El reaseguro mantiene el pulso

Editar noticia  Redacción

De acuerdo con los últimos datos publicados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), las primas del reaseguro aceptado experimentaron en 2016 un crecimiento del 25,1%, con una ratio de retención del 89,8%. También se registró un repunte de las primas en reaseguro cedido y tanto en Vida como en No Vida, “consolidándose la tendencia observada de 2014 a 2015”, según la DGSFP.

Aceptaciones, cesiones y retenciones

Las aceptaciones aumentaron tanto en Vida (8,44%) como en No Vida, mientras que el reaseguro cedido registró un incremento del 9% en Vida y el 27,9% en No Vida. Cabe señalar que en el ramo de No Vida, el peso de las aceptaciones y de las cesiones fue significativamente superior al de Vida. Por otro lado, un análisis detenido de la retención, revela diferencias entre No Vida (84%) y Vida 97%, una brecha que se incrementó a lo largo de 2016.

“La distribución de la procedencia del reaseguro aceptado, entre nacional y extranjera, se mantiene en los porcentajes de 2015, la procedencia extranjera es la que tiene mayor peso. En cuanto al destino del reaseguro cedido y retrocedido, por primera vez se centra más en el mercado nacional que en el internacional”, rezaba el Informe 2016 de la DGSFP.

En cuanto a la siniestralidad, el reaseguro aceptado registró un descenso del 0,5%, frente al incremento del 22% en el reaseguro cedido y retrocedido. El consumo de prima, por su parte, se situó en el 65% en el aceptado y en el 53% en el cedido/retrocedido. En cuanto al porcentaje de retención, se aproximaba al 90%.

La distribución porcentual de las primas se situó en torno al 10% para Vida y el 90% para No Vida, en línea con los últimos años. En cuanto a la proporción de la cesión en reaseguro, alcanzó el 87% en No Vida, frente al 13% de Vida, una diferencia que ha ido aumentando en los últimos años. Finalmente, la distribución de las retenciones se repartió en torno al 50% entre los dos ramos.

Reaseguro activo y cedido

De acuerdo con el informe ‘El Reaseguro en España’, de Nacional de Reaseguros, “la gestión reaseguradora activa por parte de las aseguradoras y reaseguradoras españolas representó en 2016 un encaje de primas de 6.683 millones de euros, lo que, tras un notable aumento del 13,1%, perpetúa el continuo crecimiento de esta actividad en los últimos años”. Según el estudio, “el reaseguro activo español, en distintos entornos económicos, continúa mostrando una pujanza digna de consideración”.

En cuanto al reaseguro cedido, sus cifras “se han visto distorsionadas en los años recientes por un número de operaciones especiales, tanto por su volumen de primas como por su carácter excepcional”. Sea como sea, “si elimináramos esas disonancias lo que probablemente encontraríamos es una cierta reducción del volumen de reaseguro cedido durante la crisis, derivada de la disminución de primas en el seguro directo, que afectó más a los ramos vinculados a la actividad industrial y mercantil, es decir, los más reasegurables, una estabilización de las cesiones en 2015 y un retorno al crecimiento en 2016, esta vez con un brío inusitado y un dato de incremento que resulta inaudito (32,5%)”.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Los médicos denuncian que un 38% de los adscritos a aseguradoras trabajan sin contrato

El 37,7% de los médicos adscritos a una compañía aseguradora trabaja sin un contrato y …

Actualidad

Activa Mutua ingresó 372 millones de euros en 2018, un 4,3% más

La junta general de Activa Mutua ha aprobado en su reunión ordinaria las cuentas del …

Actualidad

Ibermutua obtuvo un resultado positivo de 65 millones de euros en 2018

La mutua colaboradora con la Seguridad Social, Ibermutua obtuvo un resultado positivo de 65 millones …