El impacto de las nuevas tecnologías en el seguro de Salud

Editar noticia  Redacción

Internet y los móviles, entre otros avances tecnológicos, han transformado radicalmente la manera en que de los asegurados del ramo de Salud acceden a los servicios sanitarios. Varios expertos analizan esta revolución.

Según un informe del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, se calcula que un 48,3% de los internautas españoles consulta información relativa a la salud por Internet. Y es que los avances tecnológicos están cambiando radicalmente la manera que tenemos de cuidar nuestra salud y acudir al médico. Hemos preguntado a varios profesionales con acreditada experiencia en el ramo de Salud cuáles son los aspectos en los que la tecnología está afectando más al seguro sanitario.

Relación con el cliente

“La tecnología está introduciendo muchos cambios en este sector, principalmente respecto a la relación y comunicación con el cliente”, apunta Dolors Llorens, subdirectora general de Asistencia Dental Europea. “Creo que una de las tendencias que va a coger fuerza y se va a consolidar es el tema de poder realizar consultas médicas de manera inmediata y sin necesidad de desplazarse a un centro médico. Los chats y las vídeo consultas son elementos que creo que han llegado para quedarse pero que necesitan acabar de madurar. El consumidor cada vez quiere más inmediatez y más comodidad para cuidar de su salud y estas propuestas lo permiten”, explica.

En palabras de Jaime Ortiz, director comercial y de Marketing de Asisa, “Internet y las nuevas tecnologías móviles han cambiado la forma en la que los clientes se relacionan con las compañías, lo que nos está obligando a impulsar un profundo proceso de transformación digital para atender sus demandas. Este cambio afecta a todos nuestros procesos, desde la contratación hasta la forma de ofrecer servicios o de atender a los clientes. Nuestro reto es simplificar todos los procesos para evitar trámites innecesarios y facilitar las gestiones a los clientes”, apunta.

Sin desplazamientos

“En un contexto en el que la falta de tiempo impide cuidar de nuestra salud tal y como nos gustaría, las ventajas que ofrecen las soluciones tecnológicas se presentan como un gran aliado”, apunta Ine Snater, directora ejecutiva comercial de Sanitas. “Por ejemplo, el fisioterapeuta puede acercarse a casa a realizar la sesión de rehabilitación o un mensajero entregarle los medicamentos desde la farmacia sin necesidad de realizar ningún traslado”, ilustra.

“Ya hace tiempo que no se hace necesario pasar por ninguna oficina para obtener una autorización de un servicio, realizar alguna consulta online, buscar especialistas o centros médicos,…”, explica Pablo Latorre, de Unión Madrileña. “Por un lado ponemos a disposición de los clientes todas las herramientas que le permitan disponer con la mayor inmediatez posible el máximo de información y servicio. Pero esas herramientas no son óbice para olvidar que la calidad en el trato humano, en cada ocasión que surja, te hará diferente respecto al resto”, matiza.

“Creo que el principal impacto de la digitalización en este sentido ha sido que el usuario está más implicado en su diagnóstico y en su proceso de curación”, indica Oriol Cascante, director comercial de Clínicum. “Por poner un ejemplo, las aplicaciones de seguimiento del embarazo. Ya no es solo el ginecólogo que monitoriza la evolución del peso, la semana de gestación, etc., sino también la propia usuaria”, explica.

Costes sanitarios

Josep María Texeira, director de Planificación Estratégica de Fiatc, explica que la tecnología permite “poner a disposición del asegurado herramientas que, hasta el momento, solo eran posibles de alcanzar acudiendo de forma rutinaria a determinados facultativos. Eso hace que el asegurado lo perciba muy positivamente y lo tenga a su disposición donde y cuando quiera. Por su parte, a las entidades, además del input positivo percibido por el propio asegurado posibilita un descenso de la frecuentación de esos asegurados y con ello rentabilizar la inversión realizada en esas innovaciones”, apunta.

Pedro Orbe, director general comercial del Grupo DKV, hace notar “una curiosidad: cuanto más inviertes en prevención (o más espacio le das en tu catálogo de prestaciones), más costes tienes en el corto (con una cuenta técnica muy justa de por sí) para que mejore el comportamiento futuro de tus clientes; y, sin embargo, estos son más infieles, con lo que el equilibrio es complejo. Aún así, hemos empezado a ver modelos de seguros que premian la actividad física u otro tipo de prácticas que favorecen el riesgo (en Salud, Vida, etc.), y esta tendencia la consideramos imparable”, añade.

Jaime Ortiz señala que “el desarrollo de nuevos instrumentos de diagnóstico y tratamiento hace que seamos capaces de ser mucho más eficaces frente a la enfermedad, lo que aumenta la cronicidad y la esperanza de vida. La otra cara de esta evolución son los costes: las nuevas tecnologías empujan los costes sanitarios al alza, lo que nos obliga a ser mucho más eficientes en la gestión”.

En este punto, Pablo Latorre apunta que “los programas preventivos ahorran disgustos a los clientes y desde el punto de vista de las aseguradoras, favorece que las dolencias detectadas se traten a tiempo y no se conviertan en crónicas con el consiguiente gasto que suponen de manera directa para el asegurador”.

Big data

“No somos conscientes del potencial de la tecnología y hasta qué punto cambiará la forma de entender la salud y la medicina”, asegura Oriol Cascante. “El big data jugará un papel fundamental en lo que a prevención se refiere y ayudará a mejorar la calidad de vida de las personas que cada vez viven más y quieren vivir mejor. De esta forma, los programas de prevención de las diferentes compañías serán un factor clave en la decisión de contratación y ya no se tratará únicamente de incluir una u otra cobertura, o uno u otro tratamiento”, vaticina.

Por otro lado, las innovaciones tecnológicas se aplican, en muchos casos, en el aspecto preventivo. “Para el usuario, las innovaciones tecnológicas facilitan el acceso y el control a acciones preventivas. Tienen más a mano consejos, inputs de motivación, control de actividad física, recordatorios, etc. que ayudan al asegurado a cuidar de su salud”, explica Para Dolors Llorens. “Para las compañías, las innovaciones tecnológicas le permiten llegar de una manera más ágil y personalizada al asegurado y además, son una fuente de datos muy valiosa para ellos que les permite realizar propuestas a medida y premiar los buenos hábitos a los asegurados”, añade.

Jaime Ortiz apunta que “los clientes más jóvenes están más dispuestos que nunca a compartir datos con las compañías a través de las nuevas herramientas tecnológicas a cambio de obtener un servicio más personalizado. Debemos aprovechar esta disposición para dar pasos hacia un modelo de seguro de salud más personalizado, en el que podamos trabajar con los clientes a largo plazo, atendiendo sus necesidades específicas en cada momento y adaptando nuestra oferta a la demanda particular”, opina.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

El sector asegurador español elevó un 2,16% el volumen de primas en 2018, según la DGS

El volumen de primas del sector asegurador creció un 2,16% en 2018, hasta los 65.909 …

Actualidad

Adecose roza el 60% de la cuota de mercado del Canal Corredores con 6.500 millones en primas intermediadas

Las corredurías que forman parte de Adecose, la Asociación Española de Corredurías de Seguros, mueven …

Actualidad

Fundación Caser lanza el II Programa de Ayudas a la Investigación Sociosanitaria

La Fundación Caser, que este año celebra su décimo aniversario, ha anunciado la segunda edición …