¿Preparados para la asistencia en carretera de coches eléctricos y autónomos?

Editar noticia  Redacción

Profesionales con experiencia y prestigio en el ramo explican cómo se está preparando el sector de Asistencia en Carretera para la irrupción de nuevos tipos de vehículos, como los eléctricos o los autónomos.

La movilidad está sufriendo actualmente una verdadera revolución, de la mano de la aparición de nuevos vehículos, tecnologías y hábitos en el ámbito de los desplazamientos de la sociedad. El segmento de Asistencia en Carretera trata de adaptarse a estas novedades para continuar prestando el mejor servicio a sus clientes, independientemente del tipo de vehículo que utilice.

“Somos conscientes de que los conceptos y hábitos de movilidad de nuestros clientes están cambiando, las nuevas tecnologías, Internet, car-sharing, … especialmente en los grandes núcleos urbanos”, apunta Luis Muñoz Fernández, director comercial de RACE.

Ágilidad ante el cambio

“Uno de los mayores retos de las compañías de Asistencia en Viaje es adaptarse a los cambios de forma ágil”, arranca Mireia Arenas, directora Asistencia en Viaje de ARAG. “En relación a los nuevos tipos de vehículos todo apunta a un cambio en las coberturas del seguro, orientadas posiblemente a garantías relacionadas con otro tipo de daños y fallos. El tener una buena calidad de los datos de los siniestros nos permitirá en el futuro ofrecer unas garantías adecuadas para este tipo de vehículos”, prevé.

“Entendemos que el mundo cambia todos los días y que debemos cambiar con él para no quedarnos atrás, y lo hacemos adaptando nuestros procesos para poder dar el servicio en el momento en el que exista la demanda”, asegura Carlos Perelló, Mobility Sales Manager de AXA Partners.

Eduardo Rodríguez Sierra, director comercial y de Marketing de Asitur, considera que, “en el ámbito de la asistencia en carretera, las tendencias que marcarán la evolución pasan por la respuesta que vayamos a dar a la cada vez mayor implantación del coche eléctrico y del coche conectado, y cómo vamos a gestionar los nuevos modelos de negocio que irán de la mano del vehículo autónomo”.

El reto del coche eléctrico

Luis Muñoz destaca la “aparición en escena de nuevos vehículos con un ADN diferente a los convencionales de combustión, ya que los fabricantes apuestan por vehículos propulsados por energías alternativas y ecológicas. Debemos adecuarnos a estos nuevos conceptos de movilidad” y seguir “trabajando en la línea de seguridad, formación, puntos de recarga, soporte técnico, herramientas, etc. para proporcionar la mejor asistencia posible a los clientes”.

Aunque de los 23 millones de turismos asegurados que hay actualmente en España, solo 2 millones, es decir, un 9% del total, se mueven gracias a motores no convencionales, según datos de ANFAC, las ventas de híbridos y eléctricos aumentaron un 82% en el primer semestre de 2017, lo que indica un crecimiento robusto en los próximos años.

Para Eduardo Rodríguez Sierra, director comercial y de Marketing de Asitur, “las compañías de asistencia debemos estar ya preparadas para la convivencia cada vez mayor de diferentes tipos de vehículos: los convencionales de combustión con los híbridos y los vehículos eléctricos puros. Nuestra asistencia ya está capacitada para atender nuevas tipologías de averías que traen consigo los coches eléctricos y deberemos adaptarnos a la realidad de que las averías derivadas de componentes mecánicos será cada vez menor”.

“Ya ofrecemos Asistencia en Carretera a vehículos eléctricos, para lo que hemos tenido que formar a nuestra red de proveedores con cursos específicos y capacitaciones para la manipulación de este tipo de vehículos”, explica Carlos Perelló.

“Para los eléctricos, es importante poder asesorar a los clientes de los puntos de recarga más cercanos, avisarles preventivamente del porcentaje de consumo de su batería y garantizar una reparación in situ que le garantice como mínimo la recarga suficiente para llegar al punto de recarga rápida más cercano o su remolque hasta el mismo”, en opinión de Nadia Domínguez Lucena, directora Comercial de Automoción de Europ Assistance España.

La revolución del coche autónomo

Nadia Domínguez Lucena subraya que “los fabricantes comercializarán en 2018 y 2019 sus primeros vehículos con funciones autónomas, por lo que el seguro de Autos y nuestra asistencia está adaptándose también a las nuevas circunstancias con nuevos productos y prestaciones. Entendemos que el coche autónomo reducirá paulatinamente y de forma considerable la siniestralidad y supondrá una conducción mucho más eficiente en emisiones contaminantes y seguras para los usuarios”.

“Todos los indicadores nos dicen que el ratio de siniestralidad bajará, aunque en cualquier caso aún hace falta un cambio de mentalidad por parte de los usuarios, instituciones y fabricantes”, en opinión de Luis Muñoz. “Las instituciones tienen que proporcionar un marco legal, claro y definido que cubra todas las respuestas de los usuarios, así como resolver preguntas relativas a la responsabilidad en caso de siniestro o adecuación de las vías para la conducción autónoma”, a su juicio.

Pilar Guinea Palacios, encargada de Desarrollo de Negocio Asistencia de Tirea, destaca que “existe un consenso en el sector asegurador acerca de que el coche autónomo será más seguro y generará menos siniestralidad. De esta manera, la asistencia en carretera tendrá que adaptarse a un vehículo más conectado y fiable, y se verá obligada a evolucionar y ofrecer nuevos servicios a los usuarios, trabajando en otros tipos de incidencia”, prevé.

“Iremos viendo una evolución gradual que pasará por varias fases”, vaticina Eduardo Rodríguez Sierra. “Ya se están incorporando algunas funciones automatizadas como el frenado automático, el control de velocidad y la asistencia de mantenimiento de carril. Este nivel de autonomía se irá consolidando en los próximos años ya que será un requisito que deban de cumplir los fabricantes.

Más adelante los vehículos podrán asumir de forma autónoma las funciones de conducción en determinadas circunstancias, como por ejemplo en autovías y autopistas donde todos los vehículos circulan en la misma dirección, no hay peatones ni cruces de carreteras. Si bien en esta fase  no serán todavía totalmente autónomos, el conductor seguirá siendo necesario aunque con un papel menos relevante que actualmente”, explica. Sea como sea, “el futuro del coche autónomo pasará por la pérdida de función de la figura del conductor y por la desaparición del volante”, prevé. “En todo este escenario que se nos presenta, las compañías de asistencia debemos de estar bien atentas a la evolución de cada una de estas fases y adaptar nuestro negocio a la realidad cambiante que nos espera a futuro. Si hay coches autónomos, habrá grúas autónomas”, sentencia.

Asistencia centrada en las personas

Así las cosas, “es fundamental adaptar realmente las coberturas tanto de asistencia como de seguros de averías a cada tipo de vehículo, pero esto no es nuevo ni exclusivo del coche eléctrico o del autónomo”, señala Nadia Domínguez Lucena. “Las diferentes formas de combustión de los coches o sus propias características hacen necesario que el seguro se adapte a todas y cada una de sus particularidades. No es lo mismo asistir a un coche eléctrico o de combustión GLP hoy, como tampoco lo venía siendo desde siempre asistir a un coche automático que a uno de cambio manual”, ejemplifica.

Eduardo Rodríguez Sierra cree que “en el futuro inmediato la tecnología nos permitirá no sólo mejorar la asistencia en carretera, sino también anticiparnos a los hechos o, cuando menos, minimizar el impacto de los siniestros. Esto es fundamental porque afectará positivamente a varios aspectos del negocio: podremos generar experiencias positivas en los asegurados (por ejemplo avisándole de la necesidad inmediata de un cambio de neumáticos o de batería y proporcionándole los recambios in situ), al tiempo que seremos capaces de reducir la frecuencia y el coste siniestral.

Por tanto, las nuevas tecnologías y el uso eficiente de éstas irán encaminadas a aportar mucho más valor a los asegurados, al poder predecir comportamientos del siniestro y aumentar la fidelización a través del valor añadido que aportan”, vaticina.

Sea como sea, “en los próximos años, la asistencia no estará centrada sólo en los vehículos, sino esencialmente en las personas”, asegura Pilar Guinea Palacios, encargada de Desarrollo de Negocio Asistencia de Tirea. “Así, los nuevos modelos de movilidad permiten que la siguiente generación de asistencia se centre en los clientes y el servicio que las compañías ponen a su disposición”, concluye.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Frédéric de Courtois, director general de Generali, nombrado vicepresidente de Insurance Europe

Frédéric de Courtois, director general de Generali Group, ha sido elegido vicepresidente de Insurance Europe, …

Actualidad

Once dona a la Fundación Asisa cuentos infantiles para el área de pediatría de los hospitales del Grupo HLA

Fundación ONCE ha entregado 12 cofres con cuentos infantiles a la Fundación ASISA que serán …

Actualidad

El multitarificador Avant2 emitió más de 64.000 pólizas de Autos en el primer trimestre de 2019

El multitarificador realizó en este trimestre 303.862 proyectos, con un crecimiento interanual del 6,9%. De …