Nuevos servicios y coberturas tecnológicas marcan el presente y el futuro de Hogar

Las pólizas del ramo evolucionan constantemente para incorporar coberturas y servicios adaptados a las necesidades cambiantes de los asegurados

Editar noticia  Redacción

Según la correduría Arrenta Quarto Pilar, la mitad de las viviendas de España cuenta con una póliza de Hogar que no ofrece una cobertura óptima a sus necesidades. En consecuencia, recomienda a todos los asegurados que revisen cada dos años su póliza para asegurarse de que está actualizada. En este punto, advierte de que la mayoría de los seguros no se revisan ni se actualizan periódicamente en función de la evolución de las necesidades de la vivienda.

Y es que los seguros de Hogar viven una constante evolución, adaptando sus coberturas y servicios a las necesidades siempre cambiantes de sus asegurados. En este sentido, hemos preguntado a varios profesionales de reconocido prestigio en el ramo cuáles son las últimas novedades y las tendencias de futuro en este tipo de pólizas.

Servicios al alza

Laura Villasevil, directora de Negocio del Área de Automóviles y Particulares de Allianz, pone el acento en “los temas relativos a los servicios al cliente, vinculados con su calidad de vida diaria, desde aspectos relativos a la asistencia a menores, ancianos y personas dependientes, hasta cuestiones como el bricolaje, la ayuda con temas relacionados con servicios informáticos, ayuda en gestiones legales, etcétera”. Bajo su punto de vista, “los próximos años se centrarán en aspectos como la mejora en el tratamiento de los servicios, que incrementen todavía más su calidad ante la gran aceptación que estos están teniendo por parte de los clientes y que dan respuesta a las nuevas necesidades que se están generando en la sociedad. En este escenario, las aseguradoras hemos convertido lo que tradicionalmente era una póliza que atendía exclusivamente los siniestros que habían ocasionado un daño material a nuestros bienes en una solución aseguradora que incluye una serie de servicios que permiten incluso anticiparse, en algunos casos, al desenlace en un siniestro de daños y, en otros, realizar reparaciones que el asegurado no puede atender por falta de tiempo, herramientas o conocimientos”.

“Desde hace años, la tendencia principal ha sido mejorar los productos de Hogar mediante la incorporación de nuevos servicios”, asegura David Elías, responsable de Formación y Marketing de MGS. “Si aportan valor, cada vez son más conocidos por parte de los clientes y, por lo tanto, su frecuencia de uso aumenta. Por tal motivo, considero que los resultados del producto deben ser fruto del equilibrio entre coberturas aseguradoras tradicionales y las de prestación de servicios”, opina.

A juicio de Manel Díaz, responsable del Ramo de Hogar de Mutua de Propietarios. “aunque la prestación de servicios cada vez tiene más peso en el seguro de Hogar, la parte fundamental del margen del ramo viene de la vertiente puramente aseguradora. Teniendo en cuenta las primas medias del mercado y la creciente competencia en precio entre compañías, los márgenes de la prestación de servicios son muy ajustados para no encarecer el precio del seguro y poder aportar un valor añadido al cliente”, incide.

“En cuanto a servicios, entre otros, hemos incorporado la asistencia informática y de ciberriesgos, el testamento online, la limpieza de la vivienda alquilada tras la marcha del inquilino o los servicios técnicos premium, que incluyen el análisis básico de la facturación eléctrica o asesoramiento telefónico técnico general sobre la vivienda (mantenimientos, mejoras, etc.)”, continúa Manel Díaz. “Por otro lado, también hemos introducido el servicio de video-peritación, que permitirá una gestión y tramitación de los siniestros de una forma más ágil y cómoda”, explica.

“Asimismo, también incorporamos el bricolaje a domicilio o la reparación de electrodomésticos”, añade David Elías. En este punto, Borja Díaz, director general de Multiasistencia en España, destaca en esta línea los “servicios de mantenimiento y reparaciones de aparatos eléctricos, servicios de seguridad digital, servicios de salud y cuidados diarios, reparaciones para el hogar, servicios de concierge para clientes premium, servicios legales y de gestoría, servicios orientados a favorecer la conciliación, etcétera”.

“La tendencia camina hacia un aumento de los servicios post-venta y una mayor adaptabilidad a las necesidades reales de los clientes, aprovechando las herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías de la información”, opina Begoña Díaz-Meco, directora del Área de Seguros Particulares y Negocios de SegurCaixa Adeslas. En este sentido, explica que la entidad para la que trabaja “ha incorporado nuevas coberturas a sus pólizas referidas a los daños por agua (que constituyen los siniestros más frecuentes) y nuevas garantías para las viviendas que se destinan a alquiler”.

Entorno digital

Por su parte, Juan Dueñas, director territorial Este de ARAG, opina que “el Internet de las Cosas (IOT) abre y abrirá, con más intensidad en el futuro, un gran abanico de servicios y coberturas centrados en el ramo de Hogar. En este sentido, las coberturas de Defensa Jurídica protegerán los datos personales que captan los dispositivos conectados a Internet. El consumidor de dispositivos conectados se hará cada vez más conocedor de sus derechos en cuanto a sus datos y el sector asegurador, en el ramo de Hogar, va a jugar un papel en esa protección”, indica.

“El Internet de las Cosas tendrá un impacto significativo en el ramo de Hogar”, asevera en la misma línea Manel Díaz. “Este nuevo entorno conectado obligará a las compañías aseguradoras a adaptarnos a los nuevos riesgos y necesidades de nuestros clientes, como los denominados ciberriesgos (suplantación de identidad, estafas informáticas, protección de datos, etc.). Por otro lado, nos permitirá ofrecer nuevos servicios adaptados a las necesidades de nuestros clientes, como consejos personalizados de ahorro, de prevención de siniestros, de eficiencia energética o de salud de la vivienda, aportando valor añadido al seguro y yendo más allá de la indemnización en caso de siniestro”, señala.

“En lo que a tecnología se refiere, la última incorporación que hemos realizado al seguro de Hogar ha sido la cobertura de ‘protección digital’, por medio de la cual protegemos a nuestros asegurados frente a situaciones de abuso o que atenten contra el honor y/o el patrimonio en el entorno digital”, apunta Daniel Sanz, subdirector de Desarrollo de Negocio de Patrimoniales de Mapfre. “Estamos en un momento de cambio tecnológico y de evolución de necesidades, en el que, sin duda, todo lo relativo al medio digital acabará cobrando especial importancia”, vaticina.

David Elías, de MGS, coincide en que “los recursos tecnológicos generan nuevas necesidades y facilitan la oferta de nuevos servicios, de tal modo que, además de asegurar bienes y propiedades para dar respuesta en caso de siniestro mediante coberturas tradicionales, nos permiten ofrecer servicios que facilitan el día a día del asegurado”. En este punto, señala “hemos ampliado los servicios relacionados con la asistencia informática doméstica a distancia, que ahora incluye la asistencia en herramientas de control parental, ante la privacidad y la seguridad en internet, así como la asistencia relacionada con la reputación personal en la red”, explica.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Viajar reduce las posibilidades de sufrir depresión y previene el deterioro cognitive, según Sanitas

Metidos ya en pleno mes de julio, la mayoría de los españoles están ya preparando …

Actualidad

ASISA patrocina el X Congreso Internacional de Excelencia, centrado en el turismo

La Comunidad de Madrid ha celebrado el X Congreso Internacional de Excelencia, patrocinado por ASISA, …

Actualidad

AGERS lanza el noveno número de la publicación ‘Observatorio Gerencia de Riesgos’

La ley de secretos Empresariales, la función del gerente de riesgos según Iván Alcauza, de …