Las 7 razones por las que los universitarios deben plantearse trabajar en seguros

Editar noticia  Redacción

Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, pronunció ayer una conferencia en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid, en la que explicó a los universitarios las 7 razones principales por las que deberían plantearse trabajar en el sector asegurador.Complutense

Tras explicar con detalle las cifras y solvencia del seguro español, afirmó que “voy a hacer el intento de convencerles, y convencer sobre todo a los más brillantes de entre ustedes, de que se planteen seriamente el sector asegurador como uno de sus posibles destinos laborales. El primer argumento es porque, casi sea cual sea la habilidad que hayan desarrollado o decidido desarrollar, el seguro la necesita. Sobre el seguro hay muchas falsas leyendas urbanas. Pero casi ninguna como ésa que dice que el seguro sólo emplea agentes de seguros. Dejando de lado el hecho de que hay agentes de seguros que son emprendedores de primer nivel con importantes cifras de beneficio, el hecho es que el seguro necesita de todo tipo de profesionales. Conocer el riesgo y gestionar el riesgo es algo que demanda de mucho conocimiento y experiencia, conocimiento que por necesidad se ha de aportar desde muchos ámbitos profesionales”.

Insistió en que “para ustedes, economistas, el mundo del seguro presenta una oportunidad muy clara si tenemos en cuenta que pocos ámbito de la actuación de los economistas tienen hoy más pujanza que el cálculo y la prevención de riesgos. Es cierto que son muy pocas las empresas hoy en día que tienen un cro, esto es un Chief Risk Officer, en su organigrama; pero más nos vale que eso cambie, y cambie pronto. Ustedes deben ser un elemento fundamental de ese cambio. La labor de mapeo de riesgos y consecuente búsqueda de las protecciones adecuadas para los mismos, es una labor fundamental para un tejido empresarial como el español, crecientemente globalizado y sofisticado”.

Según sus palabras, “a todos aquellos de ustedes que no lo hayan hecho todavía les diré que el riesgo es un bichito esquivo, casi impredecible y, me van a permitir la salida de tono, con bastante mala leche. Si dedican ustedes su vida profesional al riesgo, les van a caer bastantes capones. Queden advertidos. Pero, al mismo tiempo, conocer el riesgo, analizar el riesgo, implantar políticas para mitigarlo, es una de las actividades más interesantes en que puedo pensar”.

La segunda razón que esgrimió fue que “si pertenecen ustedes a esa mayoría social española que lo primero que le reclama a su puesto de trabajo es estabilidad, el seguro ofrece unas condiciones inmejorables. El 97% de los trabajadores españoles tiene contrato fijo, lo cual se nota en el indicio de que la gráfica del empleo directo de las entidades aseguradoras es una de las gráficas más aburridas que se pueden encontrar trabajar en seguros es 10 veces más estable que en el conjunto de la economía. Nuestra marca es la estabilidad. Le transmitimos a nuestro empleo la filosofía que informa nuestro negocio”.

La tercera razón: “íntimamente ligada a la estabilidad, es que en el sector asegurador es posible desarrollar carreras completas, desplegar la profesionalidad a lo largo de la vida. Los datos de que disponemos nos dicen que la antigüedad media en el puesto de trabajo de nuestros trabajadores es de 14,5 años en el caso de los hombres, 13,2 en el caso de las mujeres. El empleado medio de seguros, por lo tanto, entró a trabajar en su empresa en 2004. Comparativamente hablando, sólo hay un sector de actividad en España que nos gane en esta ratio. Pero ese sector es la administración pública. Y no se crean que le andamos mucho a la zaga”.

Otra razón: “Bien sé yo, créanme, que la igualdad laboral todavía tiene que dar algún paso que otro; pero digamos que en el sector asegurador tiene dar alguno menos. La plantilla aseguradora no es del todo paritaria, debo advertirlo: en el seguro trabajan más mujeres que hombres. Ya ven… un mantra negativo decía que eso era por la cantidad de mujeres administrativas, por las secretarias en una palabra. Pero no es verdad. En departamentos de alta responsabilidad, aquí he puesto el ejemplo de los de financiero y asuntos jurídicos, las mujeres son mayoría. No digo que seamos el paraíso, pero sí que estamos bastante más cerca que otros”.

El quinto argumento para trabajar en el seguro es “porque conciliamos. En el sector asegurador somos conscientes de que un trabajador debe ser, en todo momento, una persona creativa, con capacidad de respuesta e iniciativa antes situaciones que por necesidad son cambiantes. Esa capacidad la mantienen las mentes lúcidas y las personas que, bueno, a nadie le gusta ir a trabajar, pero por lo menos no lo aprecien como una tortura. En este esquema juega un papel muy importante la política de conciliación de la vida laboral y familiar, y esto es algo que está muy presente en el día a día de las entidades aseguradoras. El seguro asume como una consecuencia lógica de la estabilidad en el empleo y la permanencia en el mismo la producción de necesidades en materia de paternidad y maternidad, cuidado de hijos y de personas mayores, etc. Ya supongo que en una facultad universitaria no hará falta explicar que el perfeccionamiento intelectual es algo que nunca termina. El trabajo del estudiante universitario es estudiar pero, a partir del momento en que deje de ser estudiante, esa actividad pasará a ser la obligación del buen profesional”.

Añadió que “esto el seguro lo tiene claro y, por eso, siempre presta atención a que sus empleados se formen. Trabajar en un sector que prepara constantemente a sus empleados es tener la garantía de que uno mismo nunca se va a quedar obsoleto, nunca se va a quedar en la cuneta de la evolución. Todo esto, yo lo entiendo, sería poca cosa si el sector que elaborase este discurso pagase mal. Un empleo con estas características por poco salario sería como un juguete roto envuelto en un paquete muy bonito. Pero es que no es así. De 76 actividades distintas, según las estadísticas, el seguro es la octava que mejor paga. Es posible, desde luego, encontrar trabajo mejor pagado que el seguro. Pero hay que tamizar mucha arena para encontrar el oro. Somos conscientes de que estas informaciones estadísticas no aportan todo lo que alguien necesita para saber lo que es trabajar en el sector asegurador”.

Por ello “iniciamos la campaña ‘un futuro asegurado’. Esta campaña se basa en el concepto de que sean los propios trabajadores del seguro los que le cuenten al público de dónde vienen, qué estudiaron, a qué se dedican dentro de su empresa; qué es lo que les motiva y qué es lo que valoran en su puesto de trabajo. Para hacer los vídeos de la campaña hicimos un casting entre entidades aseguradoras y recibimos peticiones de un centenar de trabajadores. De entre ellos seleccionamos a un puñado”.

Como colofón invitó a todos “a que visiten este espacio web y échenle un vistazo a los videos. Ahí tienen testimonios reales. Ahí tienen a gente que les puede decir, de primera mano, qué supone trabajar en esto de los seguros.Si tan sólo a uno de ustedes todo esto les anima a probar, nos podremos dar por satisfechos. Anímense. No se arrepentirán”.

MÁS NOTICIAS

Tecnología

RGA re organiza la próxima edición de su RGA Technovate Lab en Madrid

El próximo 25 de octubre RGA re International Ibérica celebrará en TheCube la próxima edición …

Internacional

Willis Towers Watson advierte que la exposición a riesgos políticos aumenta las pérdidas de las empresas

Las crisis ocasionadas por los riesgos geopolíticos se han convertido en una de las principales …

Salud

Las aseguradoras se vuelcan con el Día contra el Cáncer de Mama

Mapfre

Se suma un año más a la conmemoración del Día Contra el Cáncer de …