Cómo prestar asistencia a un hogar inteligente

Editar noticia  Redacción

Según datos de Allianz Worldwide Partners, el año pasado se instalaron 80 millones de dispositivos inteligentes para el hogar, lo que supone un crecimiento del 64%. No en vano, el mercado norteamericano, pionero en ella innovación tecnológica, cuenta ya con 29 millones de hogares conectados, una cifra que crece a un ritmo del 31% anual. Según los cálculos de la entidad, en 2022 una familia media tendrá más de 500 dispositivos conectados en su hogar.

Datos como estos dan pistas de un futuro en que conceptos como ‘smarthome’ u hogar conectado estarán cada vez más generalizados en nuestra sociedad.  Pero, ¿cómo afectará esta revolución al sector de Asistencia en el hogar?

La tecnología, una aliada

Para Eduardo Rodríguez, director Comercial y de Marketing de Asitur, “las nuevas tecnologías aplicadas al mundo del hogar van a ser un aliado fundamental para las empresas de asistencia y van a dar lugar a nuevos modelos de negocio en los cuales irá perdiendo peso la reparación de los siniestros a favor de una mayor prevención o, al menos, minimización de los mismos”. Sin embargo, matiza, “para que ello sea posible, las empresas de asistencia tenemos que ir adaptándonos, ya que nuestras plataformas hablaran cada vez menos con las personas y más con las máquinas”.

Desde su punto de vista, “las compañías de seguros tienen una oportunidad por delante para la innovación en productos de hogar ligados al Internet de las Cosas (IoT)”. Y es que “de todos los dispositivos IoT que puede tener un hogar, los detectores (de presencia, humos, agua, gas) serán los más proclives a ser analizados por el sector debido a su carácter preventivo y de protección”.

Por su parte, Sandra Llamas, directora Comercial y de Marketing de Funciona, confía en que “las mejoras tecnológicas van a mejorar la siniestralidad” y en que “el coste y el servicio se adaptarán a la evolución de las coberturas que ofrezcan nuestros clientes en sus pólizas”.

En el ámbito de la capacitación de los profesionales del sector, señala que “estamos preparados para una nueva generación de profesionales con skills más técnicos capaces de dar servicio sobre la domótica de una casa, así como para recibir en nuestro sistema información de estos dispositivos e intervenir en cuanto se detecta cualquier anomalía, por ejemplo, envío urgente de fontanero si se detecta una humedad. Son sistemas que ya son accesibles para la mayoría, pues no hay que pensar sólo en caros y complejos dispositivos sino también en app gratuitas que desde un smartphone te permiten subir persianas, poner la calefacción o conectarte a cámaras instaladas en tu hogar o negocio”, explica.

Ya una realidad

“La transformación digital y el Internet de las Cosas es ya una realidad en el sector”, sentencia Luis Vial, director Comercial de HomeServe. “Los avances alcanzados en este sentido están orientados a facilitar la vida a las personas, aportándoles confort, ahorro, eficiencia energética y, sobre todo, seguridad en el hogar”, asegura.

En cualquier caso, “por lo que hasta el momento se ha demostrado, la instalación de estos dispositivos no está reduciendo la siniestralidad, pero es un tema nuevo y todavía hay mucho que andar”, concede. “Probablemente evite riesgos existentes a día de hoy, pero hay que evaluar los riesgos futuros que pueda entrañar y desarrollar opciones seguras”, analiza.

Sea como sea, “para las compañías aseguradoras, el Internet de las Cosas va a generar un abanico de nuevas oportunidades”, opina. “Por una parte, les permitirá crear productos diferenciados de valor añadido y personalizar aún más la oferta, realizar nuevas segmentaciones de clientes en base a la información recogida sobre hábitos en el hogar, lo que se traduce en nuevas oportunidades para fidelizar al cliente”. Con respecto a los costes, “vivimos una evolución continua, probablemente la reducción de costes de algunos pequeños siniestros más tradicionales compensará el incremento de los nuevos servicios hasta que estos se vayan estandarizando, es una cadena”, señala.

Finalmente, Borja Díaz, director general de Multiasistencia España, se muestra “convencido de que la parte que supone la prima actual de riesgo a futuro debería bajar, no sólo por la existencia de aparatos conectados que nos permitan detectar de forma preventiva los siniestros, sino por la adecuación de las pólizas a cada perfil de asegurado y por lo modelos de mantenimiento preventivo y control de frecuencia que se están poniendo en marcha”. En su opinión, “esta mejora de la siniestralidad debe cubrirse a través de la prestación de nuevos servicios y de aumento de ciertas nuevas coberturas aseguradas”. A su juicio, “el sector asegurador se encuentra inmerso en un proceso de transformación digital dentro de un entorno cambiante que está obligando a las compañías a ser mucho más eficientes y enfocadas en sus clientes”.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Francesc Santasusana Riera será el nuevo Presidente del Colegio de Mediadores de Barcelona

No habrá que esperar al 25 de junio para conocer al próximo presidente del Colegio …

Actualidad

La Ley de Seguros Agrarios Combinados, cumple 40 años con el cambio climático y la España vaciada como principales amenazas

“El Sistema de Seguros Agrarios Combinados se ha convertido en un pilar fundamental de la …

Actualidad

CESCE se suma al equipo de voluntarios que trabaja con el Banco de alimentos de Madrid

El Comité Ejecutivo de CESCE se ha sumado al equipo de voluntarios que se encarga …