Las claves de un entorno de trabajo saludable

Editar noticia  Redacción

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. De acuerdo con esto, un entorno de trabajo saludable es el que permite el cuidado de la salud, física y mental.

Esta definición refleja la evolución de nuestro concepto de salud ocupacional, que ha pasado de poner el acento casi exclusivamente en el entorno de trabajo físico a incluir factores psicosociales y prácticas personales de salud. El lugar de trabajo se está usando cada vez más como un entorno para la promoción de la salud y las actividades de salud preventivas… que además redundan en un mayor beneficio.

Los entornos de trabajo saludables promueven un buen ambiente de trabajo, ilusionan a los profesionales comprometiéndoles con el proyecto y con su propio desarrollo profesional, lo que redunda en negocio y rentabilidad.

Crear espacios profesionales capaces de respetar las necesidades corporales, psicológicas y sociales de las personas es el gran reto de las organizaciones. Conseguir un entorno de trabajo saludable es el resultado de políticas a corto, pero sobre todo a medio y largo plazo. Son el resultado de aplicar políticas integradas de bienestar que afectan a todos los stakeholders de la empresa: trabajadores, clientes, accionistas, proveedores, comunidad

Según la Organización Mundial de la Salud, estas son las 5 claves de un entorno de trabajo saludable:

1. Implicación y compromiso por parte de la dirección

Un liderazgo comprometido y concienciado es el mejor de los caldos de cultivo para crear un entorno saludable y para arrastrar a todo el equipo en ese empeño.

2. Involucrar a los trabajadores y sus representantes

De poco o nada servirán las políticas activas por parte de las empresas para crear entornos de trabajo saludable si los trabajadores no se comprometen y se implican de una forma activa. Según la encuesta internacional ‘360º Wellbeing Survey 2019: Well and Beyond’, elaborada por Cigna Corporation, en cuanto a los programas de salud y bienestar en la empresa en España, el 72% de los encuestados afirma que la entidad donde trabaja no le proporciona este tipo de iniciativas, muy por encima del promedio mundial (54%). En el momento de analizarse qué entienden por “programa de salud y bienestar”, el 42% de los españoles cree que se trata de políticas centradas únicamente en la promoción y cuidado del bienestar físico, sin contemplar la salud mental. A esta falta de conocimiento se une la escasa participación de los empleados en este tipo de acciones: menos de la mitad de los que tienen un programa de bienestar participan en él, con una tasa del 7%. “España está rezagada en lo que respecta a los programas de bienestar en el lugar de trabajo, ya que los empleadores lo dan por sentado y el interés de los empleados no es alto. Además, el bienestar mental, tan relevante en estos días, no recibe la atención que merece”, explica Ana Romeo, Directora de Recursos Humanos de Cigna España. “El desarrollo de programas que prioricen el bienestar general, así como el aumento de las tasas de participación, debe ser el objetivo de las empresas si desean prosperar, minimizar las bajas por enfermedad y retener a empleados comprometidos y altamente motivados”, añade.

3. Ética y legalidad empresarial

Es un principio básico y universal. Crear un ambiente de trabajo que no haga daño a la salud física o mental, a la seguridad y el bienestar de los trabajadores es un imperativo moral de toda empresa. Y aunque parece que no debería hacer falta ni citarlo, no todos los trabajadores del mundo gozan del mismo nivel de protección que nosotros… y aun así, casos como el de la presencia de amianto en el metro de Madrid, nos hacen pensar que sigue siendo necesario recordar este punto. Lo idóneo es que la empresa pueda adherirse a los códigos sociales y éticos como una parte de su rol en la comunidad a la que pertenece.

4. Uso de un proceso sistemático e integral

Las empresas deben reunir los recursos técnicos y logísticos necesarios para construir entornos de trabajo saludables. Una vez que que existe conciencia y compromiso tanto por parte de la dirección como de los empleados, hay que asegurar la mejora continua y la eficacia del sistema. Y esto pasa también por formación continua.

5. Sostenibilidad e integración

Este punto pasa también por la adecuación de la empresa a la legislación vigente en materia de seguridad laboral y prevención de riesgos laborales.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Fenómenos atmosféricos, daños eléctricos y robos encabezan las causas de asistencias en el hogar en verano

Las asistencias en el hogar que más aumentan en verano se producen por fenómenos atmosféricos, …

Actualidad

Mapfre y ebroker llegan a un acuerdo para impulsar la conectividad

Mapfre y ebroker han firmado un acuerdo para el impulso de la conectividad entre la …

Actualidad

Solunion, La joint venture de Mapfre y Euler Hermes de seguros de crédito celebra su vigésimo aniversario

Solunion ha celebrado su vigésimo aniversario en el mercado con un evento en Medellín al …