La revolución de los datos en Salud

Editar noticia  Redacción

La capacidad tecnológica de recopilar en tiempo real cantidades cada vez más ingentes de información sobre los pacientes está transformando la sanidad, agilizando y mejorando la asistencia pero, al mismo tiempo, exponiendo los datos a la amenaza de los ciberdelincuentes.

De acuerdo con el informe Securit 2018 de la firma de ciberseguridad Check Point, el sector sanitario es el menos seguro frente a ciberataques. No en vano, el virus WannaCry tumbó el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido en mayo de 2017, generando grandes daños económicos y poniendo en peligro a los pacientes. Y no es el único ejemplo: hace pocos meses, un ciberataque golpeó en sistema sanitario de Singapur, robando los datos de 1,5 millones de pacientes. “No se trata de la obra de un hacker aficionado o de una banda de criminales”, sino de “un ciberataque deliberado y bien planeado” que desembocó en “el robo más serio y sin precedentes de datos personales en Singapur”, según el Ministerio de Salud del país. Entre los datos robados se encuentran los nombres, las fechas de nacimiento, género, dirección de domicilio y el grupo racial de todos los pacientes desde el 1 de mayo de 2015 al 4 de julio de 2018, además de las prescripciones médicas de alrededor de 160.000 pacientes de los ambulatorios.

Es por ello que, según la firma de ciberseguridad, “el sector de la salud necesita una herramienta que no sólo identifique las amenazas avanzadas, sino que les impida entrar”, una solución que cuente con funciones Firewall IPS, control de aplicaciones, antibot y antispam, así como tecnologías de emulación y extracción de amenazas.

Grandes cantidades de información

Y es que, según Chek Point, los servicios sanitarios son “el blanco de ciberdelincuentes que buscan sustraer grandes cantidades de información sensible, ya sea para robar identidades, cometer fraude con ellos o venderlos en la Dark Net”. Y no es para menos: más de 15.000 hospitales en todo el mundo recogen en tiempo real información sensible de pacientes, como su historial clínico o los fármacos que utilizan.

“La digitalización genera nuevos instrumentos capaces de procesar e integrar ingentes volúmenes de datos que ya pueden ser utilizados para obtener patrones de comportamiento y modelos predictivos”, en palabras de Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, durante su intervención jornada de innovación biomédica.

Según Dolors Llorens, subdirectora general de Asistencia Dental Europea, “para las compañías, las innovaciones tecnológicas son una fuente de datos muy valiosa que les permite realizar propuestas a medida y premiar los buenos hábitos a los asegurados”, añade.

Potencial

“No somos conscientes del potencial de la tecnología y hasta qué punto cambiará la forma de entender la salud y la medicina”, asegura Oriol Cascante, director comercial de Clínicum. “El big data jugará un papel fundamental en lo que a prevención se refiere y ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas que cada vez viven más y quieren vivir mejor”, vaticina.

En este punto, Jaime Ortiz, director comercial y de Marketing de Asisa, apunta que “los clientes más jóvenes están más dispuestos que nunca a compartir datos con las compañías a través de las nuevas herramientas tecnológicas a cambio de obtener un servicio más personalizado. Debemos aprovechar esta disposición para dar pasos hacia un modelo de seguro de Salud más personalizado, en el que podamos trabajar con los clientes a largo plazo, atendiendo sus necesidades específicas en cada momento y adaptando nuestra oferta a la demanda particular”, opina.

Blockchain

La Asociación Americana de Seguros (AAIS) ha anunciado recientemente el lanzamiento de su primera plataforma blockchain para la recolección y compartición de datos estadísticos. Esta iniciativa permitirá “reducir los procesos de elaboración de informes estadísticos tediosos, así como reducir los costos y el tiempo de procesamiento de datos asociados a informes en nombre de las aseguradoras, reguladores y otros contribuyentes”, según un comunicado. “Los seguros están respaldados por estadísticas, y blockchain ayudará a conectar la compañía con una cantidad ingente de datos. Además, nos permitirá optimizar la gerencia de riesgos y mejorar las tarifas, recortando procesos que ya no serán necesarios”, asegura la asociación.

La plataforma contará con un sistema automatizado para cargar o subir datos, contratos inteligentes para permitir la transacción eficiente de información, así como acceso a datos sobre los seguros en tiempo casi real, agilizando así los procesos.

Esta iniciativa no es única, ya que Marsh también ha desarrollado su propia solución de blockchain para “pruebas de seguros” que permitirán simplificar procesos y hacerlos más transparentes. Además, 14 aseguradoras europeas trabajan en un acuerdo parecido con Deloitte, de cara a implementar un sistema que simplifique el cumplimiento de las leyes internacionales de seguros.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Los delitos cibernéticos costaron a la economía mundial 600.000 millones de euros en 2018

El coste total de los delitos cibernéticos en 2018 fue de 600.000 millones de euros, …

Actualidad

La carrera 10K Divina Seguros Alboraya recauda cerca de 8200 euros para seguir luchando contra el cáncer

La octava edición de la 10K Divina Seguros Alboraya contra el Cáncer, celebrada el pasado …

Actualidad

Reale se suma a los patrocinadores del centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Centenario del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido continúa sus actividades de difusión …