Rosa Mª López (AIG): “Nuestro objetivo es convertirnos en un empleador de referencia”

Editar noticia  Redacción

“Nuestro objetivo es convertirnos en un empleador de referencia ofreciendo a los trabajadores la mejor experiencia posible” – Rosa Mª López, Directora de RRHH de AIG.

A lo largo de sus casi veinte años de experiencia en el campo de los recursos humanos, trece de ellos como máxima responsable de esta área en AIG Iberia, Rosa María López ha procurado implementar su máxima de que todo el mundo se merece crecer profesionalmente en una compañía, si demuestra que se lo merece. Desde esta multinacional de los seguros, a la que llegó en 2005 para crear el área que dirige, ha puesto en marcha numerosas iniciativas para favorecer al máximo la conciliación de los alrededor de 200 empleados que hay entre España y Portugal, aunque reconoce que quedan muchos retos por delante, fruto de la actual coyuntura que vivimos de transformación tecnológica, que en su opinión, afecta no sólo a todos los sectores de la economía sino, en especial, a las relaciones entre empleado y empresa. 

Recientemente, han sido galardonados en la primera edición del Premio Generación, organizado por el Observatorio Generación y Talento, por su competición de Ideas Think Tank. Cuéntenos acerca de esta iniciativa, cómo surgió y en qué consiste.

Estamos muy contentos con este premio porque reconoce aquellas iniciativas con impacto positivo sobre el desarrollo personal y profesional de los trabajadores. Es una competición de ideas entre equipos formados por colectivos de diversas generaciones, departamentos y nacionalidades, lo que en nuestro caso, es particularmente importante dado que alrededor del 10% de la plantilla de AIG Iberia no es española. Para que una idea resulte ganadora tiene que contener un carácter innovador y debe poder ser implementada en los procesos de gestión de la empresa así como en su estrategia de negocio. 

Este tipo de iniciativas son muy importantes para nosotros porque nos permiten integrar todavía más a las personas de nuestra organización, compartiendo experiencias y promoviendo los principios de igualdad, inclusión y no discriminación. Otra experiencia similar se ha desarrollado, por ejemplo, en Portugal, donde a través de la propuesta de dos compañeras que presentaron a la dirección general se ha creado un laboratorio de ideas.

También cabe destacar la creación hace un año de un grupo de mujeres con el objetivo de compartir experiencias y fomentar su crecimiento profesional en la compañía, con actividades como el Cross Border Mentoring (un programa mediante el que un directivo europeo o global de AIG, es asignado como mentor de una empleada de España o Portugal con sesiones periódicas a través del teléfono o videoconferencia) o la realización de talleres o sesiones magistrales, entre otras iniciativas. En la actualidad, la plantilla de AIG Iberia cuenta con un 51% de mujeres.

¿Qué objetivos inmediatos se ha marcado como responsable de Recursos Humanos de AIG Iberia?

Pretendo principalmente aportar sensatez a la función de los recursos humanos, fomentando que la gente quiera aportar su máximo esfuerzo al desempeño profesional, porque sabe que con ello, conseguirá elementos diferenciadores en su carrera. Lo que pretendemos transmitir es que, en realidad, no hay ningún secreto para alcanzar el éxito en el trabajo, ya que todo se basa principalmente en la cultura del esfuerzo.

Cuando uno trabaja en lo que le gusta, lo normal es que dé el máximo y transmita pasión e ilusión en lo que hace. Pero ante todo, hay que ser siempre un profesional, porque muchas veces acabamos trabajando en cosas que no son lo que se ha estudiado. En mi caso, por ejemplo, nunca creí que, por mi formación, iba a acabar en recursos humanos. Además, tuve mucha suerte porque a mi padre le trasladaron a París y estuve ahí viviendo tres años, en lo que fue una oportunidad para estudiar en la Sorbona. También pude realizar un Master en Dirección de Recursos Humanos en el Instituto de Empresa, que pude cursar gracias a mi trabajo por aquel entonces en el sector farmacéutico, donde estuve ocho años y en los que viví una serie de experiencias de las que estoy muy agradecida. 

Por todo ello, quiero contribuir a que los empleados de la compañía tengan las mejores opciones posibles para poder formarse de manera continua. Hay gente en el sector asegurador que no habla inglés todavía, y eso es chocante porque es un idioma que se utiliza mucho y en el que, al menos, hay que favorecer que cada persona pueda desenvolverse para su trabajo del día a día. En AIG hay mucha formación y el inglés es una lengua común en la matriz, por lo que se utiliza a diario.

En este ecosistema de transformación digital en el que se trata de facilitar, entre otros aspectos, la conciliación laboral con la familia, mediante el teletrabajo o la reducción de jornada, ¿cómo está viviendo este proceso AIG? ¿De qué manera se produjo este proceso?

Todos estos cambios que poco a poco vamos introduciendo en la compañía son como consecuencia de las encuestas que realizamos para escuchar a nuestros empleados sobre lo que tienen que decir acerca de su puesto de trabajo. Gracias a ello comenzamos a desarrollar programas de formación o a implementar medidas que favorecen el teletrabajo, junto a otra serie de iniciativas destinadas a la flexibilidad laboral. Hay que entender que en nuestra empresa existen puestos que no sólo dependen a nivel local sino que reportan fuera, con lo que siguen otras pautas y ritmos que obligan a establecer medidas para lograr un adecuado equilibrio y armonía para todos. AIG es en general, una compañía muy dinámica y en fase continua de transformación, que es lo que en definitiva nos hace sentirnos siempre vivos.

Este proceso de escucha continua al empleado nos empuja a estar permanentemente al tanto de las tendencias nuevas que surgen en recursos humanos, como por ejemplo, el Family Day una iniciativa que pusimos en marcha hace un año en España y Portugal y en la que hacemos participan los hijos de los trabajadores, favoreciendo que todos se conozcan e interactúen unos con otros. Otro ejemplo es el desayuno especial que se realiza cuando es el cumpleaños de alguien, en el que contamos con la participación de la dirección general, y en donde todos tienen la oportunidad de hablar con la Directora sobre sus puntos de vista, sus ideas para mejorar el clima laboral o en general, en relación a la compañía.

Pretendemos fomentar para todos de manera global, un espíritu de innovación y de colaboración, que hemos intentado transmitir en el propio diseño de nuestras nuevas oficinas o con actividades como nuestras charlas semanales internas en las que cualquier empleado traslada a sus compañeros las próximas acciones que tiene pensado poner en marcha. Este espíritu de innovación intentamos trasladarlo también a la captación de talento o a la propia interactuación con nuestros stakeholders o con otras compañías.

Hoy en día se habla mucho de employee centricity. De situar al empleado en el centro de la empresa, ¿qué es lo más importante para AIG en este sentido?, y ¿qué actividades son las más valoradas por sus empleados?

Valoramos especialmente poder hablar de forma continua con nuestros empleados, escucharles sobre lo que es importante para ellos y en relación a qué cosas creen que podríamos hacer para mejorar su experiencia en el trabajo. Hablábamos antes del teletrabajo, pero fruto de esa bidireccionalidad con ellos, llevamos mucho tiempo implementando medidas para favorecer la conciliación de la actividad profesional con la familia, como por ejemplo, haciendo que nuestra jornada semanal sea de 35 horas u ofreciendo 30 días de vacaciones al año más otros dos para vincularlos a festivos. 

También me gustaría subrayar los esfuerzos que estamos haciendo para impulsar la diversidad y la inclusión. Contamos con dos grupos internos, uno de mujeres y aliados, y otro de generaciones, que están ayudando a la compañía a promover y mejorar en estos ámbitos. Sucede algo parecido con la implicación de nuestros trabajadores en las políticas de responsabilidad social corporativa, con la que se comprometen y disfrutan. Todo esto nos hace sentirnos tremendamente orgullosos ya que creemos que nos acerca a nuestro objetivo de ser el empleador de referencia en el sector.

En el tema de oportunidades de desarrollo, optamos por una política dinámica en la que el empleado pueda plantear sus deseos, por ejemplo en el campo del estudio. Somos conscientes de que esta actividad requiere un esfuerzo y en muchas ocasiones, ir más allá de la jornada de trabajo, por lo que lo tenemos muy en cuenta para ofrecerles facilidades. También estamos promoviendo mucho las políticas de salud y bienestar, porque creemos que para que una persona se sienta bien tiene que hacer deporte, practicar actividades y relacionarse con los demás. Esto lo logramos por ejemplo, organizando carreras, llegando a acuerdos con gimnasios, con importantes beneficios en nuestro seguro médico privado u organizando talleres para gestionar adecuadamente el estrés o la falta de sueño.

Seguir leyendo

MÁS NOTICIAS

Mercado

Acierto advierte de que cinco millones de españoles conducen de forma imprudente

Acierto informa que durante los últimos días numerosos medios de comunicación y usuarios se …

Compañías

Asefa renueva su compromiso con Fundación Inade

Asefa Seguros ha renovado el convenio de colaboración que mantiene con Fundación Inade desde 2012 …

Salud

DKV alerta del avance de la obesidad infantil

DKV señala que la obesidad infantil se ha convertido en uno de los mayores problemas …