Nuestros coches son viejos y los usamos mucho, por eso crece la siniestralidad

Editar noticia  Redacción

El año pasado se incrementó del 6,4 al 7,1% el número de coches que sufrió una avería del motor en marcha que provocó su parada, según datos de RACE, que observa “un preocupante aumento de los accidentes que han necesitado una asistencia, aumentando un 0,63% respecto a 2015”. Por contra, los problemas relacionados con la batería descendieron un 0,67%, y actualmente suponen el 19,2% de las averías. Mientras tanto, las relacionadas con los neumáticos crecieron un 0,4% hasta alcanzar el 7,2% del total y los accidentes de tráfico se situaron en el 6,9% tras experimentar un repunte del 0,6%. Finalmente, “en aquellas asistencias que incluyen un rescate, baja el número en accidentes (79,81% contra 81,74%), mientras que aumentan el de atascos (9,88% por 9,15%) y el de incendios (2,02%, por los 1,57% de 2015)”, según el RACE.

Los expertos coinciden en que factores como el envejecimiento del parque móvil y el incremento de las ventas y del uso de vehículos como consecuencia de la recuperación económica han provocado un incremento de la siniestralidad en el ramo de Autos. En el ámbito estricto de la asistencia, esta evolución también se deja notar.

Falta de mantenimiento

“Por supuesto, al haber más siniestralidad se solicitan más peticiones de asistencia”, resume Mireia Arenas, directora de Asistencia en Viaje y Vehículo de Sustitución de ARAG, quien añade que “el factor más relevante para ello es la falta de mantenimiento de los vehículos. Por ejemplo, en el caso de las flotas de camiones existe un porcentaje muy elevado de los siniestros por avería, a causa de los pinchazos”, ejemplifica.

Eduardo Rodríguez, director comercial y de Marketing de Asitur, explica que “desde hace más de dos años estamos notando una mayor siniestralidad en Autos”. De hecho, “en Asitur, a cierre de mayo, hemos incrementado casi el 10% el número de expedientes de Asistencia en carretera respecto al mismo periodo del año anterior”, revela.

Bajo su punto de vista, el incremento de la siniestralidad se debe, en parte, al “mayor uso del vehículo que se ha producido por la recuperación de la situación económica”, pero también a factores como “el abaratamiento del combustible si comparamos estos factores con lo que ocurría en años precedentes”.

La antigüedad, clave

Germán Cuevas Pérez, subdirector de Desarrollo de Negocio de TIREA, indica que “la crisis que hemos atravesado ha impactado en la asistencia en carretera; el propio envejecimiento del parque es un factor que necesariamente incide en más averías, al igual que cuando volvemos a usar el coche, si hemos relajado el mantenimiento por cuestiones económicas”.   

Por su parte, Nadia Domínguez, directora comercial de Automoción de Europ Assistance España, indica que “sin duda, en asistencia hemos visto como la frecuencia de uso de nuestros servicios ha crecido en los últimos años. Entre otros factores, la falta de mantenimiento de los vehículos y envejecimiento del parque automovilístico han incidido directamente en este incremento”, coincide.

En la misma línea, Eduardo Rodríguez opina “la mayor siniestralidad en Autos está muy relacionada con el estado del parque automovilístico, que ya tiene una edad media de 14 años, y con el estado de los propios vehículos: un 19% de los vehículos en circulación no consigue pasar la ITV y, lo que es peor, ha crecido hasta un 20% el porcentaje de vehículos que circulan sin tener la ITV en vigor”, detalla. Según su experiencia, “cada vez se invierte menos en el  mantenimiento de los vehículos por parte de sus propietarios, y ello se traduce finalmente en un  mayor número de averías mecánicas”.

Según el Barómetro de Averías del RACE, en el 2016 los vehículos con una antigüedad superior a 10 años representaban el 54%, y “la antigüedad del vehículo influye en la producción de las averías”. Así, “los comprendidos entre los 10 y los 15 años han sufrido el 42% de los problemas, cuando el parque de turismos es el 27% del total”, señalan fuentes del RACE. “Si comparamos este dato, por ejemplo, con los turismos de entre 8 y 10 años, éstos han sufrido el 11,8% de las averías, con un parque del 20%”, añaden.

Por su parte, “los vehículos de entre 10 y 15 años de edad destacan muy por encima del resto de grupos de edad en problemas de motor, electricidad, neumáticos, cambio, alimentación, refrigeración, dirección, frenos o el embrague, en algún caso multiplicando por 10 los casos de avería respecto al total”.

 

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Francesc Santasusana Riera será el nuevo Presidente del Colegio de Mediadores de Barcelona

No habrá que esperar al 25 de junio para conocer al próximo presidente del Colegio …

Actualidad

La Ley de Seguros Agrarios Combinados, cumple 40 años con el cambio climático y la España vaciada como principales amenazas

“El Sistema de Seguros Agrarios Combinados se ha convertido en un pilar fundamental de la …

Actualidad

CESCE se suma al equipo de voluntarios que trabaja con el Banco de alimentos de Madrid

El Comité Ejecutivo de CESCE se ha sumado al equipo de voluntarios que se encarga …