Ciberseguridad, asignatura pendiente de los autónomos

Editar noticia  Redacción

Según un informe de Panda Security, “la mayor ciberamenaza a la que se enfrentan las pymes en España es que la mayor parte de sus directivos piensa que sus empresas no son interesantes para los hackers”, un error de apreciación teniendo en cuenta que el año pasado en 30 % de las empresas sufrió algún tipo de ciberataque que le pudo haber supuesto pérdidas de importancia.

“Cualquier empresa o negocio, no importa el tamaño ni el sector, que maneje datos y use sistemas de información está expuesto al ciberriesgo. A mayor uso, mayor dependencia y, por lo tanto, mayor riesgo”, en palabras de Raphael Bauer de Lima, director comercial de Empresas de Mapfre, durante su intervención en el Salón Internacional de la Seguridad (Sicur Cyber), celebrado recientemente en Madrid.

Una amenaza a tomar en serio

A su juicio, “actualmente existe gran escepticismo del pequeño empresario, que considera que los ciberataques están dirigidos solamente a las grandes empresas”, algo completamente falso, ya que pymes y autónomos “son ahora el principal objetivo de los ciberdelincuentes, especialmente debido a la digitalización, que hace que sea fácil atacar en masa. Son víctimas fáciles”, remacha.

Juan Dueñas, director territorial de ARAG, coincide con este diagnóstico. En su opinión, la ciberseguridad “no es un tema que haya despertado más interés del generado a nivel particular. Son las empresas de más dimensión, las que están más preocupadas y sensibles en invertir en tecnologías y defensa de estos riesgos. Por desgracia, el pequeño autónomo no es tan consciente que puede ser también objeto de un delito de este tipo”.

Según Bauer de Lima, pymes y autónomos “deben empezar a ser más conscientes de que hay una creciente exposición a los ciberataques y una necesidad de cumplir con un marco regulatorio cada vez más exigente en materia de protección de datos”. Según su percepción, este tipo de negocios “cuentan con una limitada experiencia en la gestión de estos riesgos, y por lo tanto necesitan ayuda especializada”.

Ciberriesgos más comunes

Es por ello que Fundación Mapfre ha editado una ‘Guía para proteger tu negocio frente a los ciberriesgos’, elaborada por con objeto de concienciar a pymes y autónomos de la existencia de los ciberriesgos, darles a conocer las medidas preventivas que pueden adoptar para protegerse de ellos e informarles de que existe un seguro específico que puede proteger sus negocios frente a dichos problemas. Según el informe, “los métodos de ataque más comunes que utilizan los ciberdelincuentes para manipular y acceder a la información y a los datos de las empresas (especialmente de los sectores bancario, retail y comercio minorista, que son los más proclives a sufrir un ataque), son los que permiten averiguar una contraseña, dejar un servicio inoperativo, conseguir datos bancarios de forma fraudulenta y tomar control de un equipo para obtener información”.

De acuerdo con la guía, los ciberriesgos más comunes son: robos de datos sensibles, virus para obtener un beneficio propio, como la modificación de movimientos contables o transferencias a entidades financieras, modificaciones del contenido web para dañar la reputación de la empresa, robos de identidad, pérdidas de información sensible, robos de propiedad intelectual o comercial, ataques de denegación de servicio que impidan el correcto funcionamiento de los sistemas que prestan un servicio a los clientes , secuestro de información o de sistemas informáticos para posteriormente solicitar un rescate a través de ransomware. Los riesgos que se producen con mayor frecuencia son: problemas de accesibilidad o disponibilidad a información, accesos no autorizados a información confidencial y modificación deliberada de la información,

Algunos de los métodos de ataque más usados por los ciberdelincuentes son: ataque de fuerza bruta para averiguar contraseñas, denegación de servicio para dejar un servicio inoperativo, phishing o estafas para conseguir de usuarios legítimos información confidencial (contraseñas, datos bancarios, etc.), ransomware para tomar control de un equipo y ‘secuestrar’  la información del usuario para pedir un rescate económico, suplantación de identidad.

 

MÁS NOTICIAS

Actualidad

Activa Mutua ingresó 372 millones de euros en 2018, un 4,3% más

La junta general de Activa Mutua ha aprobado en su reunión ordinaria las cuentas del …

Actualidad

Ibermutua obtuvo un resultado positivo de 65 millones de euros en 2018

La mutua colaboradora con la Seguridad Social, Ibermutua obtuvo un resultado positivo de 65 millones …

Actualidad

La telemedicina ayuda a prevenir y paliar los problemas de salud habituales en vacaciones, según Cigna

La telemedicina se ha convertido en un modelo de atención sanitaria emergente que cobra cada …