La revolución de la movilidad

Editar noticia  Redacción

La movilidad experimenta cambios de calado gracias a las nuevas tecnologías. Las nuevas formas de desplazarse (carsharing, carpooling, Uber, coches autónomos, etc.) van tomando protagonismo paulatinamente en nuestra vida diaria

Según el IV estudio ‘Los españoles ante la nueva movilidad’, elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad formado por Pons Seguridad Vial, Autofácil y AutoScout24, el 54% de los trabajadores usa el coche particular para acudir a su trabajo, mientras que un 36,3% lo hace en autobús, un 35,2% en metro, un 20% caminando, un 17,1% en tren, un 11,9% en moto particular, un 6,8% en bicicleta particular y un 2,3% en bicicleta pública.

El auge del carsharing

De acuerdo con el informe, “los nuevos actores de la movilidad van tomando protagonismo”, como el coche compartido (2,11%), la moto compartida (0,55%) y servicios como Uber (4,19%). El coche de empresa (renting) es utilizado un 5,16%. “Entra en juego, dadas las preferencias actuales con respecto a la propiedad del vehículo (coche, moto, bici, etc.), aunque aún de forma tímida, el coche compartido como alternativa que apunta maneras”. En el 83,4% de los casos, el vehículo usado en los desplazamientos diarios es propio o de algún familiar, mientras que un 6,3% tiene coche de empresa, un 5,1% va en transporte público y un 1,1% utiliza vehículo compartido (carsharing, etc.).

Según el estudio, “es de prever que en futuros estudios asistamos a una mayor variedad y presencia de alternativas a la movilidad tradicional, que en poco tiempo pueden convertirse en necesidades, como así ha ocurrido con el carsharing o carpooling en sus diferentes modalidades”. En opinión de sus autores, “las administraciones públicas son los ejes vertebradores de todo ello y para que las nuevas formas de desplazamiento se integren de manera ordenada, es necesario que las diferentes niveles de la Administración actúen coordinados, con agilidad y rigurosidad para fomentar aquellas que mejoren de forma clara la calidad de vida de las personas y, siempre, con el objetivo de alcanzar una movilidad responsable”.

Insatisfechos

“La necesidad de cambio, de búsqueda de una mejor situación, de mejora en cualquiera de los ámbitos de la vida es algo inherente al ser humano y el tema de la movilidad no es una excepción”, según el informe. En este punto, destaca el dato de que el 43,4% de los encuestados asegura que esta insatisfecho con el medio de transporte que usa para ir a trabajar y le gustaría cambiar. Un 26,2% de los encuestados preferiría ir en autobús; un 23,2%, en vehículo particular; un 22,2%, en metro; un 19,5%, en bicicleta particular; un 13,1%, en bicicleta pública; un 15%, en moto particular; y un 11,3%, en coche compartido. “Conseguir una movilidad sostenible es necesario, pero la realidad de los datos nos hace ver que los ciudadanos aún no estamos del todo concienciados acerca de lo fundamental de nuestra actitud con respecto al cambio”, apunta en este sentido. En este punto, el 84,3% señala que su empresa no le ha ofrecido ningún incentivo para cambiar su forma de desplazarse al trabajo, mientras que casi al 6% le han ofrecido flexibilidad horaria.

La conducción, cada vez más autónoma

Según los autores del informe, “que la tecnología y la conexión constante formen parte de nuestras vidas hace que estemos acostumbrados, entre otras muchas cosas, a contar con la información en tiempo real, gracias a Internet, redes sociales, aplicaciones móviles, etc. Por ello, incorporamos sin descanso y de forma asombrosamente rápida, continuas novedades a nuestra vida diaria, y lo que ayer era una novedad, hoy ya es rutina, llegando a tener la sensación de que llevamos toda la vida conviviendo con ellas o con el convencimiento de que ya existían. Y es esto precisamente lo que ocurre con el vehículo autónomo”. Y es que el 48,1% de los encuestados se ve como usuario de un vehículo autónomo. Es significativo el hecho de que este dato ha crecido 14 puntos respecto a 2016. En los jóvenes de 18 a 24 años, este porcentaje aumenta hasta el 62,4%. ”Lo cierto es que la realidad del vehículo autónomo es imparable y, aunque aún queda mucho por recorrer y existen muchas incertidumbres, también en materia legislativa, los avances en este tema progresan a velocidades de vértigo y cada vez son más los vehículos que incorporan tecnología de automatización a diferentes niveles. Es más, la propia Dirección General de Tráfico ha convocado recientemente un concurso para crear una plataforma de información entre vehículos conectados/autónomos (Internet de las cosas), respondiendo así a un futuro que, insistimos, está muy cerca de nuestro presente”, apuntan los autores del estudio. “La automatización de vehículos y la conectividad son las tecnologías que nos ayudarán a alcanzar, progresivamente, el ansiado ‘cero víctimas’ por accidentes de tráfico en nuestras carreteras, reduciendo sistemáticamente el factor humano presente en nuestra conducción actual”, a su juicio.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Fenómenos atmosféricos, daños eléctricos y robos encabezan las causas de asistencias en el hogar en verano

Las asistencias en el hogar que más aumentan en verano se producen por fenómenos atmosféricos, …

Actualidad

Mapfre y ebroker llegan a un acuerdo para impulsar la conectividad

Mapfre y ebroker han firmado un acuerdo para el impulso de la conectividad entre la …

Actualidad

Solunion, La joint venture de Mapfre y Euler Hermes de seguros de crédito celebra su vigésimo aniversario

Solunion ha celebrado su vigésimo aniversario en el mercado con un evento en Medellín al …