La mediación reina en RC

Editar noticia  Redacción

Según el Informe 2016 de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), descontando los seguros de Riesgos Nucleares, más del 80% de las primas de Responsabilidad Civil son distribuidas por la mediación. Los corredores registran una cuota de mercado del 53,4%, mientras que el canal agencial aglutina un 29%. Por su parte, los operadores de banca seguros distribuyen algo menos de un 5% de las primas, las oficinas de la entidad un 7,3% y los portales de internet un 1,7%. Por pólizas, los agentes alcanzan una cuota del 46,3%, los corredores del 28,8%, los operadores de banca seguros un 14,5%, las oficinas de la entidad un 8% y los portales de Internet un 0,1%.

Ello dibuja un ramo cuyo canal de distribución hegemónico es la mediación. Pero, yendo a la letra pequeña, ¿cuál es la situación en cada uno de los nichos que forman este amplio ramo? Hemos consultado a varios expertos, que nos han dado su visión al respecto.

Desde Berkley señalan que, en este ramo, “normalmente actúa la mediación tradicional, pero en algunos productos, como por ejemplo D&O, el canal bancario últimamente cobra mucho protagonismo”.

Canal preponderante

Juan Ignacio Carro, director de Mercado de QBE, cree por su parte que “en el seguro de D&O los brokers siguen teniendo un papel preponderante. En cuanto al segmento de gran empresa tienen casi la exclusiva; respecto al de las pymes, entran en juego otros canales como el bancario o las agencias de suscripción”. En lo que se refiere al seguro de Responsabilidad Civil Profesional, “la mediación tradicional ha prestado siempre mucha atención a este ramo: corredurías de todos los tamaños trabajan y colocan estos riesgos estando algunas de ellas muy enfocadas en diferentes profesiones, tales como las técnicas o relacionadas con la construcción, médicas o jurídico-económicas, por mencionar algunas de ellas”, apunta. “Los colegios profesionales cumpliendo una importante función social y garantista de la profesión han prestado también especial atención a la provisión de pólizas colectivas de aseguramiento de la actividad profesional de sus colegiados” añade. Por otro lado, incide en que “el sector banca seguros se encuentra aún en desarrollo en lo relacionado a la Responsabilidad Civil Profesional en contraposición a su posicionamiento en otros seguros de No Vida tales como Multiriesgos o Consejeros y Directivos”.

“Nosotros distribuimos a través de corredores de seguros”, asegura Nerea de la Fuente, directora de Riesgos Profesionales de Hiscox España. “Ellos son los que conocen mejor al cliente y así pueden asesorarnos para adaptar el producto a sus necesidades específicas”, añade.

Bajo su punto de vista, “la labor del corredor/mediador es fundamental en la distribución. Sólo ellos pueden conocer mejor los riesgos de primera mano”, argumenta. “Además, si tenemos en cuenta al público que nos dirigimos (empresas, profesionales y autónomos), tenemos que estudiar cada caso para poder asegurarles adecuadamente. Esta labor, sin el corredor/mediador que realiza una primera valoración, sería imposible”, opina.

RC Profesional, territorio para especialistas

“Para nosotros, que hacemos exclusivamente RC Profesional, el canal de distribución predominante es el de los corredores y corredurías”, señala en este punto Darío Spata, CEO de Iberian Insurance Group. “Al ser un producto especializado y dirigido a colectivos profesionales, destaca su distribución a través de la mediación, que está más que preparada para asesorar sobre este tipo de pólizas”, indica.

“Sin ninguna duda, la RC Profesional es el ámbito que requiere una mayor especialización del canal”, continúa. “Los mediadores que venden este ramo son conscientes de que no se trata de un ramo masa, y precisamente esto lo convierte en una oportunidad. A mayor complejidad, mayor especialización, y esto se traduce en una ventaja competitiva”, remacha.

Guillermo García-Yagüe Llorente, gerente de Maxymas, cree que “es más que una oportunidad, es una obligación para todos los mediadores que presumimos de ser profesionales. Y una oportunidad de distinguirnos de otros canales”, añade. “No puedes decirle a un cliente que tienes una exposición  de un millón de euros en una accidente laboral y dejarle un límite por víctima de 150.000, si no menos”, ejemplifica. “Tenemos que advertirle del riesgo y podemos darle una solución”, subraya.

Riesgos cibernéticos y líneas financieras

En opinión de Juan Ignacio Carro, de QBE, “los segmentos que requieren una mayor especialización del canal de distribución son los relativos a riesgos cibernéticos y los que se incluyen en el segmento de líneas financieras: D&O, salidas a Bolsa, instituciones financieras, etc. Estos suponen una oportunidad interesante tanto para los mediadores como para las aseguradoras por su alto potencial de crecimiento, con independencia del tamaño de las empresas”.

“El ámbito de mayor crecimiento potencial del ramo es justamente el que requiere mayor especialización del canal: ciberriesgos, empresas tecnológicas, RC profesional, D&O”, asienten desde Berkley. “Por supuesto, el ramo supone una oportunidad para los mediadores no solo por la RC sino por los seguros que lleva a aparejados, pero igualmente supone un reto en su labor de asesoramiento”.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Nace #RedEWI para potenciar el liderazgo femenino y que haya más mujeres directivas en el Seguro

Con el objetivo de hacer el sector asegurador más igualitario y diverso y de que …

Actualidad

Cálculo implanta en tiempo récord su plataforma e-tica en la nube para Salud y Decesos

AFEMEFA, mutualidad de seguros de asistencia sanitaria, ha establecido un acuerdo de colaboración con Cálculo para comercializar …

Actualidad

Adecose se reúne con el Banco de España para analizar la aplicación de la Ley Hipotecaria

La Asociación Española de Corredurías de Seguros, Adecose, se ha reunido con los responsables del …