Día Mundial del sueño: impacto sobre la salud de la falta de sueño y señales de alarma

Editar noticia  Redacción

El descanso es uno de los pilares fundamentales para una vida saludable, junto con la dieta, la actividad física y el bienestar emocional. Sin embargo, los datos apuntan a que, en términos generales, una parte importante de la población española no duerme las horas necesarias.

“Además de afectar a nuestra salud física, no descansar lo suficiente tiene graves consecuencias sobre nuestro bienestar psicológico y el rendimiento laboral, y provoca mayor irritabilidad, sensación de tristeza y falta de concentración, entre otras consecuencias”, indica la Dra. Marta López Tomás, E-Health Medical Manager de Cigna España. “Por ello, hay que respetar las horas de sueño que necesita nuestro cuerpo, ya que es fundamental para mantener una buena salud y bienestar”.

Mujeres y sueño

Según la última edición del Estudio de hábitos de vida saludable y bienestar en las mujeres, realizado por el Instituto DKV de la Vida Saludable, el 48% de las mujeres en España solo duerme entre 5 y 7 horas diarias, un 4% lo hace menos de cinco horas y solo el 2% consigue dormir más de 9 entre semana. Aun así, de las más 3.000 mujeres españolas encuestadas de entre 18 y 65 años de todo el territorio español, el 46% asegura poder dormir de 7 a 9 horas diarias, una cifra que aumenta hasta el 69% los fines de semana y festivos, y que mejora respecto al año 2013 (32%).

La encuesta de DKV, que analiza las horas de sueño y la calidad de descanso como indicador clave de salud y bienestar, también revela que el 21% de las españolas tiene casi siempre problemas para dormir, conciliar el sueño o despertarse: el 14,6% afirma tener dificultades para ello bastantes veces, mientras que el 6,5%, siempre. Aun así, estas cifras contrastan con el 27,5% que asegura no tener nunca problemas para dormir o conciliar el sueño, y el 51%, que solo no lo consigue algunas veces.

Además, el estudio pone de relieve que solo el 7% de las mujeres españolas se levanta con la sensación de haber descansado con un sueño reparador, mientras que el 34%, bastantes veces, el 49%, algunas y el 10%, nunca. También destaca que casi el 80% de las españolas no toma medicamentos para dormir, aunque un 15% afirma consumirlos con frecuencia y, un 5%, siempre.

En cuanto a los motivos que impiden dormir o conciliar el sueño, los nervios, el estrés o las preocupaciones son los principales culpables entre el 51,8% de las encuestadas. En este sentido, el 26,9% afirma despertarse sin motivo aparente, el 17,4%, a causa de ruidos externos, el 8,7%, por culpa de pesadillas, y el 3,7%, por enfermedad crónica, mientras que el 31% afirma que nada le quita el sueño.

Cómo saber si no estás durmiendo lo suficiente. 6 señales de alerta:

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Sueño, hoy, día 15 de marzo, fecha destinada a la concienciación sobre los trastornos del sueño y la importancia del descanso para mantener una buena salud y calidad de vida, Cigna expone seis señales de alerta que pueden indicar que una persona no está durmiendo lo suficiente:

  1. Dificultades para pensar con claridad y tomar decisiones. Cuando no se descansa lo suficiente, la concentración, la agilidad mental, la capacidad de procesar la información y la toma de decisiones se ven afectadas.
  2.  Problemas de memoria. La falta de sueño también repercute directamente en la memoria, ya que durante la fase REM el cerebro procesa la información captada durante el día y ayuda a consolidarla y almacenarla debidamente. Si no se tiene un sueño reparador, estos datos no se reorganizan como deberían y algunos se olvidan.
  3. Cambios de humor. Diversos estudios apuntan a que la falta de sueño está relacionada con una reducción en las capacidades de regulación emocional. Esto puede desencadenar una sensación de  ‘montaña rusa’ emocional, donde tras periodos de euforia se pasa a un estado de tristeza profunda.
  4. Imposibilidad de manejar el estrés. El estrés y la ansiedad se convierten en desencadenante del insomnio y a su vez en una consecuencia del mismo. Una vez instaurados los problemas de insomnio, la falta de sueño produce en el organismo una reacción fisiológica que contribuye a aumentar los niveles de ansiedad y estrés, generando mayor alerta y activación y mayores dificultades para poder relajarse, y por tanto, dormirse.
  5. Irritabilidad y frustración. El sueño mantiene un rol muy importante en diversas funciones cognitivas. Ante una falta de descanso, factores como la atención o la capacidad de resolución de problemas se ven afectadas, lo que puede desembocar en un estado de ánimo más irascible.
  6. Cambios en la percepción sensorial. No descansar adecuadamente puede causar cambios en la percepción sensorial de las personas, como la reducción del campo visual o la pérdida de sensibilidad ante señales emocionales, como pueden ser las expresiones faciales de alegría o tristeza.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Sanitas presenta “En casa contigo”, un programa de cuidados para que los mayores no abandonen su hogar

Ocho de cada diez españoles mayores de 60 años se muestran preocupados por el deterioro …

Actualidad

Éxitos en el Mundial de Ciclismo Paralímpico de varios integrantes del proyecto de Liberty #SeSalen

Los integrantes de #SeSalen -el proyecto de Liberty Seguros de apoyo al deporte paralímpico-, Ricardo …

Actualidad

La Asociación de Empresas Españolas contra el Fraude suma a la fintech Dineo para crear una estrategia antifraude

Las cifras de fraude en España crecen exponencialmente año tras año, y el crecimiento del …