Casi el 30% de las intervenciones quirúrgicas de Cataluña se realiza en la sanidad privada

Editar noticia  Redacción

El sector privado lleva a cabo una importante actividad asistencial en esta comunidad con el 29,7% de las intervenciones quirúrgicas, el 24% de las altas y el 22,3% de las urgencias. Asimismo, cuenta con el 74% de los mamógrafos y el 61% de los equipos de resonancia magnética.

La aportación de la sanidad privada al sistema sanitario en Cataluña es fundamental para el mantenimiento de este y para garantizar la atención sanitaria y de calidad a los usuarios; a modo de ejemplo, esta Comunidad Autónoma cuenta con 146 hospitales (el 69% del total de la comunidad) y 19.169 camas (56% del total). Además, un 21% de ellos tiene establecidos conciertos con la sanidad pública. De ahí que la provisión coordinada a través de los servicios públicos y privados de salud constituya la mejor estrategia para lograr un sistema sanitario sostenible y solvente. Estos son algunos de los datos que se han puesto de manifiesto hoy durante la celebración de la Jornada Sanidad privada en Cataluña: Aportando Valor, que se ha celebrado en el Hospital Universitari Dexeus y que ha sido organizada por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) y la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES).

En la sesión han participado Josep Ignasi Hornos, presidente de ACES; Adolfo Fernández-Valmayor y Manuel Vilches, secretario general y director general de IDIS, respectivamente; Núria Solé, gerente del Hospital Universitario Dexeus; Iván Planas, director del Área de Recursos del Servei Català de la Salut -que ha clausurado el evento- y Lluís Monset, director general de ACES.

Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general de la Fundación IDIS, ha señalado durante la inauguración del evento que “las cifras que nos aporta el informe son una muestra más que significativa de la realidad de un entorno privado que ayuda a aliviar las listas de espera del sistema público y que contribuye la solvencia imprescindible dadas las crecientes necesidades financieras. Para ello, nada mejor que impulsar tanto las formas y modelos de colaboración ya establecidos como otras fórmulas novedosas que podamos encontrar”. En este sentido, ha aludido a los proyectos de integración que hay en marcha, como es el caso de la interoperabilidad, de la historia clínica digital compartida, de la receta privada electrónica, de la medicina no presencial interdisciplinar, de la generación de evidencia a través del análisis de los datos, aspectos todos ellos que marcan ya un antes y un después en la forma de practicar y gestionar la salud de los ciudadanos.

El presidente de ACES, Josep Ignasi Hornos, ha destacado en su intervención el valor añadido que aporta la sanidad privada y que se concreta en: mejores ratios de accesibilidad y disminución de listas de espera; mejor y más moderna tecnología, mayor satisfacción de los usuarios y familiares; más eficiencia y mejor gestión. Asimismo ha afirmado que “los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social cifran, para el 2016 en España, un gasto sanitario sobre el PIB del 6,4% en sanidad pública, del 2,6% en sanidad privada, un 9 % en total. En Catalunya, los datos oficiales del SISCAT, para el 2016, son del 5,3% para la sanidad pública, 2,3% en la sanidad privada y un 7,6% en total. Según estos porcentajes, en España, tenemos un 28,9% de gasto sanitario privado y en Catalunya un 30,3%”.

En el encuentro el Lluís Monset, director general de ACES, ha señalado que “es destacable que 2.525.545 personas cuentan con seguro privado en esta región -según los últimos datos de ICEA-, habiéndose registrado un incremento anual del 3,4% en el número de asegurados y del 5,7% en el volumen de primas en el periodo 2014-2018, representando asimismo el 23% del mercado nacional en volumen de primas”.

Cataluña es una comunidad que cuenta con la provisión sanitaria privada para garantizar la adecuada asistencia a la población. Por ese motivo, “es fundamental optar por la complementariedad de los recursos sanitarios públicos y privados para conseguir alcanzar los mejores resultados de salud en términos de eficiencia, accesibilidad, resolución asistencial, calidad y seguridad y experiencia de paciente entre otros y, por ende, para garantizar la sostenibilidad y solvencia del sistema”, asegura Manuel Vilches, director general de la Fundación IDIS.

El gasto sanitario total en Cataluña en 2016 fue de 15.001 millones de euros de los cuales el capítulo correspondiente  a la provisión pública alcanzó los 7.548 millones de euros (50,3% del gasto total en sanidad en Cataluña), la provisión privada en ese mismo año fue de 4.936 millones de euros lo que representa el 32,9% del gasto total en sanidad en dicha Comunidad, porcentaje superior a la media nacional que se sitúa en un 28,8%; Cataluña destinó 2.517 millones de euros a la partida de conciertos, lo que supone el 24,9% de su gasto en sanidad.

En este capítulo de concertación (partida presupuestaria de asistencia sanitaria con medios ajenos)  según el Informe Sanidad Privada en Cataluña. Aportando Valor, Análisis de la situación 2019, desarrollado por la Fundación IDIS, se observa que la atención hospitalaria de agudos es el servicio que mayor porcentaje del presupuesto representa (52,9%), seguido del servicio de medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria (13,8%) y de la atención a la salud mental (8,9%). En este aspecto, el director general de IDIS explica que “es reseñable que el gasto sanitario per cápita total en dicho ejercicio haya sido de 2.005 euros, sumatorio del gasto público, 1.338 euros (por debajo de la media nacional), y el gasto privado, 667euros (superior a la media nacional teniendo en cuenta que la comunidad de Madrid, País Vasco y Cataluña son las comunidades autónomas con mayor gasto en este capítulo). Dada la creciente e imparable presión asistencial y financiera sobre el sistema estas cifras determinan la importancia del establecer sinergias y estrategias conjuntas entre los dos sistemas de provisión y aseguramiento utilizando todos los recursos disponibles que ofrece el sistema independiente de su titularidad, todo ello en beneficio del paciente, del profesional sanitario en su tarea asistencial y del propio sistema para su supervivencia y futuro”.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que el sector privado de la sanidad lleva a cabo una importante actividad asistencial en esta comunidad con el 29,7% de las intervenciones quirúrgicas, el 24% de las altas y el 22,3% de las urgencias. Asimismo, cuenta con el 74% de los mamógrafos y el 61% de los equipos de resonancia magnética.

Tal y como señala Manuel Vilches, “datos como los recopilados en Cataluña demuestran cómo la sanidad privada sigue siendo un aliado perfecto para el sector público, ya que no solo ayuda a liberar recursos a la sanidad pública y mejorar la accesibilidad de la población a la asistencia, sino que también pone a disposición de los pacientes y los profesionales sanitarios las innovaciones más vanguardistas y disruptivas en cada momento”.

MÁS NOTICIAS

Actualidad

La Mutua Umas patrocinador oficial del Centenario de la Consagración de España al Sagrado Corazón

La Diócesis de Getafe y la mutua de seguros UMAS, aseguradora de referencia de las …

Actualidad

Markel acerca la Responsabilidad de Administradores y Compliance Penal a mediadores de Madrid

La compañía especializada en seguros de Responsablidad Civil General, Profesional, de Administradores y Altos Cargos, …

Actualidad

Luis de Guindos asegura que la normativa que impulsa los planes de pensiones europeos no cumplirá su objetivo

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha asegurado que la normativa …