necesita tener un mayor peso técnico, necesita estar más gobernado por fórmulas y valoraciones acordadas por todos que eliminen del debate elementos puramente subjetivos. En el tema de las pensiones, estoy convencida, hay tantas soluciones como problemas. Pero sin diálogo abierto, sin voluntad de pactar, sin búsqueda de los puntos medios, todo lo que nos quedará será “el Problema”, así, con mayúsculas, y las muchas decepciones que nos causará”.

 

 

MÁS NOTICIAS

Internacional

Insurance Europe pide “una revisión exhaustiva y completa de KID de PRIIPs”

Insurance Europe está seriamente preocupada por el enfoque de solución rápida adoptado por las Autoridades Europeas …

RSC

Fundación Mutua Madrileña, elegida Fundación del Año

Fundación Mutua Madrileña ha sido elegida Fundación del Año en la octava edición de los …

Instituciones

El Gobierno podría aprobar el viernes la Autoridad Independiente de Seguros y Pensiones

El Gobierno podría aprobar este viernes 21 de diciembre en el Consejo de Ministros que …