El 30% de los cuidadores de una persona con alzhéimer muestra una sobrecarga intensa

La prevalencia de la demencia aumenta de forma exponencial a partir de los 65 años y se multiplica por dos cada cinco, de acuerdo con la Fundación alzhéimer España.

Editar noticia  Redacción

Mujer (67%), de entre 40 y 55 años (45%), residente en área urbana (78%), hija de la persona que sufre la enfermedad (65%) y compagina su condición de cuidador con la atención de su familia. Ese es el perfil de cuidador de una persona que sufre alzhéimer, señala el estudio ‘El cuidador en España. Contexto actual y perspectivas de futuro. Propuestas de intervención’, elaborado por CEAFA y Fundación Sanitas.

El mantener la actividad profesional y familiar, a menudo, desencadena en el síndrome del cuidador quemado. Es decir, “un cansancio emocional que incapacita al cuidador para ofrecer la ayuda que necesita el paciente hasta el punto de llegar a sentir indiferencia por él”, explica David Curto, responsable Gestión Asistencial de Sanitas Mayores. En datos, esta idea se traduce en que entre un 50-70% de cuidadores de pacientes con demencia presentan algún tipo de carga, destacando que alrededor del 30% muestran sobrecarga intensa.

Cansancio, dolores musculares, ansiedad, estrés, tristeza, insomnio o falta de concentración” son algunas de las formas que el síndrome del cuidador quemado escoge para manifestarse, informa Jesica Sainz, psicóloga de Blua de Sanitas.

No obstante, la prueba de Zarit, una herramienta de evaluación psicométrica gratuita en internet, permite conocer el estado de cada cuidador, ya que evalúa el nivel de afección que puede tener el cuidador de personas con demencia, a través de 22 preguntas. “Si el resultado se encuentra entre 55 y 56 la sobrecarga a la que se enfrenta la persona encargada del cuidado del paciente es intensa, lo que no es favorable ni para la salud del cuidador ni del enfermo”, recurda Curto.

Para prevenir estas situaciones de agotamiento, el equipo de Sanitas recomienda seguir un plan de autocuidado diario, dormir bien, realizar ejercicio con regularidad, así como mejorar nuestras relaciones interpersonales son las vías para evitar ese síndrome.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Pensumo presenta sus soluciones para afrontar la crisis del sistema de pensiones

Pensumo, fintech pionera en España en ofrecer un sistema de ahorro personal para la jubilación …

Actualidad

Mutua de Propietarios incorpora servicios de sostenibilidad a sus seguros para comunidades

Con el objetivo de impulsar una transición energética sostenible y justa, Mutua de Propietarios ha …

Actualidad

Mutua Madrileña se incorpora a Fundación SERES

Mutua Madrileña se ha incorporado como socio a Fundación SERES, en el marco de su …