El Internet de las Cosas revoluciona el seguro de Salud

Editar noticia  Redacción

La irrupción del Internet de las cosas tiene implicaciones directas y con un gran potencial transformador en el ámbito sanitario. Según la empresa tecnológica Connectis, el futuro de los hospitales pasa por convertirse en verdaderos “edificios inteligentes”, esto es, “infraestructuras cuyas instalaciones y sistemas permiten una gestión y control integrada y automatizada, aumentando la eficiencia energética, seguridad, usabilidad y la accesibilidad de los mismos”. De hecho, según sus datos, hay actualmente 1.600 dispositivos conectados dentro de este tipo de edificios y cada año se recopilan 20 zettabytes de información, cifra que se habrá duplicado para 2020. Así las cosas, el entorno hospitalario se encuentra ante “un cambio de paradigma, en el que se van a automatizar muchas tareas y en el que se van a simplificar los interfaces de acceso a la información”. De esta forma, “el reto está en poner a trabajar juntos” los diferentes sistemas y tecnologías conectados que conviven en un hospital, como los que garantizan la seguridad, los que están orientados a la climatización, a la iluminación, o a la gestión de sistemas auxiliares o los sistemas específicos de ayuda a la gestión sanitaria (como los de “Llamadas de Enfermeras”, “Admisión de pacientes”, “Farmacia”, o “Tubos Neumáticos” para la dispensación de medicinas o muestras). “El objetivo es conseguir que todo el edificio trabaje de forma colaborativa, persiguiendo que sea más eficiente y sostenible”, señala Connectis.

La revolución de los wearables

En lo que toca directamente al seguro de Salud, desde MGS apuntan que “los objetos más cotidianos son susceptibles de ser catalogados como ‘inteligentes’, lo que implica que, además de estar conectados a la red y a dispositivos móviles, pueden proporcionar a las compañías valiosos datos sobre la actividad diaria de sus usuarios. Estos datos serán de gran valor para formular nuevos modelos de tarificación a las entidades aseguradoras”, vaticinan.

Jordi Rubio, director de la Red Corredores de DKV, cree que “el Internet de las cosas nos deparará grandes avances en coberturas y servicios que los seguros de Salud ofrecerán a sus clientes, destacando, ante todo, la agilidad en la toma de decisiones para tratamientos, intervenciones, etc. La prevención y la diagnosis acompañada de una monitorización a través de aplicaciones en wereables harán que el ratio de respuesta se mejoré en cualquier tratamiento” opina. “El riesgo puede ser el incremento de los costes asistenciales derivado de la aplicación de las nuevas tecnologías médicas y el aumento de la edad de los asegurados por el envejecimiento de la población”, añade. Por otro lado, “en cuanto al proceso de venta, debemos estar preparados a la omnicanalidad: el cliente podrá aparecer desde cualquier vector,  y deberemos de estar preparados para atenderle desde la vía que él quiera o pueda”.

“Yo no hablaría en futuro, sino en presente”, subraya Dolors Llorens, subdirectora general de Asistencia Dental Europea. “Los wearables están a la orden del día y cada vez más extendidos entre la población, y no sólo eso, sino que además ya existen productos vinculados a la actividad física donde, si reportas unos buenos hábitos de salud, el precio de tu prima o de los tratamientos podría reducirse o conseguir premios, y estas cosas suelen ser bien valoradas por el usuario final”, indica. “La incorporación del Internet de las cosas, además, permitirá ofrecer una cobertura mucho más ajustada a las necesidades reales, aportando productos y servicios más personalizados”, opina. “No olvidemos que ICEA informaba recientemente que el 94% de las entidades aseguradoras cree que la personalización del servicio reduce el riesgo de fuga, y, en este sentido, el Internet de las cosas y el Big Data tienen mucho que aportar”, argumenta.

Monitorización y prevención

Jorge Paricio, director de Salud de AXA España, cree que el Internet de las cosas, “por un lado, permitirá la monitorización de los pacientes con patologías crónicas y les aportará mayor estabilidad y calidad de vida. Por otro lado, los dispositivos también ayudarán a la prevención en tanto que permitirán el seguimiento de constantes vitales como la glucosa o presión arterial y por último contribuirán al cuidado de la salud controlando por ejemplo la actividad deportiva. No obstante, el efecto más significativo será el impacto en la salud de los clientes en base a la prevención de patologías y ello redundará en los precios del seguro”, prevé.

María Martínez Soage, directora de Oferta de Salud de Caser, cree que el Internet de las cosas “tendrá influencia desde la manera de contratación de las pólizas hasta la manera de recibir el servicio. Pero principalmente, la digitalización ayudará a generar una mejor experiencia del cliente con la compañía, con el proveedor de servicios e incluso en la  manera de consumir servicios de valor añadido, que no estén incorporados en su cobertura de producto”.

Relación médico-paciente-compañía

“Desde luego, la transformación digital ya está teniendo grandes aplicaciones en el seguro de Salud, tanto desde el punto de vista de la aseguradora como de la provisión”, añade María Martínez Soage. “Donde ya se ha consolidado la innovación es en la manera de relacionarse con la compañía y el proveedor y el modelo de gestión de los usuarios de los servicios y prestaciones incluidos en sus pólizas”, añade.

“La llegada del Internet de las cosas está dando lugar a la creación de nuevas plataformas que permitirán a los usuarios ahorrar dinero en un sector como el de los seguros. Será muy importante su influencia en la manera en la que las compañías aseguradoras se relacionarán con sus clientes”, vaticinan desde MGS.

Iñaki Peralta, director general de Sanitas, subraya que “sin lugar a dudas, el ingrediente más importante en el servicio que ofrecemos a nuestros clientes es el factor humano y eso no va a cambiar. Sin embargo, el modelo de relación entre el médico y el paciente sí que va a evolucionar gracias a las posibilidades que ofrece la transformación digital, y eso es una gran oportunidad”.

“La relación con el cliente cambiará, ya que se intensificará el contacto entre paciente y médico con los nuevos sistemas de videollamada, sin que sea necesaria la presencia en bastantes de las visitas médicas”, añade Jordi Rubio.

Jorge Paricio cree que los nuevos dispositivos conectados “contribuirán a una mayor relación con el cliente, mayor proximidad, a la adecuación de la oferta y las coberturas a sus circunstancias y modo de vida. En la medida en que los servicios se desarrollen ayudarán a la venta”, añade.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

ADECOSE incorpora a Afersa como miembro de la asociación en su Junta directiva de marzo

En su Junta Directiva correspondiente al mes de marzo, celebrada el pasado 12 de marzo, …

Actualidad

DKV da el pistoletazo de salida a la 10ª edición de su concurso Fresh Art para jóvenes artistas

DKV Seguros abre la recepción de candidaturas para el concurso Fresh Art, una iniciativa que …

Actualidad

La gestión eficaz de una crisis en ciberdelincuencia puede convertirse en fidelidad a largo plazo

La gestión eficaz de una crisis en ciberdelincuencia puede convertirse en fidelidad a largo plazo. …